Londres continua campaña para deshacerse del dólar en el Foro Económico de San Petesburgo | LaRouche Political Action Committee

Londres continua campaña para deshacerse del dólar en el Foro Económico de San Petesburgo



8 de junio de 2009 (LPAC).— Directamente, los representantes de la City de Londres, junto con funcionarios rusos bajo presión de los intereses financieros con sede en Londres, trataron de que el tema central del Foro Económico de San Petesburgo que acaba de concluir en Rusia, fuera desechar el dólar como la principal moneda de reserva internacional.

Hoy, el último día de la conferencia anual de tres días, hubo un panel especial sobre "El futuro de las Monedas de Reserva". Vedomosti informa que un participante clave fue Ousmene Jacques Mandeng de la compañía Ashmore Investment Management, del Reino Unido, quien exigió que de la manera más rápida posible se ponga en uso entre las monedas del sector en desarrollo ("mercado emergente") un sistema de reserva monetario múltiple. En su calidad de dirigente de la Junta Institucional sobre el Sector Público de Ashmore, Mandeng ha estado haciendo campaña a favor de esta política por lo menos desde noviembre de 2008, cuando The Banker —una publicación del Financial Times de Londres— publicó su artículo, "Por que los Bancos Centrales Necesitan Más monedas de Reservas".

Más recientemente, el británico Martin Gilman, exrepresentante del Fondo Monetario Internacional (FMI) en Rusia, usó las páginas del Moscow Times para pedir que Rusia y China empiecen a deshacerse del dólar, vendiendo los valores del Tesoro que conservan en sus reservas.

En la sesión de hoy con Mandeng, el asesor económico del Kremlin, Arkadi Dvorkovich, dijo que incluir nuevas monedas de reserva lleva implícito la necesidad de que haya un centro que se encargaría de manejarlas. Esto sería un Fondo Monetario Internacional reformado, dijo, haciéndose eco del artilugio promovido por George Soros y otros, para que los Derechos Especiales de Giro (DEG) del FMI se conviertan en una moneda supranacional. Dvorkovish dijo que los DEG deben de funcionar como parte de una canasta de monedas de reserva, entre ellas las tradicionales, más el yuan de China. Alexei Kudrin, el Ministro de Finanzas de Rusia que se coordina estrechamente con los círculos de la City de Londres, había dicho anteriormente en el Foro Económico de San Petesburgo, que él preveía el surgimiento del yuan como una nueva moneda de reserva internacional para la próxima década, si China se decidía hacerlo convertible.

El presidente Dmitri Medvedev encendió más la atención de los asistentes sobre el tema de cambiar los modelos de monedas de reserva, alegando en su discurso de apertura que la principal causa de la crisis actual era que la economía mundial estaba demasiado orientada hacia el dólar. En el período posterior a la crisis —dijo Medvedev, como si ese momento llegará simplemente por si solo uno de estos días— las cosas tienen que ser diferentes. Indicando que ha habido pláticas sobre "nuevas monedas de reserva" el presidente ruso agregó: "Muchos países están pasando de las pláticas, a las acciones reales. Esto es cierto para el sudeste de Asia y Latinoamérica, por ejemplo, y nuestra moneda nacional se está usando cada vez más frecuentemente en los acuerdos con diversos países". Alegó que la existencia del euro como moneda de reserva ha "jugado un gran papel en la mitigación del impacto de la crisis global en muchos países europeos". Medvedev dijo que se debe incluir en las la cuestión de las monedas de reserva, los movimientos hacia los DEG como moneda supranacional y el papel del oro en el sistema monetario internacional.

Hace tres semanas, una personalidad rusa de alto nivel, Yevgeni Primakov, exprimer ministro y miembro de la Academia de Ciencias sobre economía, le echó un balde de agua fria a las fantasias de que el rublo se pudiera convertir en una moneda de reserva, dadas las condiciones económicas de Rusia, o de que hubiera algún tipo de alejamiento del dólar. "Un enfoque racional a la reforma financiera mundial no es compatible con la teoría de que sería posible degradar al dólar estadounidense", dijo Primakov el 18 de mayo. El 1 de junio, en entrevista con Regnum.ru, la economista Yalena Veduta de la Universidad Estatal de Moscú se unió al coro creciente en Rusia, diciendo que el plan del "rublo como moneda de reserva", del que está enamorado Medvedev, no va a llegar a ninguna parte a corto plazo.