Obama revive la racista 'Operación Fruehmenshen' | LaRouche Political Action Committee

Obama revive la racista 'Operación Fruehmenshen'



3 de agosto de 2010 — Según una fuente de inteligencia veterana de EU, el actual juicio amañado en contra de los prestantes legisladores afroamericanos Charles Rangel y Maxine Waters, no puede más que interpretarse como el restablecimiento virulento de la racista "Operación Fruehmenschen" del FBI (Buró Federal de Investigaciones). con la bendición total y participación del presidente Obama y la presidente de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi. La Oficina de Ética del Congreso, supuestamente "independiente", propuesta por la presidente Pelosi en su discurso de toma de posesión en enero del 2007 e instituida en la primavera del 2008, no es más que un conducto para las investigaciones y transas ilegales del FBI que tienen como blanco un grupo selecto de congresistas, donde casi todos resultan ser afroamericanos, y todos ellos resultan ser críticos severos de las políticas de Obama.

La fuente cita el allanamiento anticonstitucional del FBI a las oficinas de William Jefferson en la época de Bush, como un precedente del restablecimiento de la cacería del FBI a los funcionarios de color electos. Una vez que los demócratas recobraron el control del Congreso y que Obama tomó posesión, el programa no solamente continuó sino que se intensificó dramáticamente, La Oficina de Ética del Congreso, copresidida por el exdirector de la CIA del régimen de Bush, Porter Goss, y que incluye al ex juez federal Abner Mikva, un destacado patrocinador político de Obama desde el inicio mismo de su carrera política, ha sido usada para surtir los expedientes del FBI sobre los funcionarios electos escogidos como blanco. El director ejecutivo y abogado general de la oficina es un ex fiscal del Departamento de Justicia, quien recibió reconocimientos del FBI por sus esfuerzos "anticorrupción".

La esencia de la operación Fruehmenschen revivida, enfatizó la fuente, es un acuerdo sucio entre la "pandilla de Chicago" de la Casa Blanca de Obama y el FBI. La Casa Blanca le ha otorgado nuevos poderes extraordinarios al FBI para que espíe ilegalmente a ciudadanos estadounidenses, y a su vez, el FBI hace entregas en contra de un grupo selecto de legisladores en la lista de enemigos de Obama. Otra dimensión de a esta historia de 40 años de racismo del FBI con Fruehmenschen es parte de la ecuación con la que no tienen ningún problema Obama y su pandilla en la Casa Blanca. Rangel y Waters se han opuesto a algunas de las políticas realmente fascistas de Obama, y por esta razón, están en primer lugar de la lista de ataque de la Casa Blanca. La fuente enfatizó que, aunque existe específicamente un ángulo Fruehmenschen [contra funcionarios afroamericanos], la Casa Blanca está desplegada para eliminar a todos los legisladores veteranos de mentalidad independiente, con el fin de hacer que se aprueben sus propias políticas asesinas.