"Un pánico furibundo" barre los mercados financieros del mundo | LaRouche Political Action Committee

"Un pánico furibundo" barre los mercados financieros del mundo



23 de septiembre de 2011 — Un día después de que los capitanes del Titánic —el Banco de Inglaterra británico y la Reserva Federal de EU—profirieron sus instrucciones mensuales hiperinflacionarias, el sistema financiero mundial se hundió más en un torbellino.

El nuevo comité del Banco Central Europeo, el Consejo Europeo sobre Riesgo Sistémico (CERS, que encabeza el mismo presidente del BCE, Jean-Claude Trichet) emitió ayer un informe alarmante donde advierte de que está "surgiendo rápidamente un riesgo de contagio significativo [que] amenaza la estabilidad financiera de la Unión Europea en su conjunto". El CERS decidió que "se requiere una acción decisiva y pronta de todas las autoridades... para salvaguardar la estabilidad financiera", pero, por supuesto, no pudieron especificar que medidas se deben tomar.

Los bancos franceses son los que siguen sufriendo la mayor parte de los ataques, y el banco BNP Paribas anunció una gira para el Medio Oriente para tratar de conseguir unos 2,000 millones de euros ya sea de Qatar o de Abu Dhabi, para impedir la bancarrota. Por su parte, se informó que Qatar está en pláticas con otros bancos franceses para tomar medidas similares. El director de Pimco (la firma de corretaje que más transa en bonos en el mundo), Mohamed el Erian, declaró que lo hecho por el BCE hasta ahora no es suficiente, y que "se necesita mucha más capacidad de fuego para ser un cortacircuito", un punto de vista del cual se hizo eco el secretario del Tesoro de EU, Timothy Geithner, en una entrevista donde pide un "cortafuego más extenso" en Europa. El Erian especificó que "todas los indicios del pánico de los inversionistas institucionales hacia los bancos franceses están ahí", y que si no se hace algo, toda "Europa se hundiría en una franca crisis bancaria".

Ya estamos ahí, como escribió el director asociado del diario británico Daily Telegraph, Jeremy Warner, el 21 de septiembre. Hay "ya un pánico furibundo en torno a la solvencia del sistema bancario europeo", y agregó que "el sistema bancario sigue necesitando quisquillones de dinero público de modo casi increíble".

Consecuentemente, los mercados de valores en ambos lados del Atlántico se desplomaron otro 4% más ayer, como ha venido ocurriendo semana a semana.