Nerón perdió el control | LaRouche Political Action Committee

Nerón perdió el control



14 de agosto de 2009 (LPAC).— Lyndon LaRouche destacó ayer que alguién en un nivel muy alto ha decidido impulsar su rol a fin de eliminar la política de Obama ahora, en tanto que nos acercamos a octubre.

En las últimas 24 horas, ha ocurrido un acontecimiento cualitativo, en tanto que se ha tomado la decisión de dar cobertura a lo que todos ya sabían, que Lyndon LaRouche y el co mité de acción política LaRouchePAC son el origen de la campaña para denunciar que la política de Obama sobre "atención médica" tiene como modelo la de Hitler de 1939. El cartel de Obama con un bigotito y la portada del folleto de LPAC han aparecido por todo el mundo, en especial en el Reino Unido. La foto apareció ahora en el Financial Times, en el The London Times y en The Guardian. Se ha publicado en Italia y en Suecia, así como en el tabloide suizo Blick, el cual tiene en su portal de Internet un vínculo al video de LPACTV sobre el programa T-4 de Hitler. Todas las fotos identifican con claridad a LaRouchePAC.com.

La edición impresa del diario The Washington Times cita a Nancy Spannaus de la EIR, quien dio una declaración el jueves 13 de agosto para explicar por qué el movimiento de LaRouche ha denunciado la política de Obama como copia de la de Hitler, así como la alternativa de LaRouche.

El mismo jueves, la cadena BBC de Londres, llamó a la vocera nacional de Lyndon LaRouche, Debra Freeman, para entrevistarla al respecto. Durante la entrevista, el periodista trabaga saliva cuando Freeman denunció la propia política británica del NICE como la misma política fascista que Obama intenta imponer en EU.

Mientras tanto, la presión se concentra en Ezekiel Emanuel. El diario The Wall Street Journal tiene un artículo que ataca sus propuestas. La ex candidata republicana a la vicepresidencia, Sara Palin, emitió otra declaración en respuesta al intento de Obama de caracterizar la anterior denuncia de Palin como "un mito". Palin había denunciado el "panel de la muerte" que decidiría quien recibe tratamiento médico, y ataca a Ezekiel Emanuel.

En el informe diario que da la Casa Blanca, Robert Gibbs recibió este jueves una andanada de preguntas sobre Ezekiel Emanuel, sobre el IMAC (el comité que supervisa los programas públicos de atención médica, al cual se le pretende dar poderes omnímodos) y sobre la claúsula de "término de la vida" de la legislación de Obama. Gibbs solo pudo salir con una mentira tras de otra, de modo totalmente incoherente y contradictorio, porque el tipo para el que trabaja es un tirano.

La opinión de LaRouche al respecto, es que el problema es el Presidente, el problema es quien es. El problema es el tipo de Presidente. Es un tirano que no tolera que lo contradigan, incluso en cuestiones de poca monta.

El Presidente le aconsejaron que no presionara demasiado. Dijo que no. Voy a presionar duro, dijo. Yo estoy correcto, y ustedes asesores están equivocados. Ahora dicen, tu eres el que la echaste a perder. Sus mentiras regresaron para acabarlo.

LaRouche dijo que el anuncio de su papel en el The Washington Times no viene solamente de círculos republicanos; es algo más general. La gente está impactada de que su nombre salga a la luz. Cito al periodista de la BBC que entrevistó a Debra Freeman. Los tipos estaban impresionados con la mención de LaRouche y de sus propuestas. Por lo tanto, alguien está promoviendo el nombre de LaRouche en esto. Esto es un indicio de cierta política con relación a LaRouche; lo están sacando a la luz. A los periodistas les han dado instrucciones: informan sobre el papel de LaRouche, pero controlan el flujo de información. Esto quiere decir que alguien, en un nivel más alto, ha tomado una posición y ha concluido que la posición de Obama is insostenible, sus propuestas son insostenibles.

Por lo tanto, se van con LaRouche como la vía para acabar con la medida. Cuando la prensa impulsa a LaRouche, eso causa todo tipo de reacciones. Todo mundo sabe cual ha sido su papel, pero ellos piensan que controlan a la prensa. Cuendo les dicen que le den cobertura a su papel, eso les provoca escalofríos.

Pero alguien más arriba, ha dicidido intervenir para acabar con estas medidas, en tanto haya todavía una nación que defender. Lo que se asoma en grande es el plazo límite de octubre. Y saben que nada los va a liberar de este problema, que no hay solución, que no sea lo que LaRouche ha propuesto. Por ende, alguien en un nivel superior llegó a la decisión de que no pueden mantener esta posición. No se puede sostener.

El Presidente es un lunático, un fanático, que no escucha a la razón. El intento que hicieron para hacerlo entrar en razón no funcionó. La Pelosi es una idiota. Todo lo que hicieron fue enfurecer al pueblo estadounidense, al grado en que la gente está fuera de control. Hay quienes están temblando por lo que eso significa.

El Presidente no tiene cerebro. Se aferra al fanatismo. Solo pateándole el trasero pueder hacer que recupere el control.

Lo que vemos es que el Presidente perdió el control. Nerón se salió de sus casillas. Este es un momento muy peligroso. Nerón mataba, cuando se salía de sus casillas.

LaRouche comentó también sobre el informe que publicó la Asociación Nacional de Manufactureros, que ataca la política del gobierno de Obama sobre los topes y comercio de las emisiones de carbono, y hacen un llamado a favor de la energía nuclear. LaRouche dijo que tienen que hacer un llamado a la reindustrialización. Lo siguiente que se tiene que hacer es detener el salvataje financiero de 24 a 25 billones (si, millones de millones) de dólares. Darle marcha atrás a eso, y luego acudir al tratamiento apropiado de la bancarrota financiera bajo las normas de las leyes de la época de Franklin Roosevelt, como la ley Glass-Steagall. Esto creará una situación completamente diferente, en la que se puede emitir crédito del gobierno federal para el empleo productivo. Se debe poner el acento en la infraestructura, dado que no tenemos la industria en este momento. La inversión en la infraestructura será el factor de crecimiento.