¡Irlandeses derrotan el Tratado de Lisboa! | LaRouche Political Action Committee

¡Irlandeses derrotan el Tratado de Lisboa!



13 de junio de 2008 (LPAC).— Los irlandeses le asestaron una derrota contundente al Tratado de Lisboa. 53.4% de los votos fueron en contra mientras que 46.6% fueron a favor, o sea, 752,451 votos por el "sí" contra 852,415 por el "no". De los 43 distritos electorales, solo 8 votaron a favor del tratado. En algunos distritos, en especial los distritos de clase trabajadora, el voto en contra alcanzó hasta el 65%. El Irish Times

informa que el tratado fue derrotado abrumadoramente en las areas agrícolas o de clase trabajadora. De los ochos distritos electorales de Dublin, cinco votaron por el "no".

Lyndon LaRouch comentó ayer que "este patrón se corresponde a la votación en las primarias a favor de Hillary Clinton en los Estados Unidos. Es la misma tendencia. Las zonas urbanas y rurales donde se concentra la población con menores ingresos, que es el 80% de la población, especialmente en ciertas ramas del grupo con edades entre los 25 y 35 años de edad, están enfáticamente en contra de este tipo de basura".

Los resultados son similares a la votación en contra del Tratado de Niza I pero, a diferencia de entonces, cuando la asistencia a las urnas fue de solo un 35%, esta vez la asistencia fue de 53%. Hasta en Niza II, que se aprobó, la asistencia fue de solo un 49%. Esta vez, había esperanzas de que la gran asistencia a las urnas fuera para votar por el "sí", pero claramente no fue así. Aunque anoche no hubo encuestas de salida, el Irish Times informa que los votantes por el "no", que abarcaron la más amplia gama social, expresaron su determinación y se mostraron felices de decir que habían votado por el "no".

Irónicamente, el gobierno quiso alegar que su derrota se debió a la falta de información sobre el tratado, pero de hecho toda su estrategia se basó en tratar de retener la mayor cantidad de información posible, con la esperanza de poder abrumar a la población, y salió contraproducente. El ministro de la juventud Noel Ahern fue un poco más honesto, al decir que la derrota se debió a que el tratado "carece de un gran tema de importancia que se pueda vender".

Los organizadores de la campaña por el voto por el "no" estaban contentos. Copiando la campaña de Hillary Clinton en las primarias demócratas, se enfocaron su proceso organizativo directamente en la población, y no perdieron su tiempo con los euro-parlamentarios o los partidos políticos. El fundador de la organización por el 'no", Libertas, Declan Ganley dijo: "El pueblo irlandés rechazó el Tratado de Lisboa. Es un gran dia para la democracia irlandesa". Agregó qie "Esto es democracia en acción...y Europa necesita escuchar la voz de la población".

Destacando la importancia de la oposición de la clase trabajdora, el dirigente del Partido Socialista Joe Higgins dijo que el voto por el "no" fue un "gran rechazo a la clase política" y una reivindicación de los derechos de "decenas de millones de trabajadores" en la Unión Europea. Agregó que, "ciertamente desde la perspectiva del Partido Socialista, los elementos claves que planteamos, de preocupación por los servicios públicos, la militarización y los derechos del trabajador y la carrera hacia el vacio, todos encontraron una respuesta clave entre la población trabajadora y en las areas de clase trabajadora, y eso se mostró muy claramente en el resultado. Este no es un desastre, como pretenden presentarlo. De hecho, puede ser una convocatoria a todos los trabajadores de toda Europa que han estado soportando el peso de este monstruo destructivo neoliberal de la Unión Europea en términos de privatización de los servicios, ataque a sus derechos pensionales, ataque a la idea de un salario decente y un trabajo adecuado".

Mary Lou McDonald, de Sinn Fein, quien junto con el Partido Socialista fueron los unicos dos partidos en el parlamento que votaron en contra del tratado, dijo que el voto del pueblo mostraba su compromiso con la neutralidad y el temor a "perder el poder" si se aprobaba el tratado.

El entusiasmo se extendió más allá de Irlanda. Un miembro holandés del Partido Socialista, que hizo campaña en contra del tratado le dijo a EIR que "aunque no se va a acabar el peligro hasta que no se adelante un nuevo modelo no neoliberal, y seguramente los eurocratas tratarán de imponer de nuevo su dictadura, en los próximos 2 a 5 años no va a haber un superestado neoliberal con una política militar y exterior común".

En respuesta a la derrota irlandesa del Tratado de Lisboa, LaRouche PAC extiende una calurosa felicitación a toda Europa y un GRAN J...se a Londres