Demócratas tejanos: El problema no es Kesha Rogers, ¡sino Obama! | LaRouche Political Action Committee

Demócratas tejanos: El problema no es Kesha Rogers, ¡sino Obama!



18 de marzo de 2010 (LPAC).- Fuentes informadas tejanas informan que la decisión del Comité Ejecutivo Estatal Demócrata (SDEC por siglas en inglés) de "sancionar" a Kesha Rogers el 13 de marzo, después de su aplastante victoria en las primarias en el 22avo Distrito Congresional, vino "desde arriba... fuera de Texas"; y que muchos de los activistas más serios del partido veían esta acción como resultado disparatado del "problema Obama" en el Partido Demócrata. A una pregunta sobre si "desde arriba" significaba que la Casa Blanca había ordenado la resolución en contra de Kesha, una fuente dijo "hagan las cuentas".

De hecho lo que le exigieron al SDEC es que buscara las opciones legales para sacar a Rogers de la boleta electoral de noviembre, pero debido a una fuerte oposición en la reunión del 13 de marzo, llegaron al "arreglo" de una sanción. Dirigentes demócratas protestaron que lo que les estaban exigiendo "desde arriba" iba directamente en contra de los deseos expresos de los votantes demócratas del 22avo. Distrito y que esos votantes sabían exactamente porqué estaban apoyando a Kesha, incluyendo su demanda de juicio político contra el Presidente Obama. El problema del partido, dijo uno de los que protestaron, es que muchos de los votantes no quieren a Obama.

En una confirmación irónica de esto, se reporta que aquellos miembros del SDEC que promovieron una resolución en contra de Rogers se negaron a que se mencionara en esa resolución -y parece que se opusieron- su demanda de juicio político a Obama . En vez de esto, la resolución de "sanción" fue mezclada con calumnias desacreditadas y cansonas en contra del economista y estadista Lyndon LaRouche, que en general no creen ni los miembros del SDEC y otros dirigentes demócratas tejanos que le han dado la bienvenida a la candidatura de Kesha. La "sanción" en sí es un gesto vacío dado que es probable que el apoyo del SDEC pudiera causarle tanto daño como ayudar a la campaña de Kesha.

Un funcionario local del partido, quien ha defendido ampliamente a Kesha, dijo que esta acción irónicamente pudiera mejorar las oportunidades de ganar de Kesha, debido al creciente odio por Obama. Una empresa encuestadora importante dijo que esta bofetada se le ha revertido al SDEC, dado que le ha dado más reconocimiento positivo a Kesha como una persona que no está controlada por los funcionarios del partido. Un candidato demócrata estatal dijo que pretendía estar lo más alejado de Obama que pudiera durante su campaña, diciendo que sería "el beso de la muerte"asociarse con el Presidente; y un ex funcionario estatal de la AFL-CIO estuvo de acuerdo con esto, agregando: "entre más pronto de vaya Obama, mejor para todos".

La mayoría de los dirigentes demócratas de Texas contactados estuvieron de acuerdo en que la promoción maniática del proyecto de ley fascista sobre salud de Obama ha sido un desastre, frente a una economía que se está derrumbando y un gobierno que se considera "pro Wall Street". En general están de acuerdo con las propuestas del plan LaRouche, y están de acuerdo en que el partido se encamina al desastre en noviembre a menos que haya un cambio dramático. Pero a pesar de estos sentimientos expresados en privado, ninguno está preparado para hacerlos públicos, todavía, en contra del peor Presidente en la historia de los Estados Unidos.