El acuerdo de Obama con los republicanos menoscaba al Seguro Social y eleva impuestos a los pobres | LaRouche Political Action Committee

El acuerdo de Obama con los republicanos menoscaba al Seguro Social y eleva impuestos a los pobres



12 de diciembre de 2010 — Varios voceros demócratas han expresado su preocupación de que el acuerdo de Obama con el Partido Republicano (GOP) para recortar $120,000 millones de dólares en los impuestos [que deben pagar las empresas por su nómina] al Seguro Social podría ser el principio del fin del Seguro Social.

Varios medios periodísticos reportan las declaraciones de la ex congresista demócrata de Connecticut, Barbara B. Kennelly, quien encabeza el Comité Nacional para Preservar el Seguro Social y el Medicare, en el sentido de que "este recorte de 2 por ciento en los impuestos sobre la nómina es el principio del fin del Seguro Social tal como lo conocemos. Las contribuciones de los trabajadores han financiado el programa exitosamente por 75 años y ese nexo decisivo entre las contribuciones y las prestaciones es lo que mantiene al Seguro Social como un programa que se autofinancia".

El representante demócrata por Dakota del Norte, Earl Pomeroy, presidente de la subcomisión sobre el Seguro Social de la Comisión de Medios y Arbitrios de la Cámara de Representantes, dijo que los impuestos para el seguro social "deberían ser sacrosantos. Cuando se empieza a señalar que los niveles impositivos [del Seguro Social] son negociables, se termina en problema de largo plazo, pienso yo, en términos de hacer absolutamente seguro que el financiamiento a los programas sociales sean seguros" realmente.

El representante demócrata de Nueva York, Jerrold Nadler, dijo en el programa Frente a la Nación de la CBS, que el acuerdo de Obama le permitirá a los republicanos "hacer lo que ellos quieren realmente, que es recortar el Seguro Social y recortar el Medicare, recortar la educación sobre el SIDA, vivienda y todo lo demás". Luego señaló el peligro de largo plazo que corre el Seguro Social, y dijo que "Este recorte único, de un año, por $120,000 millones de dólares en los impuestos para el Seguro Social se pagarán del fondo general. Pero eso, por primera vez, comienza a hacer que el fondo general [para prestaciones] subsidie al Seguro Social por $120,000 millones de dólares al año y lleva al Seguro Social hacia el debate sobre el déficit, que menoscaba enormemente el apoyo político para evitar que destripen al Seguro Social dentro de unos pocos años".

Al mismo tiempo, el acuerdo de Obama con los republicanos representa un aumento de los impuestos a los pobres. El recorte de impuestos a la nómina de las empresas sustituiría al otro impuesto de Obama, el crédito fiscal llamado "el empleo si paga", el cual expira a fin de año. Este programa le da a los trabajadores un crédito fiscal del 6.2 por ciento de su salario, pero tiene un tope de $400 dólares y de $800 para las parejas.

La votación de este acuerdo en la Cámara de Representantes será otra prueba de fuego para este Congreso que todavía tiene que sacarse la espina, aunque parece que la presidenta del Congreso Nancy Pelosi está dispuesta a seguirle la corriente a Obama hasta el final.