LaRouche a Obama: no dejen suelto al loco de Netanyahu | LaRouche Political Action Committee

LaRouche a Obama: no dejen suelto al loco de Netanyahu



26 de noviembre de 2010 (LPAC) — Según varias fuentes de inteligencia de alto nivel en EU, el presidente Obama personalmente está a favor ahora de un ataque a corto plazo de Israel en contra de Irán, si Irán no acepta un acuerdo de cumplimiento obligatorio de acabar con el supuesto programa de armamento nuclear en las próximas semanas inmediatas, cuando se reanuden las pláticas del grupo denominado P5+1. Según un funcionario que habló a cuenta del anonimato, la supuesta extensión del congelamiento por 90 días de los asentamientos en la Ribera Occidental, negociada en las pláticas recientes entre el gobierno de Obama y el gobierno de Netanyahu en Israel, tiene que ver menos con las negociaciones de paz Israel-Palestina que con darle a Israel la capacidad de llevar a cabo incursiones aéreas en contra de los sitios nucleares iraníes, incluyendo las instalaciones de enriquecimiento en Natanz.

"La clave de todo el acuerdo es la entrega a Israel de los aviones de combate de largo alcance, F-35. Esto le da a Israel la capacidad de ataque contra Irán", advirtió la fuente. Cualquiera que sea la oposición que todavía haya en el gobierno de Obama a atacar Irán, está limitada por el tiempo. Hasta las últimas declaraciones del Secretario de la Defensa Robert Gates, en un foro patrocinado por el Wall Street Journal, argumentando en contra de ataques militares, porque estos consolidarían el poder en manos del aparato actual de Ahmadinejad-IRGC, y consolidaría su determinación a obtener armamento nuclear, estuvo dirigido a presionar a Irán para que aceptara un acuerdo, antes de que se venza el plazo establecido y empiecen los preparativos de guerra.

Una segunda fuente de inteligencia de alto nivel confirmó la evaluación, incluyendo la creencia del presidente Obama de que sería preferible un ataque israelí a una acción directa de Estados Unidos —al menos al inicio de las operaciones militares. Según esta fuente, las fuentes de inteligencia de EU evalúan varias consecuencias posibles de un ataque israelí. Sin embargo, Lyndon LaRouche no se anduvo por las ramas, y denunció la mera idea de armar a Netanyahu con aviones de combate antirradares F-35, y hasta aprobar implícitamente las acciones de las fuerzas armadas israelíes en contra de Irán. "No se puede tomar un enfoque fragmentario de la situación estratégica actual", advirtió LaRouche. "Ninguna evaluación fragmentaria es competente. Está la desintegración de todo el sistema monetario del Inter-Alfa, en estos momentos. Esos círculos con centro en Gran Bretaña están absolutamente desesperados. Bajo estas circunstancias, no se deja suelto a un loco como Netanyahu. Es perfectamente capaz de iniciar el fuego que detone el caos a escala planetaria. Esto es una locura, pero es, desafortunadamente, precisamente el tipo de locura que hemos visto en el presidente Obama, una y otra vez".