LaRouche a la resistencia en Copenhague: "¡Manténgase firmes! ¡Desbaraten esa cosa! ¡Destruyámosla ahora y deshagámonos de ella! | LaRouche Political Action Committee

LaRouche a la resistencia en Copenhague: "¡Manténgase firmes! ¡Desbaraten esa cosa! ¡Destruyámosla ahora y deshagámonos de ella!



12 de diciembre de 2009 (LPAC).- Al acercarse el fin de la primera de las dos semanas de la conferencia genocida en Copenhague, Lyndon LaRouche urgió a naciones como India y China que han estado resistiendo la demencia verde, pero que están bajo presiones quebranta huesos de parte de los nazis de la Mancomunidad británica, que no capitulen: "¡Manténganse firmes en lo que han acordado; apéguense a esto!¡No se preocupen por las diferencias; manténganse firmes! ¡Desbaraten esta cosa! ¡Destrúyanla y desháganse de ella!, ¡Así que, destrúyanla!".

A fines de noviembre, India, China, Sudáfrica y Brasil se reunieron en Beijing y acordaron desafiar el mandato dictatorial. En la primera semana de negociaciones en Copenhague, China e India se han mantenido en general en contra de las demandas irracionales de la mafia del clima —especialmente contra la idea de una obligatoriedad internacional y de límites de CO2 obligatorios por ley— pero tanto Brasil como Sudáfrica están diciendo en privado que ellos están dispuestos a aceptar lo que resulten ser las conclusiones finales de las negociaciones. La resolución anterior exhibida en Beijing, que incluía amenazas de abandonar conjuntamente la conferencia, anunciadas por India, en caso de que las naciones desarrolladas trataran de imponer términos inaceptables para el mundo en vias de desarrollo, ya no se siente tanto en estos momentos.

Por ejemplo, sobre la demanda de recortar las emisiones de carbono, China aceptó recortar no la cantidad absoluta de emisiones, sino recortar la "intensidad de las emisiones" (emisiones de CO2 por unidad de PNB) entre 40-45% por abajo de los niveles de 2005, para el ano 2020. Esto significa que las emisiones pueden crecer si el PNB está creciendo, aunque a una tasa más lenta. India aceptó después un compromiso similar: "China nos ha dado la campanada de alerta" dijo el ministro de Medio Ambiente de India, Jairam Ramesh, optando porque India recorte su "intensidad de emisiones" de gases de invernadero, entre 20 y 25% por abajo de los niveles de 2005, para el 2020.

Sobre estos acontecimientos, Lyndon LaRouche comentó: "El tema aquí es que algunos gobiernos están tratando en cierto sentido de evadir el tema, pretendiendo aceptar condiciones que intentan desafiar en los hechos. Pero el punto es que después se van a convertir en blancos para su destrucción sobre estas bases. Es mejor desafiar que tratar de evadir. El desafío promueve la unidad; la componenda promueve la destrucción".