Por favor, dejen de lloriquear, están molestando a Su Señoría | LaRouche Political Action Committee

Por favor, dejen de lloriquear, están molestando a Su Señoría



14 de enero de 2010 (LPAC).- La vida puede ser tan injusta. Tomen el caso del pobrecito Jamie Dimon, el tan cacareado Director Ejecutivo de JP Morgan Chase, que no solo tiene que cargar con la indignidad de que el gobierno de EU rescate a su banco en quiebra -aunque sea temporalmente-, sino que además tiene que soportar críticas de personas que parece que creen que el rescate le dio algún derecho al público a meterse en sus asuntos. Ciertamente, lo que hicieron Dimon y sus compadres parásitos hizo estallar al sistema financiero global, y el intento por salvarlos de su propia estupidez criminal está llevando a la nación a la quiebra, pero, por favor, lo hecho, hecho está. Ya supéralo.

"Estoy algo cansado de la constante denigración de estas personas" dijo Dimon el 22 de enero, hablando de sus compañeros parásitos. Dimon se atrevió a afirmar que el sistema financiero "no es un casino".

Pobrecito. Parece que ser el amo del universo no es algo fácil. Claro, te puedes pudrir en dinero y puedes chuparle la vida a la nación, puedes vivir en mansiones, viajar en limusinas y jets privados, comer en los mejores restaurantes y todo eso, pero tiene sus inconveniencias. Como el tener que escuchar el lloriqueo de la gentecita a la que están destruyendo tus políticas, y las posturas de sus representantes electos, que toman tu dinero con gusto y después tienen la desfachatez de criticarte.

La gente ya no sabe el lugar que le corresponde. Así que por favor, gente, dejen de lloriquear por el rescate, por el desplome económico, por la pérdida de sus hogares y sus empleos, y por no poder alimentar a su familia. Están molestando a Su Señoría.