Se pone de manifiesto el trastorno por déficit de empatía de Obama: en realidad es un peligroso sociópata | LaRouche Political Action Committee

Se pone de manifiesto el trastorno por déficit de empatía de Obama: en realidad es un peligroso sociópata



28 de septiembre de 2010 — Después de la sicótica pérdida de control de Obama cuando fue confrontado por un ex partidario importante en el evento de ex alumnos de la Universidad de Princeton la semana pasada, algunos sabihondos de los medios de comunicación por fin cayeron en cuenta ante la última manifestación de su desorden mental: trastorno por déficit de empatía. En tan solo las últimas 72 horas, la respuesta furiosa de Obama a Velma Hart fue objeto de comentarios en el New York Times ("Obama, empatía y elecciones intermedias"), el sitio electrónico Daily Beast ("El Desorden de Empatía de Obama") y el Chicago Tribune ("Las piñatas de Obama"). Los tres artículos, y muchos otros más, notan la desconexión total de Obama con el sufrimiento por el que está pasando el pueblo estadounidense, producto de sus políticas criminales, empezando con los paneles de la muerte [como se identifica al comité selecto que decide que tratamientos otorgar, según el costo] de su Obamasalud. Sin embargo, el mismo término de "trastorno por déficit de empatía" es una salida engañosa. Lo que en realidad describen es una sociopatología, que es parte integral del narcisismo de Obama. Realmente a el no le importa el destino de la población estadounidense. Solo le importa su ego.

Kirsten Powers en el portal Daily Beast se acerca a la verdad cuando escribe el 25 de septiembre: "Como Presidente, Obama ha demostrado una incapacidad casi patológica para conectarse con los temores y desesperación de los estadounidenses sobre el futuro. Ya sea que se trate del derrame petrolero en el Golfo o de los clamores desgarradores de una mujer en una reciente reunión de cabildo abierto, la tan cacareada calma de Obama parece ser más frígida que tranquilizadora... Nada puso más de relieve esto que los dos partidarios que confrontaron al Presidente en una reciente reunión de cabildo abierto expresando una desesperación total sobre su situación económica y desesperanza sobre el futuro. En vez de expresar simpatía, Obama parecía fastidiado y procedió con una de sus disertaciones inútiles".

En respuesta ante el continuo desmoronamiento de Obama, los genios de la Casa Blanca han salido ahora con una "nueva estrategia" con el objetivo de minimizar las pérdidas demócratas en noviembre, a la vez que mantienen a Obama a una distancia segura de los candidatos demócratas en peligro: el Presidente regresa a las universidades, a movilizar los votantes "recientemente reclutados" en noviembre del 2008. No importa si los universitarios que se movilizaron a favor de Obama ahora están tan furiosos y desencantados como el resto de la población. Rodeado de grupos de rock, Obama va a estar el martes en la Universidad de Wisconsin, en Madison, para una concentración en el campus y un concierto de rock, que se va a transmitir a otros 200 campus universitarios por todo el país. El senador Russ Feingold, el demócrata titular por Wisconsin que enfrenta ahora una reelección cuesta arriba, quien resulta ser un graduado de la Universidad de Wisconsin, hizo la única cosa cuerda que le quedaba: voló de regreso a Washington para estar a miles de millas de distancia de Obama, cuando se suba al escenario de Madison una vez más para mostrar su ya infame "trastorno por déficit de empatía".