Más de 70 congresistas respaldan ahora una comisión de austeridad fascista | LaRouche Political Action Committee

Más de 70 congresistas respaldan ahora una comisión de austeridad fascista



10 de mayo de 2009 (LPAC).- ¿Cuál habrá sido el conductista de la Calle K que habrá salido con este título tan lindo? La comisión "independiente" que habrá de sacar las recomendaciones sobre cómo desmantelar el Seguro Social, el Medicare y Medicaid se llama Comisión SAFE (en inglés SEGURO, siglas de Secure America's Future Economy, que quiere decir Economía Futura Segura de América). Desde que los congresistas Frank Wolf (R-VA) y Jim Cooper (D-Tenn.) volvieron a presentar la medida (H.R. 1557) en marzo, ha ganado 66 copatrocinadores (24 demócratas, 42 republicanos) en la Cámara de Representantes. La legislación complementaria en el Senado la respaldan, entre otros, Judd Gregg, el Republicano de mayor jerarquía en la Comisión de Presupuesto; el presidente de la Comisión de Presupuesto Kent Conrad; el republicano George Voinovich; el independiente demócrata Joseph I. Lieberman y el republicano Lindsey Graham. (Para obtener una lista completa de copatrocinadores, ve a Thomas.gov)

La comisión seguirá el modelo del desastroso proceso de cierre de bases militares. El Congreso solo puede votar a favor o en contra de las recomendaciones de la comisión. No pueden hacer enmiendas.

"Todo va a estar sobre la mesa de discusiones" dijo Wolf cuando volvió a presentar el proyecto de ley. Wolf ha promovido la idea desde la primavera de 2006. "Gastos de de programas sociales. Gastos discrecionales. Política fiscal. Necesitamos revisar todo. Este es un paso osado, pero no va a funcionar a menos que nos metamos en el proceso de decir que todo tiene que revisarse y discutirse".

Entre sus partidarios, el plan de la comisión de austeridad tiene el respaldo de la Fundación Heritage, la Business Roundtable, la Federación Nacional de Empresarios Independientes, la Coalición Concord, el Instituto Brookings y el Comité por un Presupuesto Federal Responsable.

"Si no se emprenden acciones para revertir los $56 billones de dólares en obligaciones del Seguro Social sin respaldo, Medicare y Medicaid, y la creciente deuda federal ahora por encima de los $11 billones de dólares, la dura realidad es que los estadounidenses se verán forzados a pagar dos o tres veces más cargas fiscales que las que tienen actualmente, y eso es solo para cubrir los gastos obligatorios e intereses sobre la deuda" dijo Wolf. "Esa carga de deuda masiva va a estar por encima de todos los otros gastos, dejando poco o nada para los gastos de educación, investigación médica, transporte, y cualquier otro programa de gastos discrecionales en los que puedan pensar".

Wolf destacó la encuesta de Peter Hart Associates y Public Opinion Strategies que creó la alternativa Hobson para los estadounidenses. Ante las alternativas de morir colgados o fusilados,supuestamente un 56% de votantes registrados dijeron que preferían una comisión bipartidista en vez de un proceso de trámite regular en el Congreso, "para afrontar el déficit fiscal y la deuda nacional crecientes".