El Ezekiel Emanuel de Obama "reinterpreta" el juramento de Hipócrates, como lo hicieron los doctores nazis originales | LaRouche Political Action Committee

El Ezekiel Emanuel de Obama "reinterpreta" el juramento de Hipócrates, como lo hicieron los doctores nazis originales



31 de mayo de 2009 (LPAC).— En un artículo publicado en JAMA (el semanario de la Asociación Médica estadounidense) el 18 de junio del 2008, el médico Ezekiel Emanuel, pidió reinterpretar el Juramento de Hipócrates de los médicos para que tuvieran en consideración los "costos" y el "efecto en otros" (como las HMO, organizaciones que administran la atención médica de acuerdo a los intereses de las aseguradoras y no de los pacientes). Ezekiel Emanuel, hermano del oficial mayor de la Casa Blanca de Obama, es uno de los diseñadores claves de la "reforma" hitleriana de Obama a la atención médica, en su calidad de asesor sobre atención médica de la Oficina de Administración y Presupuesto (OMB) de Peter Orszag, y miembro del Consejo Coordinador Federal de Investigación sobre Eficiencia Comparativa. Ese Emanuel escribió:

"Existen por lo menos 7 factores que ocasionan el uso excesivo [de la atención médica], 4 relacionados con los doctores y 3 relacionados con los pacientes. Primero, está el tema de la cultura de los doctores. La educación en las escuelas de medicina y el entrenamiento de posgrado ponen énfasis en la minuciosidad. Cuando evalúan un paciente, se entrena a los estudiantes, internistas y residentes para que identifiquen, y son elogiados y calificados por ennumerar todos los posibles diagnósticos y pruebas que podrían confirmarlos o descartarlos. La idea es que entre más minuciosa sea la evaluación, más inteligente es el estudiante o el residente. Los entrenados que ignoren los diagnósticos improbables 'de la A a la " no se consideran perspicaces. En el entrenamiento médico, se recompensa la meticulosidad, no la efectividad".

"Esta mentalidad se traspasa a la práctica. El reconocimiento de los otros doctores es hacia los doctores más meticulosos y agresivos. El doctor prudente, no se considera particularmente competente, sino más bien inadecuado. Esta cultura se refuerza aún más con UN ENTENDIMIENTO UNICO EN SU GéNERO DE LAS OBLIGACIONES PROFESIONALES, ESPECíFICAMENTE, LA ADVERTENCIA DEL JURAMENTO DE HIPóCRATES DE 'USAR MI PODER PARA AYUDAR AL ENFERMO EN LA MEDIDA DE MIS HABILIDADES Y JUICIO' COMO UN IMPERATIVO PARA HACER TODO LO POSIBLE POR EL PACIENTE SIN TOMAR EN CONSIDERACIóN COSTOS O EL EFECTO EN OTROS". [énfasis agregado]

Compare el relato de Robert Jay Lifton en el libro "Los doctores Nazis". La doctora anti-nazi Ella Lingens-Reiner señaló las chimeneas en la distancia, y le preguntó al doctor nazi Fritz Klein, "¿cómo puedes conciliar esto con tu juramento [de Hipócrates] como doctor?". Su respuesta fue: "Por supuesto que soy un doctor y quiero conservar la vida. Y por respeto a la vida humana, removería una apéndice gangrenado de un cuerpo enfermo. Los judíos son el apéndice gangrenado en el cuerpo de la humanidad".