Bill Clinton: Entre 20,000 y 40,000 damnificados podrían morir en Haití si no se les reubica en zonas altas | LaRouche Political Action Committee

Bill Clinton: Entre 20,000 y 40,000 damnificados podrían morir en Haití si no se les reubica en zonas altas



29 de marzo de 2010 (LPAC).En una emotiva presentación que hizo el Enviado Especial de la ONU, Bill Clinton, el pasado 24 de marzo ante diversas ONGs y donantes que operan en Haití, dijo que entre 20,000 y 40,000 damnificados podrían perecer si no se les reubica en zonas altas. "Tenemos que sacar a esa gente de ahí ya", dijo.

"El problema es este. Si mueren, nuestra preocupación por los servicios que íbamos a proporcionarles dentro de dos semanas, no suena muy razonable... Les implore a ustedes, sí pueden hacer algo al respecto ahora". Clinton dijo que la acción necesaria no vendrá de ningún gran esfuerzo centralizado, sino que se tiene que hacer ahora por quienes tienen los medios para ayudar.

La dificultad con un esfuerzo centralizado radica en que el Presidente Barack Obama rechazó las medidas de emergencia necesarias hace más de un mes.

El 22 de febrero, Lyndon LaRouche exhortó al gobierno de Obama a que le ofreciera al gobierno haitiano las capacidades logísticas del Cuerpo de Ingenieros del Ejército de EU, para llevar a cabo precisamente esa reubicación urgente de la manera centralizada que se requiere para salvar el millón tres cientos mi vidas en peligro inminente de morir por epidemias masivas de dengue, cólera, malaria, tifoidea y otras enfermedades durante la próxima estación de lluvias. Unos días después, LaRouche PAC supo personalidades políticas importantes de Estados Unidos le habían presentado esa propuesta a la Casa Blanca por su propia cuenta. La propuesta fue rechazada en seguida. Por el contrario, a pesar de la segunda catástrofe humanitaria previsible de muertes en masa debido a las enfermedades, a los efectivos militares estadounidenses desplegados en Haití en el esfuerzo de auxilio se les ordenó iniciar su retiro. LaRouche planteó entonces: ¿Cuántos haitianos deben morir antes de que enjuiciemos al Presidente Obama?

Ahora, más de cinco semanas después, la estación de lluvias ya está aquí, y como lo advirtió el ex Presidente Clinton en su discurso en el Salón Rosenthal de la Universidad de Nueva York, la mortandad en masa podría ocurrir en cualquier momento. "Nadie sabe lo que va hacer el clima. Quizás tomemos un gran descanso", dijo. "Pero cada día que dejamos gente en la zona baja con riesgo de inundaciones, cuando no tenemos por qué, es un día que ponemos en riesgo sus vidas".

Clinton señaló también que el jefe de los ingenieros del Ejército estadounidense en Haití ha dicho que los campamentos, donde típicamente entran vientos fuertes, aunque no se inunden, están a merced de los huracanes. "Un viento con velocidad de 40 millas por hora puede volar muchos de esos lugares allá", dijo el ex Presidente. Explicó que el está tratando de conseguir al menos la construcción de una edificación resistente a los huracanes en cada uno de los campamentos. Clinton exhortó a las ONGs y demás organismos para que colaboren con el gobierno de Haití en sus esfuerzos para "descentralizar y descomprimir" Puerto Príncipe. La ayuda, dijo, se debe usar para apoyar al gobierno y sus planes para reconstruir. Las ONGs tienen que adoptar como su misión, "colaborar para quedarse sin trabajo" en Haití, fortaleciendo la capacidad de éste para ser autosuficiente.