Judd Gregg: el clon de Peter Peterson en el Senado | LaRouche Political Action Committee

Judd Gregg: el clon de Peter Peterson en el Senado



25 de enero de 2010 (LPAC).- La única manera en que el plan de austeridad de Peter Peterson, que suscribió ayer el presidente Obama (ver Obama se une a Peter Peterson; LaRouche advierte: austeridad en un desplome es mortal) podría forzarse su aprobación en el Senado es si en ese cuerpo legislativo tienen el apoyo suficiente como para cometer tanto suicidio institucional como genocidio en contra de la población estadounidense. El dirigente clave de esta facción en el Senado es el senador Judd Gregg (republicano de Nueva Hampshire), el republicano de más alto rango en la comisión sobre Presupuesto del Senado y un viejo halcón en contra del déficit presupuestal. Durante su intervención en el pleno del Senado el 21 de enero, Gregg se hizo eco de la querella del multimillonario Peter Peterson, como se reportó ayer, de que solo una comisión fascista de recorte presupuestal podría "equilibrar" el presupuesto. Gregg calificó el déficit presupuestal como la segunda mayor amenaza que enfrenta nuestra nación, después del terrorismo, y se quejó de que tres programas Medicare (el programa médico del gobierno para los mayores de 65 años), el Seguro Social y Medicaid (el programa médico gubernamental para los pobres y necesitados)— son los culpables, porque para el 2030 estos programas representarán gastos que serán mayores al 20 por ciento del producto nacional bruto, en otras palabras, todo el presupuesto federal. Dice que el crecimiento proyectado en el déficit presupuestal está en un curso insostenible. ¿Por qué? ¡porque está por encima del criterio de Maastricht de la Unión Europea!

Así que, ¿por qué se requiere una panel independiente y designado para resolver este problema? Porque "nosotros sabemos que el orden normal no funciona", porque cada propuesta política para abordar una u otra parte del gasto gubernamental atrae la oposición política, de un lado o del otro. Por supuesto, en la mente de Gregg esa oposición, si tiene que ver con un programa como el Seguro Social, solo existe para asustar a los ciudadanos de la tercera edad para que entreguen el dinero de ese grupo, pero no para hacer nada que afecta la política del Seguro Social. "El orden normal no ha funcionado aquí porque la política no le ha permitido que funcione" dijo.

Gregg alegó que la comisión compuesta de 18 miembros sería "justa" en cualquier plan con el que saliera, porque sus miembros -16 de ellos serían miembros del Congreso- tendrían que estar de acuerdo por una supermayoría antes de que pudieran reportar algo al Congreso. Y, por supuesto, se tendrían que prohibir las enmiendas, porque, ¡demonios, eso las volvería políticas de nuevo!

La propuesta de Gregg al pleno del senado está en forma de una enmienda al proyecto de ley que eleva el techo de endeudamiento. Después de dos días de debate sobre el proyecto de ley, el dirigente de la bancada de mayoría en el Senado Harry Reid (D-NY) reservó para su discusión el 22 de enero la enmienda Gregg-Conrad, pero todavía va a estar pendiente cuando se vuelva a reunir el Senado el martes.

Como dijo hace muchos años Lyndon LaRouche, los que favorecen los presupuestos equilibrados, tienen la mente desequilibrada.