Alto funcionario del Pentágono: no hay evidencia de que Irán esté construyendo una bomba atómica | LaRouche Political Action Committee

Alto funcionario del Pentágono: no hay evidencia de que Irán esté construyendo una bomba atómica



19 de enero de 2010 (LPAC).- El 15 de enero en entrevista con Voz de las Américas el jefe de la Agencia de Inteligencia de la Defensa (DIA), teniente general Ronald Burgess, dijo que los hallazgos claves del informe Estimados de Inteligencia Nacional Estadounidense de 2007 (NIE, por sus siglas en inglés) sobre el programa nuclear de Irán todavía son válidos. "La evaluación neta del NIE todavía sigue siendo cierta" dijo.

La declaración de Burgess se conoció un día antes de que funcionarios de E.U., Rusia, China, Gran Bretaña, Francia y Alemania (conocidos como los Cinco Permanentes +1 o P5+1) se reunieran en Nueva York para evaluar la respuesta de Irán a su oferta en octubre de intercambiar uranio por combustible nuclear y considerar cuales serían los pasos a seguir. Mientras que el representante de E.U., el subsecretario de Estado William Burnos, le advertía a Irán que iba a haber "consecuencias" si no aceptaba la oferta de la IAEA, la reunión de Nueva York concluyó sin que se elaborara un borrador de propuestas de mayores sanciones. China se opuso tajantemente a apresurarse a establecer más sanciones en medio de negociaciones incompletas con Irán. Se dice que Rusia respaldó también la posición de China, quien también cree que todavía es posible una solución diplomática. En verdad, el canciller de Irán Manouchehr Mottaki dió a conocer hoy una declaración, en donde dice que todavía está en pláticas con los negociadores occidentales y pide paciencia. Aunque China y Rusia demoraron cualquier movimiento hacia nuevas sanciones en la reunión del fin de semana en Nueva York, el problema más amplio es la situación política totalmente incierta dentro de Irán.

El informe de noviembre del 2007 del NEI fue un juicio consensado de todas las agencias de inteligencia de E.U. que concluyó que Irán había parado todas las actividades que pudieran haber llevado, supuestamente, al desarrollo de las armas nucleares, en el 2003. Burgess dijo que el Pentágono no tiene indicios de que Teherán esté planeando reasumir el programa con la supuesta intención de desarrollar armas nucleares.

"No hemos visto indicios de que el gobierno haya tomado la decisión de seguir adelante con el programa. Pero el hecho sigue siendo que no sabemos lo que no sabemos"dijo el general Burgess, agregando que el Pentágono continuará trabajando para verificar que Irán prosiga actividades nucleares pacíficas. Está por completarse una actualización del programa nuclear de Irán del NEI, y fuentes de inteligencia de E.U. están informando que esperan que el documento se de a conocer antes marzo, ya sea en forma estrictamente confidencial, o en alguna versión para la circulación pública. Según la fuente, el nuevo informe del NEI no va a contradecir los hallazgos del 2007, aunque enfatizará que, en los dos años y medio desde su conclusión, Irán ha mejorado significativamente sus capacidades de enriquecimiento y ha aumentado su almacenamiento de uranio de bajo enriquecimiento, que podrían en principio, enriquecerse más hasta el grado de ser un arma.