McCaffrey: Imposible una victoria en Afganistán sin erradicar el opio | LaRouche Political Action Committee

McCaffrey: Imposible una victoria en Afganistán sin erradicar el opio



9 de diciembre del 2009 (LPAC).— El Gral. (r) Barry McCaffrey hizo una evaluación contundente de la política hacia Afganistán recién anunciada por el Presidente de los Estados Unidos, Barak Obama, en un informe muy difundido titulado "After Action Report", a raíz de su visita a Kuwait y Afganistán del 10 al 18 de noviembre, lugares donde se reunió con decenas de oficiales militares estadounidenses, funcionarios de gobierno afganos y diplomáticos de los Estados Unidos. El informe del Gral. McCaffrey del 5 de diciembre, disponible en internet en www.mccaffreyassociates.com, y entregado al Departamento de Ciencias Sociales de la Academia Militar de West Point, empieza descartando cualquier noción de que Estados Unidos empiece a retirarse de Afganistán dentro de 18 meses. "Esto, advierte, se convertirá inevitablemente en una estrategia de 3 a 10 años para construir un Estado afgano viable con su propia fuerza de seguridad que pueda permitir retirarnos. Puede bien costarnos unos $300,000 millones de dólares adicionales y probablemente habremos de sufrir miles más de bajas estadounidenses".

El informe de 11 páginas, si bien apoya la necesidad de una presencia sostenida de los EU y la OTAN, pinta un cuadro muy claro de los obstáculos y retos que enfrentan las fuerzas de ocupación. No obstante, el Gral. McCaffrey plantea un punto crucial de otro modo ausente del "análisis político" afgano total y de su debate en el Congreso hasta la fecha: que no se puede ganar en Afganistán sin la erradicación del cultivo del opio. "El cultivo de opio de 7.700 toneladas métricas (2008) 3,4 mil millones de dólares ", escribe McCaffrey, "produce armas y abasto para el Talibán y al Qáeda, corrompe a la policía y a las autoridades civiles, aparta la tierra de los alimentos (2 millones de cultivadores de droga) y ha hecho adicta a un porcentaje significativo de la población. Sin atenderse, la amenaza de la heroína derrotará nuestros objetivos estratégicos en esta campaña. Afganistán es ya el narcoestado más dañado sobre la faz de la tierra. Existen cuando menos 920.000 drogadictos... Un estudio nuevo de la ONU sugerirá pronto que tal vez existan hasta 2 millones de drogadictos". La conclusión del Gral. McCaffrey: Se tiene que destruir el cultivo del opio. "Sin [eso] no va a funcionar nada. Otras naciones han abordado con éxito el tema de las drogas: Tailandia, Pakistán, Bolivia (hasta Morales), Perú y, hasta cierto grado, Colombia (el tráfico se desplazó al sur a regiones no controladas por el gobierno)".

De 1996 al 2001, el Gral. McCaffrey fue el Director de la Oficina de la Política Nacional del Control de Drogas del Presidente Bill Clinton, desde donde presionó en favor de una guerra a las drogas agresiva y libró una campaña personal contra George Soros, el promotor de la legalización de las drogas.