Logramos una victoria; ahora hay que trabajar | LaRouche Political Action Committee

Logramos una victoria; ahora hay que trabajar



A continuación, los comentarios de Lyndon LaRouche el 19 de diciembre de 2009, sobre la situación estratégica después del fracaso de la cumbre climática de Copenhague.

Hemos proclamado la victoria. Obama ha fracasado. Está en una crisis, y aun antes de que ocurrieran los acontecimientos de este sábado y domingo, los británicos lo estaban descartando. En cierto sentido, los británicos le tendieron una trampa, para estar seguros que quedaría abajo. Y obviamente ellos andan con algún programa diferente ahora.

Larry Summers tiene grandes problemas. Sus problemas de Harvard están regresando para perseguirlo. Todo el sistema se está desbaratando; el gobierno de Obama se está desbaratando. Todo el gobierno de EU se está desbaratando. En cierto sentido, tenemos que proclamar la victoria, porque hemos derrotado a estos tipos. Lo que ocurrió esta semana no fue inesperado. La campaña presidencial de Obama se ha caído al suelo. El año está cerrando; unos 11 meses han transcurrido y ha sido un fracaso total. No ha resuelto ninguna de las cuestiones que son asuntos urgentes del gobierno, que se deberían haber tratado. Mientras corría detrás de esta locura sobre la atención médica, con un programa realmente nazi, un programa nazi de atención médica, diseñado esencialmente para la versión de Tony Blair del programa nazi de atención médica-el programa de Hitler. Eso es lo que es. Nadie cuerdo, especialmente demócratas, jamás votarán por una ley de atención médica, aun una basada en el sistema de las HMO, las Organizaciones Administradoras de Salud.

La única política de atención médica que podemos tener es regresar a la de la ley Hill-Burton. Porque son las compañías de seguro, incluyendo la AIG, que, por la combinación del programa de las HMO, que fue una estafa de entrada, y luego la sandez que ocurrió con los problemas legales en las cortes, de los llamados juicios por negligencia profesional. Así que las compañías aseguradores usaron los fallos de las cortes, con acuerdos locos por negligencia profesional, para aumentar los precios del seguro contra juicios para los médicos, los hospitales y otras instituciones. Eso es lo que lo destruyó. ¡Tenemos que eliminar las HMO! Tenemos que regresar a Hill-Burton-eso es. Tenemos que regresar a la ley Glass-Steagall y la Hill-Burton, dos cosas muy decisivas.

Ahora, también tenemos que llevar a cabo un proceso mediante Glass-Steagall y hacerlo bien. Tenemos que aplicar la orientación Glass-Steagall a toda institución que se quiera llamar banco, a no ser que sea estrictamente un banco de inversión, un banco de Wall Street, y que se separa de cualquier cosa que se asemeje a los restos de un banco comercial mediante Glass-Steagall. Los bancos comerciales tienen que pasar por Glass-Steagall.

Ahora, este proceso significa que vamos a anular, esencialmente, unas decenas de billones de dólares de deuda, deuda falsa, que se emitió desde septiembre de 2007, esencialmente hasta 2008-2009, pero esencialmente desde septiembre de 2007. Y vamos a tener que eliminar eso. Y al regresar a un patrón Glass-Steagall, esencialmente vamos a regresar a un sistema de crédito, limpiando las cosas, pero tenemos que regresar a un sistema de crédito como el que pretendió establecer Roosevelt en 1944, en las negociaciones de Bretton Woods entonces. Vamos a tener que eliminar la idea de un patrón monetario internacional. Es decir, vamos a eliminar la idea de tipos de cambio fijos, como una idea para un sistema monetario. ¡Vamos a eliminar los sistemas monetarios por completo! Vamos a regresar a los sistemas de crédito; vamos a empezar con Estados Unidos como un sistema de crédito. Porque empezando el año, enfrentamos el desplome completo del sistema bancario financiero internacional, y demás. Todo está en proceso. No hay nada que se pueda hacer al respecto. Si tratamos de quedarnos con este sistema, todo el sistema se va a desplomar en una Era de Tinieblas.

Así que, hay varias cosas que hay que hacer. Número uno: utilizar Glass-Steagall, no de la manera limitada como Volcker quiere hacerlo, pero hay que hacerlo a mi manera. Vamos a poner al sistema por un proceso de Glass-Steagall. Vamos a eliminar de las cuentas estos billones de dólares de deuda, que son deudas de juegos de azar, porque no cumplen con los requisitos de Glass-Steagall. Vamos a poner fin al rescate, y hacer borrón y cuenta nueva para emitir crédito, para lanzar el tipo de programa de recuperación que he indicado, incluyendo mi concepto de una CCC (Cuerpo Civil de Conservación, de Roosevelt), porque eso es lo que se tiene que hacer.

Así que tenemos que lanzar un programa de recuperación este año. No vamos a esperar a que termine el período de Obama. Lo tenemos que hacer ahora: porque diciembre, enero, febrero, ¡ése es el límite! Se tienen que hacer estas cosas dentro de ese límite. Y hay que imponerle al congreso aterrado que haga lo que tiene que hacer, para aprobar estas cosas.

No solo vamos a descartar la ley de "tope y trueque" (de la C02) de manera permanente; sino que vamos a descartar el programa de atención médica de manera permanente, excepto regresar a un cambio muy simple, regresar al sistema de Hill-Burton. Y se va a requerir cierta ingeniería en eso, en la transición, pero vamos a regresar a un sistema Hill-Burton. Es lo único que podemos proporcionar, es lo único que va a funcionar. Olvídense del resto. Lo podemos manejar.

Ahora, al liberar las cosas, vamos a tener crédito disponible, crédito federal, bajo este nuevo acuerdo que, en efecto, se tiene que hacer con legislación de emergencia: vamos a declarar una emergencia nacional. También la vamos a declarar internacionalmente, pero inmediatamente vamos a declarar una emergencia nacional, porque hay una crisis de desintegración en curso del sistema monetario. Vamos a anunciar que vamos a tomar medidas inmediatas que son necesarias para parar esa crisis, y para lanzar un verdadero programa de recuperación. Eso quiere decir, de nuevo: yo digo, aniquilemos el sistema de las HMO en lo que respecta a la atención médica, y regresemos estrictamente a un sistema Hill-Burton: una ley muy simple, nada de 2.000 páginas ni 300 páginas, ese tipo de cosas. Un sistema simple.

Luego, emitiremos un fondo, un fondo hecho ley por voto del congreso. Vamos a imponer un voto del congreso que establezca un programa de recuperación general, aprobando fondos del Tesoro para financiar, a través del sistema bancario reorganizado como vehículo para echar a andar estos proyectos, que son como el programa CCC que propuse, y las cosas que lo acompañan, para lograr un verdadero programa de recuperación, que no es un programa de "empleos", sino un programa de "trabajo". El punto es tomar gente joven, entre 18 y 25 años de edad especialmente, y pasarlos por esta cosa tipo CCC. Y hay que hacerlo primero con un proceso para filtrar a la gente: se toma la gente que inmediatamente se pueden asignar a algún trabajo, y vamos a estar creando los empleos. La manera en que lo vamos a hacer es tomar un componente de jóvenes de este CCC, gente calificada que sale del grupo del CCC, y ellos trabajarán en proyectos donde volverán a trabajar obreros calificados que se necesitan para estos tipos de proyectos, como obras de ingeniería y demás, para lanzar estas obras. Luego tendremos un grupo de personas que son trabajadores con experiencia en este tipo de trabajo, para que trabajen con los jóvenes que llegan como aprendices, o casi aprendices, a estos programas. Y nuestro objetivo es lograr algunos millones de nuevos empleos inmediatamente, para lograr un cambio de 180 grados.

Vamos a tener que declarar una emergencia nacional en embargos financieros de viviendas. Vamos a tener que parar los embargos, como propuse con mi proyecto de ley de Protección de Propietarios de Vivienda y Bancos. Esa ley tiene que entrar en vigor, en cierto sentido, de manera retroactiva, anunciando que ha existido una emergencia desde julio de 2007. No se ha abordado la emergencia; tenemos que hacerlo con esta emergencia al aprobar esta ley ahora, como si se aplicara incluso a casos que datan desde julio de 2007. Ese tipo de cosas.

Hemos resuelto un problema: la llave estranguladora de Obama en la política de Estados Unidos, y la internacional, acaba de llegar a su fin. Obama aun es presidente, y probablemente por algún tiempo debe seguir en la Casa Blanca. Pero debemos tomar toda la caterva de conductistas, Larry Summers y demás: ¡para fuera! ¡Y saquemos a Bernanke! Porque vamos a tener que reorganizar el sistema de la Reserva Federal-también tiene problemas. Vamos a lanzar la recuperación, reorganizando el sistema en una base Glass-Steagall. Nos vamos a un sistema de crédito, a diferencia de un sistema monetario. Vamos a ir a negociar nuevos acuerdos inmediatamente con China, Rusia e India, y con otros países-mi programa. Y vamos a lanzar un programa de recuperación dentro de Estados Unidos, con todas las cosas que lo acompañan.