No te molestes en preocuparte, ¡gana! | LaRouche Political Action Committee

No te molestes en preocuparte, ¡gana!



20 de abril de 2010 (LPAC) — No te molestes preocupándote por el hecho de que todo el sistema financiero internacional se está viniendo abajo, recomendó ayer Lyndon LaRouche.

La cuestión es que, a la civilización se le acortan rápidamente el tiempo y las opciones con que responder a la amenaza existencial que enfrenta. Y también es un hecho que solo LaRouche ha presentado un programa que nos salvaría de una nueva era de tinieblas que, por lo demás, los británicos están provocando activamente. Así que, si no triunfamos, no va a quedar nada de lo que tengamos que preocuparnos. El aparato que usas para preocuparte te lo van a arrancar; así que si planeas preocuparte por algo, hazlo ahora - y luego actúa de inmediato y de manera efectiva para asegurar que triunfemos. Porque si no ganamos, la civilización no tiene ningún chance, y solo vas a tener relativamente algunos momentos antes de expirar.

La gente no quiere oír eso, señaló LaRouche, así que lo niegan; pero es la verdad. El sistema está en sus últimas; y la tendencia actual tenemos que cambiarla drásticamente, o estaremos contemplando el fin de la civilización.

Este concepto de lo que se tiene que hacer si se ha de salvar la civilización- va a ser el tema del cual Lyndon LaRouche hablará en su próxima videoconferencia internacional el 8 de mayo.

Nada muestra con mayor claridad la profunda bancarrota y criminalidad de todo el sistema financiero internacional, que el escándalo de Goldman Sachs que estalló públicamente el viernes pasado. Ustedes recordarán que a Sachs lo agarraron traficando con documentos pomposamente llamados "Obligaciones de Deuda Garantizadas" (CDO, por sus siglas en inglés) que no eran más que papel tóxico respaldado por hipotecas [que nunca se pagarían] con prominentes incautos, y luego apostaban en contra de esos mismos instrumentos que ellos habían vendido a sus "clientes".

Puro fraude, para decirlo claro. Pero las cantidades involucradas en este caso no son nada, comparado con la que está reventando realmente en todo el sistema. Recuerden el caso de la gigantesca aseguradora AIG, y los $162 mil millones de dólares otorgados a través del rescate financiero y entregados a Goldman Sucks en este caso. La cuestión es que todo el sistema es basura venenosa, y el apestoso caso de Sachs es solo sintomático de la bancarrota sistémica y de la criminalidad que los británicos han engendrado.

Ayer LaRouche comentó que no puede haber ninguna reorganización del sistema sin que se elimine ese papel de desperdicio. Lo que Obama, Londres y los banqueros de Wall Street están tratando de hacer, con sus "reformas de regulación financiera", es mantener el chanchullo andando, para seguir respaldando la basura tóxica que no vale nada. A menos de que la "reforma" comience con una reorganización por bancarrota en serio, esta nación está acabada. El meollo de la propuesta de ley de Obama sobre "regulación financiera" es un seguro para fraudes. Hasta que Obama sea enjuiciado políticamente, y los criminales pertinentes de la AIG y en todos lados sean puestos en prisión, y las compañías pertinentes puestas bajo bancarrota, o cerradas, no hay solución.

No esperes que nada menos que eso vaya a funcionar para parar la nueva era de tinieblas de los británicos. La guerra regional que ellos están tratando de desencadenar en el sudoeste de Asia; su plan en marcha para inundar al mundo con opio y heroína afgana; su política cínica de asesinato a los ancianos y a los discapacitados, al estilo de Hitler; la destrucción que han hecho de la economía física con el azote de la especulación con derivados financieros - todas estas son políticas premeditadas, con resultados genocidas premediatados.

Los "planes prácticos" no funcionan en contra de un enemigo determinado a cometer genocidio. Así que no pierdas el tiempo tratando de hacer cosas con las que tus amigos y vecinos estarían de acuerdo.

En las entrañas de los planes británico-venecianos lo que hay es el compromiso de arrasar con todo vestigio de ciencia y creatividad. Tengan en cuenta la editorial del Financial Times, la voz del imperio británico, que aplaude a su monigote Obama por desmantelar el programa Constellation de la NASA, pero le reprocha por no ir más allá. Toman como blanco particularmente a la misión de la NASA "basada en la idea de la necesidad del hombre de hacer descubrimientos", el compromiso con la ciencia y los descubrimientos para su propio beneficio, que es el meollo de los verdaderos logros de la NASA.

La aversión británica a la ciencia y a la creatividad se remonta a los días de Paolo Sarpi, y a Aristóteles antes que él. Es una agresión a la esencia misma de lo que nos hace humanos, y solo por esa razón debe ser derrotada. Es con ese ánimo que publicaremos un artículo escrito por Peter Martinson sobre el equipo del sótano de Lyndon LaRouche, titulado "Hacia una nueva tabla periódica de la radiación cósmica", que será publicado en el próximo número de la revista EIR y pronto estará en nuestro sitio electrónico. Así que sigan en sintonía!