LaRouche habla sobre el derrumbe del dólar: Crear un Nuevo Bretton Woods y poner fin a la sociedad posindustrial | LaRouche Political Action Committee

LaRouche habla sobre el derrumbe del dólar: Crear un Nuevo Bretton Woods y poner fin a la sociedad posindustrial



LaRouche On Dollar Collapse: Create a New Bretton Woods, End Post-Industrial Society

Lyndon LaRouche hizo el comentario siguiente en una reunión en Washington, D.C., el 31 de octubre último.

Como deben saber —y si no, déjenme aclararlo— el sistema monetario internacional presente está efectivamene acabado. La fecha en que ocurra el derrumbe, de manera oficial, no se ha determinado aún. Estas cosas no pueden predecirse con precisión, debido a que hay muchísimos factores. Pero la situación de la moneda estadounidense es absolutamente irremediable. No existe la posibilidad de una recuperación; no existe la posibilidad de que cese la crisis monetaria actual.

De continuar sin correctivo, dirían entonces que el efecto de reacción en cadena sería probablemente el de un derrumbe general del sistema monetario-financiero internacional. Sin embargo, hay cosas que se podrían hacer para detener el proceso. Soy el autor de una de las propuestas legislativas en los Estados Unidos que va a detener el proceso. Lo que se requiere es en realidad instituir un nuevo sistema monetario internacional, provisional, que reemplace al actual sistema monetario mundial, para detener el proceso de embargos de viviendas, para fijar y congelar los valores relativos de las monedas a nivel internacional, hasta que las naciones pueden llegar a un acuerdo para restablecer un nuevo sistema de eme emergencia de tipos de cambios fijo. Es la única forma posible en la que se podría impedir un derrumbe general en reacción en cadena de todo el sistema económico y financiero-monetario internacional.

Por tanto, la interrogante que tenemos, además de la importancia de entender que no hay posibilidad alguna de que este sistema actual del dólar estadounidense no se desplome y no arrastre al mundo consigo, la única alternativa es introducir un nuevo acuerdo monetario que pueda detener el derrumbe. Lo que eso implicaría es lo siguiente: Por ejemplo, yo he propuesto la legislación que ya se debate en el Congreso y en los estados, que consiste en establecer lo que llamamos un "muro cortaguego": En promulgar una ley federal que detenga los trámites de todos los embargos sobre hipotecas y ponga el sistema bajo la protección de bancarrota, para detener estos procesos de embargos que en todo caso van a empeorar; y segundo, brindar la protección federal a ciertas categorías de bancos autorizados a nivel nacional y estatal.

"Tenemos que congelar el sistema"

Tenemos que congelar el sistema. No hay modo en que se pueda reorganizar el sistema en su forma actual. Se le debe congelar. Y el primer paso es detener toda accción de embargos sobre las hipotecas. Si se embarga una hipoteca, se detiene el trámite. Si un banco peligra, se le preotege. Y luego, habrán que aprobarse leyes especiales para regular lo que habrá de pagarse o no en ese momento.

Segundo, lo que se requiere además de esto, es un cambio para retornar a la orientación de un sistema de tipos de cambio fijo, como el que tuvimos bajo Roosevelt, y posteriormente, hasta principios de los 1970. Sólo un sistema de tipos de cambios fijo puede detener la hemorragia y crear las circunstancias en las que se pueda restablecer el control.

Ahora bien, para hacer esto, para conseguirlo, se requiere la cooperación de un número de potencias importantes. Los Estados Unidos deben ponerse de acuerdo con Rusia y con China e India, entre otras, para poner realmente en práctica dicha medida a nivel internacional. Si se hace eso, entonces podemos crear la oportunidad para negociar un nuevo sistema monetario internacional que tenderá hacia un sistema monetario de tipos de cambio fijo como el que estableciera Franklin Roosevelt en 1944-45. Eso es lo que debemos hacer.

También tenemos que hacer otros cambios. Ya no podemos seguir con un sistema comercial de tipos de cambio flotantes. Debemos regresar a la idea de priorizar el valor físico y valores semejantes. Por ejemplo, lo que se creó, en particular desde 1970-71, se creó este sistema de tipos de cambio flotante, el sistema posterior al de Bretton Woods, que tuvo el propósito de trasladar la producción de bienes de los países de Europa y los Estados Unidos a los países más pobres donde la fuerza laboral era más barata. De este modo hemos explotado los mercados de mano de obra barata del mundo para garantizar la producción y hemos sacado la producción de los Estados Unidos y Europa Occidental; y, por supuesto, la ex Unión Soviética también fue saqueada del mismo modo.

Entonces, por ende, tenemos que reconocer que al depender de una economía de mano de obra barata, en realidad, de hecho, hemos reducido el nivel total de la producción y de la productividad per cápita a nivel mundial. Tenemos que cambiar eso. Hay dos maneras: primero que nada, tiene que haber una expansión general de la inversión a largo plazo, en la inversión física, comenzando con cosas como el transporte y la energía. Contamos con un proyecto, un proyecto ruso (pero no sólamente ruso) que consiste en la realización de un túnel ferrocarrilero por el Estrecho de Bering. Pero no se trata simplemente de un túnel y la obra ya se inició en Rusia en sus etapas preliminares. Eso significaría en lo esencial que se toma la totalidad del Noreste Asiático, que es un área de grandes depósitos de materias primas, depósitos esenciales, y se abre para el desarrollo, que será la extensión de la ruta del Ferrocarril Transiberiano hacia la zona del Estrecho de Bering.

Esto es esencial, ya que en el mundo de hoy, si vamos a satisfacer las demandas de las poblaciones para mejorar los niveles de vida, debemos incrementar la producción de materiales para que haya mejores niveles de vida, como la energía, como la gestión del agua, de obras enteras. Y para lograr eso tenemos que aprovechar y organizar en una escala más inteligente, el suministro de materias primas. Ahora bien, eso significa cooperación entre las naciones.

Tenemos varias grandes placas que son decisivas: está la placa eurasiática, que se concentra primordialmente en lo que fue la ex Unión Soviética, la región individual más grande de los principales recursos para la humanidad, en especial con respecto a la misma Asia, donde hay una población muy pobre. Y para incrementar el nivel de vida físico en estas regiones, se requiere de una gran expansión en la producción y reciclaje de materias primas esenciales, así como del transporte.

Una segunda región se localiza en Africa: Africa tiene que ser protegida. Es una de las principales fuentes de materias primas en el mundo. El desarrollo de Africa es necesario por esa razón.

En Sudamérica tenemos también recursos de materias primas muy grandes y subdesarrollados, que requerirá de transporte y energía a gran escala y redes similares de ese tipo para desarrollar estos recursos.

Inversiones de gran escala y largo plazo

Al mismo tiempo tenemos que entender que estas mejoras son a largo plazo: nos referimos a las inversiones de capital en materias primas e infraestructura, que toman entre 25 y 50 años o más. Los ferrocarriles son muy extensos; los sistemas hidráulicos a gran escala son inversiones prolongadas. Por tanto, tiene que haber acuerdos de largo plazo que proporcionen el capital para crear estas mejoras. A la vez, debemos restablecer la responsabilidad de Europa y Estados Unidos para convertirse, de nuevo, en fuentes de producción de bienes de capital de alta calidad para el desarrollo de otros países. Hay desarrollo de bienes de capital en China y otros países, pero no es suficiente. Se debe contar con un nivel de desarrollo más alto de bienes de capital, a nivel mundial, para satisfacer los requerimientos de la población mundial.

De modo que estamos hablando, en esencia, de tratados y acuerdos a 50 años entre las naciones del mundo, para crear un nuevo sistema monetario y como parte de esto, realizar acuerdos sobre líneas de desarrollo: por ejemplo, grandes obras de transporte. Hemos llegado a un momento donde estamos desarrollando sistemas de ferrocarril mejorados como objetivo. La mayor parte de las naciones están de acuerdo en esto. Tambien se entiende que gran parte de esto debieran ser sistemas de levitación magnáetica en vez de los sistemas de vías. Necesitamos conectar las partes del mundo que tienen materias primas, y las requieren, mediante sistemas terrestres y de gran escala. El transporte aéreo no es eficiente. Su costo por peso es demasiado alto. El agua no es suficienteñ el transporte por agua, ya que para los bienes de mucho valor su entrega es demasiado lenta y demasiado limitada. Por tanto, la expansión de los sistemas de transporte terrestres, como las ferrovías y los sistemas de levitación magnética, es necesaria para satisfacer éstas necesidades. Se trata de inversiones de largo plazo.

Se requiere energía nuclear absolutamente: No hay substituto para la energía nuclear. Existen complementos de la energía nuclear, pero no substitutos. Porque aquí el problema no es simplemente de cantidad en términos de kilowatts. El problema aquí es el equivalente en temperatura, lo que llamamos densidad de flujo energética de las fuentes energéticas. Porque vamos a tener que dejar de trasladar petróleo, internacionalmente, como fuente de energía.

No podemos hacer mal uso de los recursos acuíferos como fuente de energía. Tenemos escasez de agua potable. Por tanto, necesitamos de la energía nuclear, energía nuclear de alta densidad, como la del reactor de alta temperatura enfriado con gas, con lo cual hacer agua, es decir, agua potable del agua salada, porque tenemos una escasez de fuentes de agua potable. En especial India, por ejemplo: la parte sur de India esta desamparada, por la carencia de recursos de agua potable. Y la única solución ahí son los reactores de alta temperatura enfriados por gas, o reactores nucleares similares, que puedan desalar el agua de mar.

Al mismo tiempo, en vez de depender todo el mundo, en términos de fletar petróleo a todas partes del mundo, vamos a poder producir combustible del agua, con reactores de alta temperatura enfriados por gas y otros tipos de procesos nucleares. Podemos obtener combustibles sintéticos del agua, con reactores de alta temperatura enfriados por gas. En lo económico, no se puede hacer de ninguna otra manera.

Por tanto, en esencia vamos a tener un ciclo de gestión de aguas, complementado con el uso del petróleo, que sae va a convertir cada vez más significativo como fuente de materias primas para la producción, y cada vez menos para el transporte de gran escala. Y vamos a utilizar el gas cuando se presente la oportunidad.

El Gobierno de los EU, "clínicamente demente"

Entonces, nos encontramos ahora en un momento en que, lo debo decir, mi gobierno, el Gobierno de los Estados Unidos, está clínicamente demente. Esa es la única manera justa de describirlo. Yo creo que todos saben que el Vicepresidente de los Estados Unidos, con cierto sector del ejército y la Fuerza Aérea, planea iniciar muy pronto un ataque contra Irán, que se supone será un "ataque demoledor", intenso, con superexplosivos. Esto es una locura. Todo el que sabe de esto en el mundo está asustado por las implicaciones de ello, porque el efecto de semejante ataque sería el caos, y la proliferación del caos. Eso se tiene que detener.

Tenemos un Presidente que francamente está loco. Y ésa es nuestra situación aquí; así que es una situación desesperada. El sector financiero en los Estados Unidos está clínicamento demente: ¡están desesperados! Van a ver derrumbarse a los grandes poderes financieros, dentro de los Estados Unidos, uno tras otro. Qué tan rápido, no se sabe, pero será a alta velocidad; si va a ser dos o tres veces de rápido como ahora, probablemente será en ese orden de magnitud. Y para finales de año, y el comienzo del siguiente, verán un sistema financiero estadounidense destrozado, y como consecuencia de eso, un sistema financiero europeo destrozado, con efectos terribles para los países asiáticos.

Así que ésa es nuestra situación, que es necesario se entienda. Como he indicado, hay tópicos que tienen que discutirse entre las naciones, entre todas las naciones, que no se han discutido de manera adecuada. Este sistema mundial actual, éste sistema monetario-financiero actual no puede sobrevivir, !bajo ninguna circunstancia! Se requiere un nuevo sistema, con acuerdos políticos, acuerdos y tratrados entre las naciones descollantes, en especial como Rusia, China e India, y los Estados Unidos. Con ese tipo de acuerdos programáticos, podemos tomar medidas con las cuales impedir el caos global y puede darnos un espacio de negociación para poner en su sitio las instituciones nuevas requeirdas para encontrar una salida a este problema.

Necesitamos, también, de nuevo, una visión sobre cómo vamos a abordar eso. Tenemos que eliminar esta sociedad posindustrial. Hay que eliminar toda la ideología de la sociedad posindustrial, de lo contrario, la humanidad no tiene salida. No se puede tolar lo que representa Al Gore, a menos que se quiera destruir a la humanidad. Eso no es tolerable.

Tenemos que retornar al enfoque de alta tecnología y orientación científica en la economía. Y esto significa, primero que nada, el énfasis, como dije, en ls inversiones de infraestructura de gran escala, y crear grandes cantidades de crédito no sólo para financiar las mejoras de la infraestructura a largo plazo, sino también financiar la industris productiva, de la industria privada, que se va a estimular con la producción y el desarrollo de la infraestructura económica básica principal.

Éstas son las alternativas.

Lo que se necesita, para llevar a cabo esto, es más discusión en las naciones y entre las naciones, sobre los temas de los que acabo de hablar. Sin discusión, obviamente, no llegaremos a ningún acuerdo. Estas son cosas sobre las que tenemos que ponernos de acuerdo, que no se han discutido, que no están sobre el tapete ahora, como puntos de negociación y, por tanto, la gente asume que las cosas van en otra dirección.

Pero el asunto a entender es ese: no se trata simplemente de una crisis de los Estados Unidos, ni es nada más una crisis estadounidense principalmente. Se trata de una crisis del dólar, que es una crisis del sistema financiero mundial, debido a que el dólar todavía es el denominador del sistema financiero mundial y del sistema económico. Pero sucede un desplome del dólar se da —y ya andamos en 30% por abajo en el período reciente, en el valor del dólar— si eso continúa y se da una desintegración del sistema financiero de los Estados Unidos sin remedio, entonces verán que Euruopa se irá abajo por completo, los británicos se irán abajo por completo (aun cuando ahora son en parte un factor causante del problema, se van a derrumbar por completo). Y el resto del mundo se irá abajo, porque el derrumbe de Europa y los Estados Unidos significará un derrumbe de la economía mundial en su conjunto.

Este es un mundo de alta tecnología. Tenemos una población de más de 6,500 millones de personas. No podemos sostener una población de 6,500 millones, y sus aspiraciones, sin una económia de alta tecnología, y global.

Ésa es nuestra situación.