Transcripción: Conferencia de prensa de Lyndon LaRouche sobre la unificación china. | LaRouche Political Action Committee

Transcripción: Conferencia de prensa de Lyndon LaRouche sobre la unificación china.



Transcript: Lyndon LaRouche Press Conference on Chinese Unification, Los Angeles

Los Ángeles, 24 de noviembre del 2007 (LPAC) — Lyndon LaRouche dio la siguiente conferencia de prensa en los Ángeles el 23 de noviembre previo a los trabajos del 24 de noviembre del "Foro sobre la Relación EU-China y la Reunificación Pacífica de China", auspiciado por el Instuto de Estudios Sino-Estratégicos. Asistieron 12 medios y hasta el 24 de noviembre al menos cinco habían publicado sobre la conferencia de prensa.

El Sr. LaRouche habló después de una presentación realizada en chino y sus palabras y respuestas en la breve discusión abierta se tradujeron al chino consecutivamente.

MODERADOR: Tengo el gran placer de presentar al Sr. Lyndon LaRouche! (Aplausos)

LYNDON LAROUCHE: Gracias. Obviamente voy a hablar en inglés (risas). Pero, en breve, como habrán notado, el dólar tuvo otra zambullida hoy en el valor internacional, y este proceseso continuará. Este derrumbe del dólar no es bueno para China, no es bueno para los Estados Unidos. China necesita invertir en el mejoramiento de capital, durante muchas generaciones por venir, para lograr para la población china, para una época por venir, el mejoramiento necesario en el nivel y condiciones de vida. Mucho de esto dependerá de las inversiones de China en dólares estadounidenses, sea para comprar bienes estadounidenses, lo que es bueno para la economía estadounidense, o combrar bienes de otros países, usando dólares estadounidenses para adquirir esos bienes. Esto significa inversión de infraestructura que beneficiaría a la población china en su conjunto. También es en nuestro interés nacional defender nuestro dólar.

Así, esto crea una gran relación del interés común entre China y los Estados Unidos. Y es sumamente importante, que nosotros demos marcha atrás a cierta antipatía bastante ridícula hacia China de un número de nuestros miembros en el Congreso aquí en los Estados Unidos y otras partes. Y aquéllos de nosotros que son influyentes, en un grado u otro en nuestros respectivos países, debiéramos trabajar para que se dé ese acuerdo.

Yo debo decir también que la crisis del dólar estadounidense se puede resolver. Va a requerir de cambios importantes, radicales y a fondo de la actual política de los Estados Unidos, pero estas medidas son posibles: son viables y van a funcionar.

Y esto nos lleva a otro gran principio del arte de gobernar: en tiempos estadounidenses, y europeo, de 1492 a 1648, toda Europa fue destrozada por guerras religiosas. Una gran figura, el cardenal Mazarin de Francia, [pudo] dar vida a un acuerdo entre la gente que se había estado matando entre sí, que se denominó la "Paz de Westfalia". Existió un gran principio sobre el cual dependío este tratado: cada parte debía trabajar para el beneficio de la otra. Con el mismo esfuerzo, nosotros buscaríamos la unificación completa de China. Nosotros en los Estados Unidos y China, que entendemos este problema, debemos seguir los pasos del Tratado de Westfalia. Esto traerá la paz al otro lado del Oceano Pacífico y el beneficio para ambos, todos, paralas generaciones por venir. Y aquéllos de nosotros que estamos más conscientes de estos asuntos debemos tomar el liderato en iniciar esa propuesta hacia la paz y el progreso de nuestros pueblos.

Grascias. Aplausos

DIÁLOGO

HOMBRE: [palabras en chino]

PREGUNTA: [en inglés] Yo tengo una pregunta para el profesor LaRouche. Usted menciona en su gran comentario antes, que cada parte debiera tratar de mejorar el bienestar del otro, y así es cómo en esencia se podrá lograr la paz y la prosperidad para ambas partes.

LAROUCHE: Mm-hmm.

PREGUNTA:

PREGUNTA: Sin embargo, como sabemos, la relación del Estrecho depende mucho de la política estadounidenses. Después del Décimo Séptimo Congreso del Partido Chino, el presidente Hu señaló que el acuerdo de paz aprobado, y también el presidente delKMT Ma Ying-jeou planteó esta idea, un llamado modus vivendi, que ambos tienen muchos resentimientos. Mmi pregunta a usted es: ¿Qué pueden hacer los EU para facilitar, dado que ambas partes se tocan, mostrando buena fe, después de tratar de mejorar la actual relación segura en ambos lados? O, incluso, el candidato del DDP que también prometió abrir el comercio, o la comunicación y los vuelos directos. Entonces, mi pregunta: ¿Qué pueden hacer los Estados Unidos para facilitar estos ambos lados? Sabemos que ambos lados necesitan hacer más, pero mi pregunta es lo que Estados Unidos puede para facilitar ambos lados, m;aas para llegar a un acuerdo para los acuerdos de paz. Gracias.

MODERADOR: ¿Se identifica por favor?

PREGUNTA: Mi nombre es [Julian Lee] de San Francisco. Pertenezco al Foco de Unificación de China, en el norte de California.

HOMBRE: Un momento, necesito traducir.

LAROUCHE: Muy bien, okay.

La diplomacia es una empresa muy complicada. Y procede desde adentro del país y desde adentro de los sabios viejos de cada país. [Risas] El Presidente de los Estados Unidos hoy no es una viejo sabio. [risas] Por tanto, en un caso como éste, uno debe usar, como yo, uno debe usar la ocurrencia de la crisis, no como un problema, sino como una oportunidad.

Un fracaso de un gobierno —y el derrumbe del dólar estadounidense en valor es un fracaso del Gobierno estadounidense; el Partido Demócrata en el Congreso tiene un 10% de popularidad entre la población estadounidense— es una crisis. Debemos utilizar los fracasos del gobierno para inducirlo a cambiar sus formas cuando erra de nuestro interés nacional. Es el interés nacional de los Estados Unidos como nación, tener cooperación con China, y no sobre una base negativa, sino sobre una base afirmativa.

Aquellos de nosotros que somos seres humanos, que somos seres humanos ante todo, piensen de otros seres humanos y sus necesidades. Y yo puedo pensar de las necesidades del pueblo de China. Tengo algún conocimiento de los problemas de la población de China, de su bienestar. Por la naturaleza de nuestros descendientes, yo deseo que la población de China sea gente feliz; deseo que la población de los Estados Unidos sea gente feliz. Por tanto, aquellas cosas que afectan nuestra relación deben corregirse. Algunas veces es alguien como yo, o gente como yo que se mueve en nuestro propio país, para tratar de cambiar las políticas equivocadas de nuestro país para conseguir corregirlas. Es así como se hace.

No se trata de un proceso simple. Es un proceso complicado. Es un proceso peligroso. Algunas se arriesga la vida, cuando se hace lo que yo hago. Pero uno lo hace, porque lo hace: es realizar lo correcto.

Y dices, ¡bien! Es cierto. Nosotros debemos hacer algo al respecto. Todos nosotros debiéramos hacer algo al respecto.

PREGUNTA: ¡Okay! Bien, okay. [risas]

PREGUNTA: Me gustaría hacer un comentario básico a su respuesta al Sr. Lee. De hecho, creo que lo más obvio que pueden hacer los Estados Unidos es reexaminar, o abolir, la Ley de Relaciones con Taiwán. Porque ésa es la aparente ley interna que interfiere con otros asuntos internos del país. Y con la Ley de Relaciones con Taiwán, los Estados Unidos están vendiendo armas contra su promesa en el comunicado del 17 de agosto, en el que prometió reducir la venta de armas a Taiwán.

Por último, porque recuerdo que hubo esta conferencia en D.C., y Bonnie Glaser del Instituto Brooking, donde ella dijo que lo que Estados Unidos estaba tratando de hacer manteniendo el estatus quo era tratar de llevar la paz al otro lado del estrecho. Yo estoy totalmente en contra de ese argumento. Porque, al vender armas a Taiwán y tratar de equilibrar la fortaleza militar en el cruce del estrecho se crea un equilibrio de poder. Y equilibrar el poder no es paz. Intensifica la tensión. Así que yo pienso en verdad que si hubiera alguna forma en que nuestros amigos estadounidenses, o los políticos estadounidenses, puedan reexaminar la Ley de Relaciones con Taiwán.

HOMBRE: Okay. Déjenme traducir, porque es mucho... [después de traducir se dirige a LaRouche] Okay; ahora ¡hable! [risas]

LAROUCHE: Muy bien. Trataré de ser lo más breve posible. Es una pregunta importante y debe responderse. No la responderé en su totalidad aquí, porque se trata de una larga historia.

MODERADOR: Mañana tendremos la oportunidad de hacerlo.

LAROUCHE: Bien, pero el asunto aquí es, todos nosotros lo sabemos, creo, aquí, que los Estados Unidos están al borde de un nuevo ataque, esta vez contra Irán. Esto es parte de una política que fue cocinada por mucho entre el Vicepresidente de los Estados Unidos, el Sr. Dick Cheney, y Tony Blair, ex Primer Ministro de Inglaterra. Ellos jugaron con la gente dentro de Taiwán, y dentro de la ciudad de Tokio, Japón, para poner en acción esta política.

Yo entiendo la política: es extremadamente peligrosa. Es una amenaza muy seria. Y uno de los que, en un sentido lo toleró, era un buen amigo mío, en un sentido —Chuck Schumer, el senador del estado de Nueva York— que es una buena persona, pero es una persona política, y está en una posición y, por tanto, ha apoyado algunas cosas, que desde la perspectiva de su moralidad, él no debió haber promovido.

El punto es que es una pregunta legítima. El que la hagas es útil porque tenemos que plantear la pregunta: Ésta es una amenaza. Logramos se un milagro en el caso de Corea, con el acuerdo de las Seis Potencias, sobre la reunificación coreana. No se trata de una reunificación completa, pero es un paso adelante. Habre el camino para cosas buenas en Asia, entre Rusia, Japón —una facción en Japón— y las facciones en Corea y en China. Este es un acontecimiento muy importante, y una contribución al desarrollo de Asia.

Nosotros debemos trabajar por esta clase de fines, y algunos de nosotros tenemos que jugárnosla, en peligro, para tratra de realizar algunos cambios en las clases de muestras de horror que acabas de identificar. Es perverso. Debiera denunciarse como perverso. Su intención es obvia. No tiene nada de honestidad. Sí, hay gente en Taiwán, dentro de cierta facción, que se les jala a esto. Pero esto es perverso, un peligro a la paz. Un peligro para todos nosotros, y tenemos que detenerlo.

Yo creo que la única forma de pararlo es induciendo un cambio en la manera en que funciona el Gobierno de los Estados Unidos, lo que quiere decir, deshacerse de este gobierno y hacer que el Partido Demócrata sea otra vez un Partido Demócrata.

——————————-