Soros y los británicos planean entregarle Brasil a Narcotráfico, S.A. | LaRouche Political Action Committee

Soros y los británicos planean entregarle Brasil a Narcotráfico, S.A.



30 de noviembre del 2008 (LPAC).— Un patrón alarmante de actividades recientes del megaespeculador George Soros y sus controladores financieros británicos muestran que Brasil es un objetivo prioritario para una toma por parte de Dope, Inc., los intereses bancarios internacionales que rigen el comercioi global de la droga y el narcoterrorismo asociado. En el curso del 2008 destacan tres acontecimientos.

Primero: Soros —tan reconocido por su frenética promoción de la legalización de las drogas como por su irredenta defensa de sus actividades juveniles como asistente de las Waffen SS en la detención de compañeros judíos en la Hungría ocupada por los nazis en la Segunda Guerra Mundial— financió en mayo de este año la formación de una Comisión Latinoamericana sobre Drogas y Democracia para abogar por la legalización de las drogas en Latinoamérica y en Estados Unidos. Los tres copresidentes del grupo de Soros son los ex presidentes de México, Colombia y Brasil, Ernesto Zedillo, César Gaviria y Fernando Henrique Cardoso, respectivamente. Cardoso es muy odiado por patriotas brasileños por haber destruido la prometedora economía de Brasil con la política de privatización británica, libre comercio y globalización durante sus dos períodos en la Presidencia (1995-2003).

La relación de Cardoso con Soros no es nada nueva: el jefe del Banco Central de Brasil de 1992 al 2002, bajo Cardoso, fue Arminio Fraga, quien fuera un alto ejecutivo del Fondo Quantum de Soros al momento de ser designado jefe del Banco Central. Es ampliamente aceptado que George Soros prácticamente dirigió el Banco Central brasileño bajo Cardoso. También fue George Soros quien, a finales de 1998, pidió que se pusiera un "muro de dinero" que rescatara los inminentes estallidos de Brasil, Rusia y otros países; una probadita del tipo de locura hiperinflacionario que domina hoy la política británica y estadounidense.

La perspectiva criminal del trío de sicarios presidenciales de Soros se dejó traslucir en un intercambio público entre el copresidente de la comisión Ernesto Zedillo y Gretchen Small de EIR, en una reunión en el Instituto Brooking en Washington, D.C., el 26 de noviembre del 2008. Presionado por Small sobre su trabajo en la legalización de las drogas con Soros, quien con descaro defendiera sus actividades en pro de los nazis en una entrevista con el programa "60 Minutos" de la CBS en diciembre de 1998, el ex presidente mexicano respondió visiblemente enojado: "Tú presentas aspectos de la biografía del señor Soros que yo diría me son totalmente irrelevantes para discutir este problema" de la legalización de las drogas. Luego, Zedillo se quejó de que "si ése es el nivel de discusión que vamos a tener, entonces no llegaremos a ningún lado" con el proyecto de Soros.

Segundo: El 29 de agosto de 2008, los círculos bancarios que manejan los británicos le dieron un zarpazo al sistema bancario de Brasil con la ejecución de un acuerdo del 2007, por medio del cual el Banco Santander de España consolidó su posición en el mercado brasileño al tomar el control del Banco Real, propiedad del banco holandés ABN Amro en ese momento. Los activos bancarios combinados de Santander llegan ahora a más de $170 mil millones de dólares, un 12% del total nacional, que lo convierte en la cuarta institución financiera del país. El socio de Santander en la adquisición de ABN Amro fue el Royal Bank de Escocia, banqueros de la misma monarquía británica y verdadero controlador estratégico de Santander.

Tercero: Soros se las ha ingeneado también para alinear a uno de sus propagandistas estadounidenses como orador principal en la conferencia internacional del 7 al 11 de diciembre del 2008 en Paraná, Brasil, auspiciada por el gobernador de dicho estado, para discutir alternativas a la actual crisis financiera global. Si bien muchos de los participantes anunciados de Brasil y otras naciones sudamericanas son economistas y personajes políticos nacionalistas serios, el invitado especial de los Estados Unidos es el economista Thomas Palley, que en el 2002 y el 2003 encabezó el Proyecto Reforma de la Globalización en el Instituto de la Sociedad Abierta de Soros. Palley no fue ningún transeunte de poca monta en la organización de Soros: él ha escrito extensamente en defensa de las actividades "filantrópicas" de Soros y de manera específica en defensa de las recetas políticas de Soros para Brasil específicamente.

Por ejemplo, Palley escribió en noviembre del 2002 un ensayo titulado "Soros en los Mercados Internacionales de Capital y las Economías en Desarrollo", en el que clasifica los argumentos teóricos en apoyo a la propuesta de Soros, en el sentido de que Brasil podría reducir sus tasas de interés internas y evitar el incumplimiento de pagos si el FMI garantizaba su deuda. No menciona lo que Brasil tenía que hacer a cambio, pero son bien conocidas las condiciones que anexan el FMI y los bancos privados a tales acuerdos.

También vale la pena señalar que Palley ha escrito que el economista estadounidense más grande fue Irving Fisher (1867-1947), quien introdujo la escuela marginalista austriaca a la corriente principal de la economía estadounidense, y fue pionero de tales gemas de la incompetencia moderna como la Curva de Phillips y la curva de indiferencia. Fisher, cabe señalar, también fue un defensor firme de la ciencia racista británica de la eugenecia, como lo fuera su contemporáneo John Maynard Keynes, a quien Palley también admira en grande .

Uno se pregunta si el gobernador de Paraná, Roberto Requiao, patrocinador de la conferencia, sabía siquiera que alguien haya invitado a un vocero del narcotraficante nazi George Soros, cuando declaró a la prensa que "nosotros estamos invitando personalidades con una opinión heterodoxa de la economía. No voy a invitar a aquéllos que causaron el desastre".