Los republicanos en el Congreso se unen a Obama para atacar brutalmente el Seguro Social, Medicare y Medicaid | LaRouche Political Action Committee

Los republicanos en el Congreso se unen a Obama para atacar brutalmente el Seguro Social, Medicare y Medicaid



4 de enero de 2011 — Tanto los republicanos en el Congreso como los operativos de la Casa Blanca están repitiendo su mantra de que "vamos a hacer recortes, a fondo" para cuando Washington retome su ataque en contra de la población estadounidense esta semana. El portal electrónico Firedoglake.com ha caracterizado adecuadamente sus diatribas: "Esto es un atraco. Entrégame la bolsa de la abuelita y su tarjeta de Medicare, o hago volar a Wall Street".

Firedoglake se refiere específicamente a la perorata del senador republicano de Carolina del Sur, Lindsey Graham, en el programa de entrevistas "Meet the Press" del domingo pasado, cuando dijo "Yo no voy a votar a favor de un aumento en el techo de endeudamiento hasta que vea un plan efectivo que le haga frente a nuestras obligaciones de deuda de largo plazo, empezando con el Seguro Social. Yo no voy a votar a favor de un aumento en el techo de endeudamiento a menos que volvamos a los niveles de gastos del 2008, recortando los gastos discrecionales".

Luego, el primer congresista republicano afroamericano de Florida desde la Reconstrucción, Allan West, escupió sobre sus antecesores de hace casi 150 años, cuando se hizo eco de Graham: "La única forma en que yo apoyaría elevar el límite de endeudamiento es si también discutimos controles presupuestales sobre el gobierno federal, poniendo un tope a los gastos. Cómo le hacemos frente a los problemas del Seguro Social, Medicare y Medicaid", los programas médicos gubernamentales para los mayores de 65 años, y para las familias menesterosas, respectivamente.

El presidente del Consejo de Asesores Económicos de la Casa blanca, que lleva el nombre apropiado de Austan Goolsbee, prometió que Obama se iba a arreglar con las mejores de ellos: "Vamos a tener que hacer, en el mediano plazo, una serie de decisiones difíciles, y el Presidente no tiene miedo de hacerlo. Y yo creo que pueden ver en su presupuesto que está dispuesto a hacerlo".

Justo a tiempo con las mentiras estadísticas que justifiquen el asesinato de ancianos, apareció el 4 de enero un artículo de Associated Press en la Sección A del Washington Post en donde se cubre un estudio del Instituto Urbano, que alega que la población no paga lo suficiente al Seguro Social o al Medicare ni siquiera para cubrir lo que los actuarios de seguros esperan que vivan y obtengan. En el caso del Medicare, el estudio admite que la causa primaria en la brecha es el crecimiento rápido de los costos en los servicios de salud, sin tomarse la molestia de mencionar el papel genocida de las compañías aseguradoras parasíticas de Wall Street.

La sicosis ignorante de esos que exigen recortes fascistas queda ejemplificado por Mike Lee, el senador republicano entrante por Utah: "Ciertamente es perturbador que tengamos que agregar billones de dólares adicionales a nuestra deuda con el fin de proteger los recortes fiscales sin los cuales no podría sobrevivir hoy nuestra economía".