¡Llegó el juicio final! Tres pasos para sobrevivir | LaRouche Political Action Committee

¡Llegó el juicio final! Tres pasos para sobrevivir



DOOM HAS STRUCK!: Three Steps to Survival

Volante bilingüe en inglés y español (PDF)

¡Llegó el juicio final! Tres pasos para sobrevivir

por Lyndon H. LaRouche

17 de marzo de 2008.

—————————————————————————-

Como afirmó con la mayor claridad la voz del mercado financiero alemán, el diario Frankfurter Allgemeine Zeitung (FAZ), la bancarrota de Bear Stearns marca el momento en que el presente sistema monetario-financiero mundial entra a la fase terminal de desplome hiperinflacionario de esta crisis de desintegración que empezó a fines de julio pasado. Ahora bien, existen tres medidas fundamentales que hay que tomar más o menos de inmediato, antes de que la situación en Estados Unidos de América y en Europa Occidental se torne desesperada; son las tres clases de medidas que ya he planteado antes, y quienes sigan resistiéndose a su adopción, caerán ahora rápidamente en la categoría de incompetencia conocida como "caso clínico".

—————————————————————————-

1. Hay que adoptar y poner en acción de inmediato mi ley de Protección a los Bancos y Propietarios de Vivienda de 2007; si no, la situación de EU pronto se volverá desesperada.

2. Debemos establecer un sistema crediticio de dos niveles en el que, a) se proporcione crédito del Gobierno estadounidense para programas de recuperación físico-económica a 1 o 2% de interés; y, b) circulen más o menos con libertad otras emisiones para la inyección de crédito.

3. El Gobierno de EUA tiene que acudir ahora, de inmnediato, a los Gobiernos de Rusia, China, India y otros países para el establecimiento expedito de un sistema internacional de tipos de cambio fijos, de emergencia, que acabe con el ahora irremediablemente quebrado sistema de paridades flotantes.

Con este último acuerdo que se propone, los tratados de largo plazo deben enfocarse en la construcción intergubernamental de infraestructura económica básica esencial de la variedad que hace un uso intensivo de capital, como en: a) la generación eléctrica (con acento en la nuclear); b) la creación de fuentes de agua dulce (en gran medida con reactores nucleares de alta temperatura); c) la dependencia creciente de los combustibles sintéticos, tales como los generados con reactores de alta temperatura, en vez de los productos petroquímicos; d) el remplazo de la actual dependencia excesiva del transporte carretero con los sistemas de alta densidad de la integración de redes ferroviarias magnetolevitadas (maglev) a escala mundial; e) la eliminación del acento en los conglomerados gigantescos y las prácticas monopólicas, a favor de empresas productivas más pequeñas con pocos accionistas, esparcidas como elementos esenciales de la economía de regiones de tamaño moderado con una industria y agricultura empresariales privadas; f) el acento fuerte y cada vez mayor en el desarrollo de modalidades de progreso tecnológico en las manufacturas y otras aplicaciones, con una alta densidad de flujo energético.

Observación:

El presente sistema monetario-financiero transatlántico está ahora en la quiebra sin remedio; ¡las medidas descabelladas que tienen que ver con la intervención del Tesoro y el sistema de la Reserva Federal de EU representan un arranque de imprudencia increíble! Es claro que aquellos funcionarios públicos o privados que están en desacuerdo con esta evaluación o que siguen oponiéndose a la ley de Protección a los Bancos y Propietarios de Vivienda como la he definido, necesitan ahora atención psiquiátrica profesional.

Como la producción moderna eficiente y la infraestructura que la apoya exigen imprimile un acento a las formas de inversión con un uso intensivo de capital físico, por el orden de los 25 a 50 años de vida útil estimada en el transcurso del desgaste físico y tecnológico, la manera necesaria de proceder serán los acuerdos de largo plazo entre naciones que son socias comerciales por esos órdenes de magnitud, a tasas de interés de alrededor de 1 a 2% anual para los gobiernos y entre ellos, si es que han de alcanzarse los objetivos humanos adecuados para los pueblos, como en Asia y África.

Para facilitar esto, hay que ponerle alto a la farsa seudocientífica neomaltusiana del llamado calentamiento global; de otro modo, será inevitable que el planeta entero se hunda en una nueva Era de Tinieblas genocida, una peor que la que vivió Europa a mediados del siglo 14.

En esta coyuntura, no se conoce otra alternativa cuerda.

El éxito de las reformas del intervalo de 1932-1944 que emprendió el presidente Franklin Delano Roosevelt, es el modelo de la toma de decisiones que brinda un precedente probado de las políticas que deben adoptarse ahora entre naciones cuerdas.

Advertencia:

Cabe señalar que la propuesta actual de privatizar los sistemas de infraestructura económica básica, y el modelo de torre de Babel que el Imperio Británico ha redactado, como en el tratado de Lisboa, para que una forma propuesta de imperio neofeudal la adopte, no sólo remedan la bíblica torre de Babel, sino que, como lo propusieron el alcalde de la Ciudad de Nueva York Michael Bloomberg y compañía, representan una restauración de la monstruosidad de la liga de ciudades que se asocia con la Nueva Era de Tinieblas, en la que la Liga Lombarda hundió a Europa y entre cuyas consecuencias se cuentan, según se calcula, la destrucción del 50% de las parroquias, una caída demográfica de un tercio, y la corrupción de aquellas vociferantes hordas depredadoras de criaturas desquiciadas de las que eran típicos los flagelantes de entonces.