LaRouche hace un llamado para reubicar de emergencia a un millón de haitianos antes de que azote la temporada de lluvias | LaRouche Political Action Committee

LaRouche hace un llamado para reubicar de emergencia a un millón de haitianos antes de que azote la temporada de lluvias



23 de febrero de 2010 (LPAC).— Lyndon LaRouche emitió un llamado urgente para que el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de EU colabore con el gobierno de Haití para ayudar a reubicar a un millón de haitianos que actualmente carecen de techo y viven entre los escombros de Puerto Príncipe, la capital del país destrozada por el terreno del 12 de enero que mató a unos 300,000 haitianos.

El motivo de la emergencia inmediata, señaló LaRouche, es que se viene la temporada de lluvias y bajo las condiciones actuales, dentro de un mes o dos Puerto Príncipe estará sometido a inundaciones y deslaves y quedará anegado con las mortales aguas residuales de un millón y medio de gente sin techo y desamparados en esa ciudad. Esta gente se ha visto forzada a vivir en las calles y en barriadas desvencijadas de pedazos de plástico, entre los excrementos humanos que no se han removido, porque no existe la capacidad para hacerlo, ni siquiera un sitio donde depositarlos.

Desde antes del terremoto incluso, Haití víctima desde hace mucho tiempo de la globalización y las políticas de libre comercio de los depredadores financieros con centro en Londresno tiene ni una sola planta de tratamiento de aguas residuales.

Si no actuamos, subrayó LaRouche, Haití enfrentará pronto condiciones en las que se difundirá el dengue, el cólera, la malaria, la tifoidea y otras epidemias con devastadoras consecuencias. Haití es la imagen de lo que espera a toda la humanidad bajo el actual sistema financiero internacional imperial británico en bancarrota: Es el rostro de la Nueva Era de Tinieblas. La tenemos que parar en Haití, si es que vamos a tener la aptitud moral para sobrevivir en este planeta.

Para impedir otra ola de muertes en masa y una desintegración nacional total, se debe llegar lo antes posible a un acuerdo tratado bilateral entre Estados Unidos y Haití, para evacuar alrededor de un millón de personas de esta situación potencialmente mortal hacia Estados Unidos de manera provisional, y posiblemente hacia el interior de Haití también. Bajo una Presidencia razonable, EU puede movilizar su capacidad para hacerlo, y podemos emplear también nuestra capacidad militar, mediante el Cuerpo de Ingenieros del Ejército, ya sea para reconstruir habitaciones semipermanentes o reabrir bases militares con barracas, como las que se cerraron bajo la comisión BRAC.

La reconstrucción plena de Haití tomará unos 25 años, ha señalado LaRouche, pero en el corto plazo es posible construir nuevos campamentos de reubicación e incluso ciudades fuera de Puerto Príncipe, donde se pueda proporcionar lo esencial para la vida: alimentos, agua, higiene, un techo y suficiente energía y electricidad para hacerlo posible. Estados Unidos, aún bajo un Presidente Obama disfuncional y enjuiciable, debe actuar y actuar rápidamente, declaró LaRouche.

En su videoconferencia por Internet del 30 de enero, LaRouche respondió a una pregunta sobre Haití, diciendo que Estados Unidos tiene que adoptar el tipo de enfoque que tuvieron los Presidentes Lincoln y Roosevelt:

"No se le puede aplicar una curita a Haití. Y no puedes llevar a muchos otros países, porque el objetivo es que, si va a ser un país viable, salir de de este desastre, tiene que haber un Haití soberano. Así que el contrato tiene que ser, en esencia, un tratado de Estados Unidos, un acuerdo para restablecer la soberanía eficiente de la nación de Haití, luego de los efectos destructivos de esta dificultad y las anteriores...

"[Haiti] es una nación pequeña, un pueblo que ha sufrido toda clase de vejámenes en su terrible historia. Se e ha prometido esto, y traicionado, se le ha prometido esto otro, y traicionado, prometido y traicionado. Nunca se le ha cumplido. Se encuentra en un grupo de territorios nacionales que también ha tendido a ser un tanto desordenado, de una u otra manera. Así que, es un enfoque modelo: Hacemos un contrato con el gobierno, como un tratado, entre Estados Unidos y Haití, para asegurar la reconstrucción de su país, de forma que sea realmente un país funcional que pueda sobrevivir".