Crece la oposición al plan de atención médica nazi de Obama | LaRouche Political Action Committee

Crece la oposición al plan de atención médica nazi de Obama



31 de mayo de 2009 (LPAC).— Los defensores de un sistema de atención médico con un págo único están en campaña organizativa por todo el país para que se incluya el pago único en el debate sobre la reforma a los servicios de salud. El movimiento de LaRouche apoya el pago único, pero nada va a suceder hasta que derrotemos la política de atención médica nazi del gobierno de Obama y a las HMO (las organizaciones que administran la atención médica de acuerdo a los intereses de las compañías de seguros, y no de los pacientes).

Estos son algunos actos sobresalientes en contra del plan nazi de Obama por todo el país:

* Los defensores de un pago único han puesto de blanco a Montana, el estado natal del Presidente de la Comisión de Finanzas del Senado, el senador Max Baucus. Según el diario Great Falls Tribune, los defensores de un pago único se presentaron en masa en varias "reuniones para escuchar" que sostuvieron miembros del equipo de Baucus por todo el estado, incluyendo reuniones en Missoula, Hamilton, Anacvonda, Dillon y Livington. "La palabra 'seguro' no es igual que servicios de salud" dijo Janella Kuechle, de la población de Polson, en una de las reuniones del 28 de mayo. "Si yo tengo que pagar $900 de prima para obtener un seguro de salud con un deducible de $10,000, eso no es atención médica".

* En Virginia Occidental, un editorial en el diario Wheeling News-Register urge irse con precaución en las prisas por aprobar un proyecto de reforma. El periódico destaca que el 28 de mayo, Obama le advirtió al Congreso que "si no hacemos que se haga este año, no lo vamos a lograr nunca". "En vista de lo poco que hemos escuchado sobre la propuesta de Obama, eso podría no ser tan mala idea" afirma el editorial. Aunque en general el editorial tiene retórica antigubernamental, concluye que "la reforma a la asistencia a la salud es demasiado importante —y demasiado grande la posibilidad de dar pasos en falso— como para que se trate de hacer que se apruebe una legislación en el congreso simplemente porque Obama insiste en que se tiene que hacer inmediatamente".

* En San Francisco, cerca de 200 defensores del pago único realizaron una manifestación frente a las oficinas distritales de la presidenta del Congreso Nancy Pelosi (D-Calif.) y entraron a la oficina en grupos pequeños para exigirle que apoye el plan de pago único. En California, los proponentes del pago único cuentan con el apoyo de varias organizaciones, como la Asociación de Enfermeras de California.

* En el sur de Arizona, la congresista Gabrielle Giffords (D) organizó una reunión ciudadana en Tucson que reunió a 1,000 personas. Aunque los oradores expertos que presentó solo se quejaron del estilo de vida de la gente y el costo de los servicios de salud, la mayoría de los que hablaron desde el pleno, incluyendo a defensores del sistema de pago único, hablaron de la incapacidad de mucha gente para asegurarse y exigieron servicios para todos aquellos que lo necesiten.

* El congresista John Conyers (D-Mich.) el patrocinador de la legislación de pago único en la Cámara de Representantes (H.R. 676) realizó la semana pasada una gira de seis ciudades en cinco dias, para organizar apoyo para su proyecto de ley. En entrevista con el Atlanta Progressive News dijo que la razón de por qué el Presidente Obama no apoya el pago único es porque "algunas de las personas que lo rodean no son las personas más inteligentes en sus posiciones. Como resultado, algunos de sus asesores son menos que perfectos".

* En Denver, el 27 de mayo, el expresidente del Comité Nacional Demócrata, Howard Dean, fue recibido con un frío escepticismo, según el diario Colorado Independent cuando habló a favor de una opción pública que compitiera con los seguros de salud privados, frente a una multitud de unas 300 personas, la mayoría de ellos partidarios del plan de pago único.