Kerry lame el piso para Obama; obtiene una victoria "pírrica" para una resolución sobre Libia en el Senado | LaRouche Political Action Committee

Kerry lame el piso para Obama; obtiene una victoria "pírrica" para una resolución sobre Libia en el Senado



30 de junio de 2011 — El senador John Kerry se ha postrado con todo y su historial político como oponente del poder dictatorial de los presidentes para declarar guerras, cuando hizo que su Comisión de Relaciones Exteriores del Senado votara a favor de autorizar la intervención militar en Libia que obviamente el presidente NerObama ni siquiera reconoce que necesita. En seis horas de sesiones, Kerry, en contraste con su oponente en el debate, el senador Richard Lugar, nunca mencionó a la Constitución de EU, que le otorga al Congreso la autoridad exclusiva de declarar la guerra a menos que Estados Unidos sea atacado militarmente.

Como señaló Lyndon LaRouche mientras todavía se celebraba la audiencia ayer miércoles 29, "al abandonar la Constitución, Kerry abandonó la única conexión que la mayoría de los estadounidenses tienen con la moralidad".

Los resultados de lo que hizo Kerry fueron contradictorios. Primero se vio forzado por la oposición bipartidista a la conducta de Obama, a apoyar una resolución del senador Lugar en donde afirma —censurando al Presidente— que la Ley de Poderes de Guerra si se aplica a la operación en Libia, que si constituyen "hostilidades" y que Obama requiere autorización del Congreso. Esta resolución de Lugar fue aprobaba unánimenente. Sin embargo, debido a la cobardía de muchos de los senadores, la comisión votó después 14-5 a favor de darle a Obama esa autorización, una resolución planteada por Kerry y McCain, que ahora ira a votación en el pleno del Senado junto con la enmienda de principios de Lugar. Los únicos votos en la Comisión en contra de darle autorización fueron los de los senadores republicanos Lugar, Corker, DeMint, Barrasso y Lee.

En la audiencia de la Comisión por la mañana, antes de la votación, el único testigo del gobierno fue el jefe del Departamento Jurídico del Departamento de Estado Harold Koh. Esto de debió a que, como se quejaron algunos senadores, la Casa Blanca vetó el testimonio del Departamento de Justicia o de la Defensa, debido a que se oponen al argumento ilegal de Obama de que el puede actuar por fuera de la Ley de Poderes de Guerra. Koh —quien se parece y piensa como el asesor de guerra de 'Dubya' Bush, John Yoo— es un sofista y viejo colaborador de George Soros, y todo su argumento durante la audiencia tenía el sabor del imperialismo británico: "El problema que tenemos ante nosotros no es legal, sino de política". Cuando no invocaba las resoluciones de la ONU para indicar que gobiernan las decisiones de guerra de EU, repetía incansablemente los "cuatro límites" —misión limitada, medios limitados, riesgo de bajas limitado, riesgo de escalamiento limitado— para alegar que Libia no tenía nada que ver con la Ley de Poderes de Guerra. Sin bajas estadounidenses —es decir, el otro país no "responde el fuego" efectivamente— entonces EU no estaba involucrado en "hostilidades", alegó Koh. Todo "dependería de las circunstancias y los hechos en el caso", incluso si el ejecutivo de Estados Unidos pudiera asesinar a un jefe de Estado.

Los senadores Bob Corker y James Risch acusaron a Obama, en voz de Koh, de promulgar una doctrina de que el Presidente de Estados Unidos puede llevar a cabo ataques con vehículos no tripulados y otros "a distancia" en contra de cualquier país del mundo, y alegar que no hubo "hostilidades". Corker atacó a Koh por usar "argumentos académicos curiosos" y "fórmulas matemáticas para evadir la ley. No se puede reducir la responsabilidad constitucional del Congreso a una fórmula matemática. Tu has socavado la credibilidad de este gobierno; yo creo que has socavado la integridad de la Ley de Poderes de Guerra; y yo creo que al adoptar este punto de mira tan estrecho, le haces un flaco servicio a nuestro país".

Kerry explotó en contra de Corker, primero intentando defender a Koh y después en una defensa patética y absurda de Obama. Kerry alegó que Obama ha obedecido la Ley de Poderes de Guerra al sugerirle privadamente que la resolución sin fuerza de ley de Kerry, algo de lo que se burló el mismo Obama en su carta al Congreso del 15 de junio, en donde dice que el no necesita ninguna autorización. "No culpen al Presidente" gritó Kerry en la Comisión. "El Congreso de Estados Unidos no lo hizo". Claramente el "lo" al que se refiere es "capitular" y entregar la Constitución.

Pero el senador Kerry se pudo dar cuenta de que nadie en la Comisión aparte de él, aceptaba la afrenta de Obama y Koh sobre "No hostilidades, no Ley de Poderes de Guerra", y por lo tanto, cuando reasumieron actividades, aceptó la enmienda de Lugar rechazando esta afrenta.

Kerry sigue al pie de la letra sus instrucciones degradantes de sacar a Obama del atolladero que representa la demanda de Kucinich y de un posible enjuiciamiento político, y por eso le quiere conseguir una aparente autorización del Congreso, aunque con ello socave la credibilidad del Senado. Pero dado que la Cámara de Representantes ya votó en contra de esa autorización, es probable que Kerry se haya postrado, al igual que lo que quede después de hoy de su otrora gran influencia y autoridad, del lado de una causa perdida.