29 de abril: Un diálogo internacional extraordinario con Lyndon LaRouche

29 de abril: Un diálogo internacional extraordinario con Lyndon LaRouche

El 29 de abril, Lyndon LaRouche participó en un diálogo extraordinario con un grupo que se reunió en Nueva York para discutir varios elementos de la propuesta de LaRouche para un acuerdo de las Cuatro Potencias y temas relacionados. El grupo estaba compuesto por planificadores y distinguidos académicos de algunas universidades de importancia de Estados Unidos, como la Universidad de Stanford, la Universidad de California en Berkeley, el Massachusetts Institute of Technology, Princeton y la Universidad de Columbia. También participaron representantes de Rusia, China e India. Algunos periodistas fueron invitados a escuchar el intercambio, aunque ellos no tenían derecho de voz. Aunque se convocó el seminario como una discusión privada, hubo un acuerdo común entre los que participaron que, dada la intensidad de la actual crisis económica y financiera global y la naturaleza extraordinaria de los comentarios de LaRouche, que sería mínimamente un grave error no publicar el intercambio. Lo que sigue es una transcripción editada de la reunión. La moderadora fue Debra Freeman, la portavoz nacional de Lyndon LaRouche.

Antes de que Lyndon LaRouche se comunicara con la reunión por una conexión en vivo, los participantes escucharon un informe que LaRouche había presentado a sus colegas el 24 de abril, titulado "El caso de Arkady V. Dvorkovich". De seguidas, la transcripción del dialogo con subtítulos añadidos.

¿Sirvió de algo Wall Street alguna vez?

FREEMAN: Lyn, la primera pregunta surgió como resultado de algunas cosas que ocurrieron aquí esta mañana. Como sabes, ayer hubo dos reuniones en Washington. Una fue la primera reunión de la Comisión Peterson, la comisión de austeridad, y también hubo una cumbre económica auspiciada por la Fundación Peterson. En el transcurso de esa discusión, el ex presidente Bill Clinton hizo varios señalamientos que fueron distorsionados de manera descarada en los medios.

Una de las cosas que surgió en los comentarios de Clinton, que los medios erróneamente presentaron como una defensa de Goldman Sachs, cuando en realidad es muy claro que ésta no fue la intención de sus comentarios, pero lo que sí dijo es que, bajo las actuales condiciones, bajo la actual estructura legal en que casi todo ha sido desregulado, que él no estaba del todo seguro que ellos habían violado la ley, con la implicación obvia de que estamos viviendo en un universo más o menos sin leyes cuando se trata de este tipo de payasadas. Dijo que el tema real, el tema más importante, es que estas transacciones verdaderamente no tienen valor ni utilidad intrínseca para la economía en su totalidad, y que, desde la óptica de quienes somos diseñadores de políticas, que él piensa que es mucho más importante abordar ese punto.

Una de las preguntas que surgieron aquí fue si antes de esta locura de la desregulación y las varias medidas en torno a, primero, los bonos chatarra y luego los derivados financieros y toda lo que ha surgido desde ese entonces, si en algún momento las inversiones de Wall Street representaban algo que sí tenía alguna relación real a la economía física, algo que tuviera un valor real intrínseco.

Y todo esto surgió precisamente porque, por un lado, sus comentarios y su relación a lo que necesitamos ahora en términos de verdadera regulación. Pero también en términos de comentarios que tú has hecho frecuentemente, especialmente en el último año, de que simplemente hay que clausurar a Wall Street en su totalidad, que no tiene valor alguno. Y la gente acá está preguntando si esto siempre ha sido el caso, o si es producto de la locura del período posterior a la segunda guerra mundial.

LAROUCHE: Bueno, sobre el último punto, el tema en el caso de Wall Street es que las instituciones que son Wall Street, especialmente las principales instituciones como el caso ahora de Goldman Sachs y el escándalo de la AIG, significan que Wall Street ha sido tomado por instituciones que ya no tienen la más mínima semejanza a algo que cualquier persona decente quisiera tener en su territorio. Así que, por lo tanto, la cosa que hay que hacer es eliminar a Wall Street.

Es fácil eliminarla, simplemente condenándola de robo y de desperdicio, derroche. Lo que vamos a tener que hacer es, el primer paso para cualquier recuperación de Estados Unidos, cualquier recuperación de la economía de Estados Unidos y el mundo, es aplicar un patrón Glass-Steagall, no solamente en Estados Unidos sino globalmente. En otras palabras, debe ser una parte integral de los acuerdos y tratados de varios tipos que naciones deberían adoptar entre sí. Eso quiere decir que, antes de que podamos entrar en un programa de recuperación, tenemos que empezar con un proceso tipo Glass-Steagall.

Ahora, lo que eso quiere decir es que simplemente eliminaríamos a empresas como Goldman Sachs. Desaparecerían automáticamente porque no se les puede clasificar como empresas legítimas consistentes con la intención de nuestra Constitución federal.

Ahora, el otro lado de esta cosa es que hay que ver la manera en que se expiden las leyes. Tenemos este proyecto de ley que está saliendo de Connecticut, del senador de Connecticut, que es una locura. Tenemos proyectos de ley enormes como ése, que no incorpora ninguna declaración de intención. Es un proyecto de ley que están tratando de aprobar a todo vapor, con todas estas páginas, sin declaración de principio coherente alguno, ni intención. Es solamente un paquete, como la larva del frígano, que ha juntado todo tipo de pedacitos de tierra y cosas parecidas, para crisalidar.

Así que este tipo de legislación tiene que dejar de existir.

Toda la legislación importante bajo Franklin Roosevelt, por ejemplo, fue simple, en términos de cantidad. Se planteaba un principio y se planteaba la manera en que se pretendía lograr su ejecución. Eso era suficiente; pero ya no tenemos eso. Este proyecto de ley, el proyecto actual, contiene todas estas paginas, pero no tiene declaración de intención. No hay razón para que exista la ley, según la ley misma. No plantea una razón porque la que la ley debe existir. Y la ley misma no tiene coherencia. Ningún miembro del congreso va a leer o estudiar el proyecto de ley en su totalidad, de manera competente. No saben por lo que están votando. Y es un proyecto de ley que no tiene un planteamiento o una declaración de intención competente. No tiene relación, en términos de su diseño, con los principios de la Constitución federal. Y hay quienes dicen que no es anticonstitucional. No es nada. No debe existir. Si no es constitucional específicamente, entonces no debería existir.

Podemos modificar nuestra Constitución por el mismo método por el que lo creamos. Pero el Preámbulo de la Constitución también es un principio. El Preámbulo de la Constitución es la base sobre la que se fundó esta nación. Así es que estas consideraciones entran en vigor.

Así, la primera cosa que hay que hacer es no tener proyectos de ley de gran escala. No los necesitamos. La legislación competente que entienden los miembros del Congreso— y mucha de la legislación que se ha aprobado recientemente, esta legislación grande, no se entiende. Y si se presenta legislación larga y luego se exige que se considere de inmediato, sin examinarla, se está cometiendo un fraude en contra de la nación. La legislación es inherentemente anticonstitucional, porque no se conforma a una declaración de intención, y tiene mucha basura metida adentro, que simplemente no es pertinente.

Debería dejar de existir. Ahora si hacemos eso, que quiere decir que tenemos que ir a un Glass-Steagall, y tenemos que tener una intención entre las naciones, con un sistema de tipos de cambio fijos. Porque, como sabemos, la cesación del sistema de tipos de cambio fijos significó que las naciones ya no podían tomar crédito de otras naciones, y esperar que las condiciones originales de préstamo se mantendrían. Porque el valor de la moneda fluctuaba en el mercado mundial. Y por lo tanto, rápidamente se ponían a naciones enteras en bancarrota, por este tipo de proceso de préstamos. Y Roosevelt entendió esto, y la gente detrás de él lo entendió.

Hay que apegarnos a la Constitución federal de los Estados Unidos, que en sí misma es una intención gobernante. Y no creo que nadie ha planteado algo nuevo que cambiaría la intención esencial de la Constitución, tal y como se firmó y como se actualizó en ese proceso. Por lo tanto, ésa es la primera cosa.

Segundo, no podemos tener comercio mundial ni una recuperación sin un sistema de tipos de cambio fijos, lo que quiere decir que el mundo tiene que pasar a un sistema de tipos de cambio fijos. Tiene que eliminar toda esta basura, que es la basura de Wall Street de hoy, e ir a un sistema bancario y a un patrón de administración, y que probablemente deberíamos eliminar al sistema de la Reserva Federal, asimilando sus activos y sus obligaciones apropiadas, bajo la creación de un banco nacional.

Porque nuestros bancos han sido arruinados por la legislación que se aprobó, y otras reformas, desde del 2007. Han sido arruinados. Ya no tenemos un sistema bancario competente. Tenemos elementos de banca competente, dentro de algunos bancos, pero eso quiere decir que tenemos que tener una reforma bancaria tipo Glass-Steagall.

Ahora, eso quiere decir que vamos a necesitar algo para reemplazar lo que ya es un sistema de la Reserva Federal en bancarrota. Hablando de manera estricta, el sistema de la Reserva Federal está corrompido más allá de cualquier remedio. Tiene elementos que son esenciales, y que hay que defender, porque tienen un valor intrínseco, o reclamos intrínsecos, reclamos justos. Por lo tanto, vamos a tener que sacar la basura del sistema de la Reserva Federal por este mismo método; reconstituir los bancos mercantiles que antes teníamos bajo regulación— bancos estatales y federales. Y tenemos que crear un vehículo en la forma del sistema de Hamilton, de banca nacional, que cubre la relación del gobierno federal y la economía en general al sistema bancario.

Estas medidas son absolutamente indispensables para salir de la crisis. Sobre esa base, eso quiere decir que tendremos relaciones de tipos de cambio fijos de largo plazo entre las naciones. Tenemos que arreglar eso rápidamente. Tenemos que tener un patrón tipo Glass-Steagall para los asuntos internacionales, así como dentro de las naciones. Luego tenemos que diseñar acuerdos de crédito a gran escala, que nos permitirán desarrollar esencialmente la infraestructura económica básica del tipo de economía mundial que queremos que resulte. Y necesitamos los mecanismos, que son esencialmente mecanismos al estilo de Roosevelt, pero diseñados para la condición actual.

En otras palabras, Roosevelt tuvo, nosotros tuvimos la condición más feliz bajo Roosevelt, mientras el vivía. No tenemos ese tipo de condición en el mundo, que teníamos entonces. Por lo tanto, tenemos que tomar en cuenta la condición arruinada del mundo, especialmente la sección transatlántica del mundo, y tenemos que entender las necesidades de la región de la Cuenca del Pacifico occidental. Y yo pienso, en mis términos, que lo que necesitamos es un acuerdo con estos rasgos, como un acuerdo tipo tratado, entre Estados Unidos, Rusia, China, India y países asociados, tales como por ejemplo Japón, Corea del Sur, y así por el estilo. Necesitamos este tipo de reforma. Tenemos una reforma orientada por una misión, para salvar al mundo, para salvar a la economía mundial. Eso quiere decir que vamos a invertir— la mayor parte del énfasis será inmediatamente en infraestructura económica básica: transporte colectivo, energía de alta densidad de flujo energético, sistemas de gestión de agua, sistemas educativos, restaurar un sistema Hill-Burton de atención medica, en vez de esta versión ladrona AIG de atención medica.

Hay que regresar a eso.

Tenemos que tener estos tipos de acuerdos entre naciones, y creo que Estados Unidos, Rusia, China, e India son los elementos fundadores absolutamente imperativos de tal acuerdo internacional. Bajo este tipo de orientación, estoy seguro, porque yo sabría como lograrlo, estoy seguro que podemos organizar una recuperación rápida del mundo para salir de este lío. Nos tomará dos generaciones lograr esos objetivos, pero podemos empezar a hacerlo rápidamente.

Y por el otro lado, tenemos un desplome general. El desplome general de la economía de Europa, la economía del euro, se está desintegrando. Bajo las políticas actuales de Rusia, bajo influencia británica, también se está desintegrando. Así que, por lo tanto, esta acción se requiere de inmediato. Yo creo que es relativamente simple— es simple para mi de todas maneras, porque he vivido con estas ideas por tanto tiempo. Pero estoy seguro que funcionará.

En todo caso, basta eso para empezar.

Una pregunta rusa sobre Glass-Steagall

FREEMAN: La siguiente pregunta viene de uno de nuestros amigos que está aquí representando a Rusia. El aclara QUE su pregunta no necesariamente REFLEJA su punto de vista, sino que es una pregunta que mucha gente plantea en su propia país respecto a tus comentarios sobre Glass-Steagall.

Dice que él entiende absolutamente la necesidad de un arreglo tipo Glass-Steagall dentro de Estados Unidos, porque nuestro sistema financiero se ha vuelto una catástrofe increíble. Pero, él discrepa con tu llamado por un Glass-Steagall global. Dice que no considera necesariamente que sea una cosa mala que haya ese tipo de regulación, pero pregunta si no es realmente una propuesta típicamente estadounidense, y con eso quiere decir que es algo donde Estados Unidos busca protegerse a sí mismo, dado que Estados Unidos ahora sufre el mayor endeudamiento. Esencialmente serviría para eliminar esa deuda de Estados Unidos; ¿no es algo que algunos de los países que están recibiendo los efectos negativos de todo esto, legítimamente objetarían?

LAROUCHE: Es muy diferente. El tamaño de la deuda de Estados Unidos es reflejo del tamaño de la economía de Estados Unidos, y su papel en el mundo. La mayor cantidad de deuda está en el imperio británico, como se expresa en instituciones como la organización del señor Rothschild, el grupo Inter-Alfa. Es una de las peores pestilencias en este planeta.

Existen también, por supuesto, en términos de Rusia, existe un problema, que es que hay un conflicto de política en Rusia misma. Rusia está entre las naciones más promisorias, pero también es una de las más pobres. Tengo gran simpatía para los esfuerzos del primer ministro Putin y los programas para el desarrollo de infraestructura. Pero yo no— yo creo que lo que he escuchado de otra manera de otras fuentes en Rusia, que generalmente representan los intereses de empresas inútiles, que figuran en la lista como principales empresas rusas que, operan en el Caribe, a las que me refiero como los piratas del Caribe. Y si Rusia no realiza inversión de gran escala en infraestructura económica básica, y en el desarrollo de manufacturas y la industria agropecuaria, así como las cosas que van juntas con esto, Rusia va a ir en la dirección en la que ya va Europa.

Existe una crisis ahí. Yo sé que existen diferencias de política dentro de Rusia. Hay quienes están a favor de la infraestructura de largo plazo, lo que es cuerdo. Es la única manera en que Rusia se va a poder reconstruir después del ultraje que se hizo a Rusia en el periodo inmediatamente posterior a los soviéticos. Ése es el problema más grande de Rusia. Pero la idea de ir con el otro tipo de programa está condenada, y si Rusia se mantiene en ese tipo de programa se va a destruir. Y me preocupa que Rusia no se destruya. Que Rusia se beneficie tanto o más que Estados Unidos de una reforma Glass-Steagall.

El gran parásito del planeta es el imperio británico, los intereses británicos que ejemplifica el grup que Rothschild creó en 1971, en el mismo momento en que los intereses británicos indujeron a Estados Unidos a desmantelar el sistema de Bretton Woods, el sistema de tipos de cambio fijos.

Así es que yo sé que existen sentimientos dentro de Rusia que quieren este otro tipo de cosa. Tuvimos un representante, un representante especial del presidente ruso, aquí en Estados Unidos, y lo que él dijo, lo que oímos, fue para mi una locura absoluta. Estas políticas que propuso, o las que enfatizó, destruirían a Rusia. La idea de establecer un Silicon Valley en Rusia es una locura, una farsa. Eso fue una creación del gobierno estadounidense en cierto periodo, que fue una operación de rescate, que el ex-presidente Clinton entiende muy bien lo que fue esto, por lo que él experimento. Como también ocurrió con el gobierno de Bush.

Fue una farsa, un fracaso. Y el desplome de esa cosa loca en California, del sistema punto.com, fue resultado del hecho de que el gobierno de Estados Unidos dejó de rescatar ese fraude, un fraude que también arruinó a nuestra economía, de lo que nunca nos hemos recuperado desde ese momento.

No, la mayor deuda en el planeta es la británica, el sistema británico extendido. Y como lo ejemplifica el interés Rothschild, que en realidad es el interés de la monarquía británica. Y también es lo que, en el caso ruso, lo que los piratas del Caribe de denominación rusa también representan, ése mismo interés. Y yo veo que Rusia, al igual que otros países, se destruiría con una continuación de ese proceso.

Así que yo sé que hay gente en Rusia que escucha el cuento de que Estados Unidos es el gran deudor, y que estamos tratando de rescatar a Estados Unidos a expensas de otros países. Eso es una tontería. EU, si es que tenemos un presidente competente, es el motor para la recuperación mundial. Y sin ese motor, el mundo en su totalidad se va a destruir. Como se ve con la desintegración del sistema euro en el momento en que estamos hablando hoy.

El Silicon Valley y Adam Smith

FREEMAN: Lyn, más sobre Rusia de un individuo que estuvo presente durante la visita reciente del señor Dvorkovich a la Universidad de Stanford. Y dice lo siguiente:

Lyn, hubo muchas cosas que me sorprendieron sobre los comentarios de nuestro amigo ruso durante su visita a la costa oeste. Pero lo que realmente me alarmó fue la idea de establecer varios Silicon Valley en diversos lugares en Rusia. Es obvio para cualquiera que vive aquí en Estados Unidos, particularmente para cualquiera que vive el la costa oeste, que Silicon Valley se debería llamar Death Valley (Valle de la Muerte). Es un lugar completamente desolado ahora. Sí es cierto que a corto plazo produjo cualquier cantidad de dinero para cualquier cantidad de personas, pero algunas de esas personas ahora están caminando por las calles de San José como lunáticos desalojados de sus viviendas.

Me alarmó más su solicitud de que los capitalistas de riesgo fueran a Rusia para acelerar este proceso. Y de nuevo, en el ambiente global actual —y no estoy hablando simplemente de las cosas con Goldman Sachs, lo que ocurrió hace solamente unos meses en Dubai. De nuevo el producto de varios fondos y capitalistas de riesgo, y lo que ocurre cuando dejas que tu país se vuelva el escenario de casinos para apuestas mayores y mejores.

Pero para ir al punto, me preocupó suficientemente todo esto y por lo tanto fui al Internet para entender más sobre las personas que están promoviendo esto. Leí varias entrevistas con algunas de las personas involucradas en esta iniciativa, y que forman parte de un grupo mucho más grande que habló en MIT antes de que el señor Dvorkovich fuera a California. Y lo que me asombró fue descubrir que estas personas en entrevistas alaban no solamente a Adam Smith, sino a Von Hayek.

Ahora, yo no puedo entender eso. Va totalmente en contra de todo lo que hasta el momento he pensado sobre economía en Rusia. Y te agradecería que esclarezcas este asunto para mí. Y por favor déjame ser muy claro: No estoy haciendo esta pregunta en base a cualquier hostilidad hacia nuestros colegas rusos aquí, pero realmente estoy tratando de entenderlo. Me parece una disonancia increíble.

LAROUCHE: La gran oportunidad para Rusia, y los grandes pensadores de Rusia en realidad estuvieron involucrados, aun en el período soviético, con ciertas partes de la Academia de Ciencias de Rusia. Y el meollo de la Academia de Ciencias de Rusia, aparte del aspecto mineralógico, que no es inconsistente con lo otro, fue el trabajo del académico Vernadsky, que fue uno de los mayores genios del último siglo.

Hoy estamos entrando a un nuevo tipo de economía, en términos de tecnología, en que la radiación cósmica, tal y como la estudiaron personas como Vernadsky y sus seguidores, es la clave para los grandes cambios en la Tierra. Pero también son indispensables en el momento que empezamos a hablar sobre el transporte de seres humanos de la Tierra a, digamos, Marte. Primero, no sabemos todavía la solución de algunos de los problemas, ni aun lo que son los problemas mismos, que están involucrados en un viaje acelerado de una orbita terrestre —es decir de la Luna— a una orbita a Marte, que tomaría, digamos, trescientos días de hacerlo de otra manera. Y tendrías gelatina, en vez de personas, en la nave si se hace ese tipo de cosa bajo condiciones ordinarias.

El reto del viaje a Marte, un viaje que los seres humanos deben completar antes del fin del siglo actual, es el marcador de la perspectiva de largo plazo que se requiere para construir la economía en el mundo.

Pero el otro lado de Vernadsky, no es solo eso. Su trabajo es muy pertinente a eso. Ahora estamos trabajando sobre la cuestión de una revisión de la tabla periódica, para tomar en cuenta las implicaciones de la radiación cósmica. Y se ha hecho muy poco sobre eso. Los campos débiles en la radiación cósmica son extremadamente importantes, porque tienen que ver en gran medida con los procesos vivientes, que es lo que nos debe preocupar a los seres humanos. Así que este tipo de preocupaciones son absolutamente necesarias.

Así que pienso que el destino de Rusia, económicamente, desde Pedro el Grande, que quizás no haya sido un individuo perfecto, pero sus políticas colocaron a Rusia sobre el camino a la grandeza, saliendo de las condiciones de siglos anteriores. Y Vernadsky, junto con su antecesor Mendeleyev, ejemplifica el gran genio en Rusia, que permitió a Rusia lograr cosas grandes como Rusia, bajo ciertos zares, antes de la guerra, y después en la Unión Soviética.

El mundo no ha cambiado en cuanto a principio físico desde ese momento. Y la idea que viene de Bertrand Russel, y el IIASA, esas ideas no solamente son estúpidas, sino que son maliciosas. Porque acuérdense. El IIASA y el Club de Roma fueron fundados por una y la misma operación. Y su concepto de economía es incompetente. Y la pregunta que planteas sobre estas condiciones, del diseño de la política de Adam Smith, es completamente un aspecto de eso.

Marx insistió que Adam Smith era su apóstol —yo no creo que eso sea exactamente verdad. Fue verdad en cierto grado. Pero esta cosa, esta idea de Bertrand Russell, y la locura positivista de Bertrand Russell y sus seguidores, se tiene que contrastar con el genio de los grandes pensadores como Vernadsky. Y hoy, cuando se piensa sobre lo que es el papel de Rusia: Rusia es una nación grande. Es una cultura eurasiática, en vez de una cultura solamente europea. Tiene vastos recursos en sus campos, en Siberia, por ejemplo. Tiene áreas muy difíciles de manejar, que científicos rusos han entendido bien como manejarlos.

Al sur está China, Mongolia, India y demás, que tienen una insuficiencia de recursos. Ahora China está haciendo un trabajo excelente en el desarrollo de ferrocarriles a gran escala; eso es decisivo. Sus esfuerzos por tener éxito son nobles. India se está moviendo en una dirección parecida. Tanto China como India tienen mucha gente pobre, una porción grande de personas pobres entre ellos. Bueno, se tiene una relación natural, por un lado, entre Rusia, que tiene la ciencia, los antecedentes científicos, y las otras calificaciones para suministrar los minerales necesarios, y otros tipos de cosas, a China, a Mongolia, a India, y a otros países de la costa del sur.

Tenemos la cooperación disponible para este propósito, de naciones como Japón, que está ansiosa de ayudar en el proceso de desarrollo siberiano. Tenemos a Corea del Sur, que está extremadamente interesada en este proceso. Así que el destino de Rusia yace, desde un punto de vista físico-económico, en el desarrollo de la ciencia rusa. La ciencia rusa aplicada a estas necesidades, ejemplificado por el papel de Rusia al contribuir al desarrollo de la energía nuclear, y su aplicación en el planeta.

Es ahí donde está el futuro de Rusia, y eso se tiene que entender.

Ahora, Rusia no puede hacer eso sin relaciones contractuales con los Estados Unidos, y con lo que esperamos se pueda rescatar de Europa Occidental. Con cooperación con India, con China, con Japón, con Corea, y otros países. Así que necesitamos un sistema de tipos de cambio fijos, que se purga de todo lo que huela a derivados financieros. Acuérdense, el Grupo Inter-Alpha se basa en gran medida en el fraude de estos tipos de derivados financieros. No se puede sacar a Rusia del infierno, hacia donde se dirige el que va dirigido ahora, bajo esas tendencias —contrarias a lo de Putin— no se sacará a Rusia de eso exitosamente, sin limpiar este lío. Y eliminar estas ideas de Bertrand Russell y otros.

Bien, lo que ocurrió es que Bertrand Russell y su influencia arruinó a Rusia de entrada, especialmente durante los 1980's. Rusia no se tenía que desplomar entones. Había soluciones disponibles para Rusia, con cooperación. Pero algunas de las influencias de líderes en Rusia, que se movieron en contra de la tendencia tradicional rusa, como la tendencia Vernadsky, arruinaron a Rusia, y abrieron a Rusia al saqueo de los británicos, y de los estadounidenses que formaban parte de la operación británica.

Tenemos que aprender esta lección de la historia. Y tenemos que darnos cuenta, si vamos a entrar a un período donde el futuro de la humanidad involucra el desarrollo del espacio. Rusia ha sido un pionero en el desarrollo del espacio. Esas cosas se tienen que reactivar y retener. Proyectos de infraestructura a gran escala se tienen que construir, como una manera de desarrollar la economía de Rusia. La economía en Rusia se tiene que desarrollar rápidamente. La supervivencia de Rusia depende, en tanto nación, de tener relaciones constructivas que benefician a China, a India, y a otros países en esa vecindad.

Rusia es una clave en la reactivación de una Europa occidental y central que la influencia británica ahora está arruinando, establecida en 1990, donde Thatcher, Mitterrand y George H. W. Bush impusieron el sistema del euro. Rusia fue saqueada y arruinada de esta manera bajo dirección británica de 1990 en adelante. Y ha habido un esfuerzo por reactivar a Rusia, y hay gente en Rusia que quieren hacer lo correcto. Y yo creo que Estados Unidos tiene que tratar a Rusia no como un socio comercial, sino como un aliado. Hay que tratar a China como un aliado. Hay que tratar a India como un aliado. Y hay que esperar que tengamos una Europa occidental que se recupere de la enfermedad del euro, el euro que ahora se está desmoronando, para que sea un socio en este proceso.

Por otro lado, hay grandes obras y grandes metas para la humanidad en este planeta. Y esta combinación de naciones, las cuatro grandes naciones, combinadas con lo que podamos salvar de las naciones de Europa occidental continental, como socios, esta es la clave del futuro de la humanidad. Y sin ese tipo de futuro, no va a haber mucha humanidad.

El Grupo Inter-Alpha y el BRIC

FREEMAN: Tengo algunas preguntas relacionadas a lo que has estado discutiendo respecto a Vernadsky. Pero primero, quiero plantear una de las preguntas que surgió específicamente relacionado al Grupo Inter-Alpha, y es una pregunta sobre el BRIC. Hoy, hace poco, tuvimos un debate acalorado entre nuestros amigos del grupo Stanford y nuestros invitados rusos.

Esta es la pregunta. Hemos tenido una discusión amplia sobre el Acuerdo de Cuatro Potencias entre Estados Unidos, Rusia, India y China. Nuestros amigos de Stanford dicen que, dado el actual comportamiento de Estados Unidos, entienden el por qué de la alianza actual entre Rusia, India y China (aunque todavía en una etapa naciente) parece que está avanzando—aunque yo diría que no puede funcionar sin Estados Unidos, por razones que el señor LaRouche ha abordado en gran detalle en varias ocasiones desde que por primera vez hizo esta propuesta.

Pero mi pregunta tiene que ver con este asunto del BRIC, que estoy tratando de entender. Me parece que hubo un esfuerzo por quitar a Estados Unidos de este Acuerdo de las Cuatro Potencias, y de alguna manera reemplazar a Estados Unidos con Brasil. Quizás me equivoque en esto, pero así me parece a mí; y no tiene sentido alguno. Aunque tengo el mayor respeto para Brasil como nación, no es ningún Estados Unidos. Y me pregunto, Lyn, si podrías hablar un poco sobre toda esta configuración BRIC. Porque la única manera en que puedo entenderlo, es verlo como algo que se ha planteado y promovido dentro de Rusia, tomando ventaja de lo que probablemente es cierta hostilidad justificada hacia Estados Unidos ahora, dada la conducta de este gobierno y del gobierno anterior.

Entiendo por qué podría ser seductor, solo que en la realidad práctica, no veo que pueda funcionar. Pero parece que es algo que se colocó en la mesa específicamente en oposición al Acuerdo de las Cuatro Potencias, sobre el que estamos trabajando.

LAROUCHE: Bien. Primero, antes que nada, el BRIC no fue lanzado por los rusos. El BRIC fue lanzado por Goldman Sachs, y lo lanzó Goldman Sachs en colaboración con el grupo Inter-Alpha de Rothschild. La primera vez que emerge el BRIC es en una reunión dirigida y controlada por Goldman Sachs en Modena, Italia. Esta fue la reunión que condujo al proceso de distanciamiento de Rusia de una asociación con Estados Unidos, en términos de cooperación económica.

El BRIC incluye, por supuesto, a España y a Portugal, que son países BRIC. El país principal en la operación BRIC de los británicos, que es del grupo Inter-Alpha, de los intereses Rothschild, es Brasil. En Brasil, que es un país dividido, porque existe gente muy pobre, y luego gente muy no-tan-pobre-que-digamos, que virtualmente están en guerra los unos contra los otros, bajo un estado controlado de guerra virtual. Así es que no es un país estable e integrado. No es un país democrático, de ninguna manera. Tiene algunas buenas cualidades en sí, algunas personas buenas, algún talento industrial bueno, y así por el estilo. Pero es un país dividido que cualquier persona que haya estado ahí y visto el terreno, de ciudades en guerra las unas contra las otras, bajo acuerdos de cese al fuego temporal.

Ahora, la función —y esto empieza con una vieja empresa española que en realidad fue una pieza británica, y ha sido una pieza británica, parte del imperio británico. Toda la operación es Rothschild, de lord Jacob Rothschild y asociados, que son los banqueros claves para la monarquía británica. Ellos establecieron esta cosa.

Ahora lo que hace en Brasil, es que realiza un acarreo de fondos, el acarreo de fondos más apalancado del mundo. Y es un fraude. Todo el asunto es un fraude. Pero por varias razones políticas, principalmente británicas, porque había mucha gente que dejó a Rusia después de 1989, ¿y a donde fueron? Entre los lugares fueron a Antigua, a las islas Caimán, a los otros lugares calientes de grandes virtudes para piratas del Caribe. Y estos rusos promovidos por los británicos, muchos de ellos fueron entrenados por los británicos, tales como Chubais y demás. Operan sobre la base de que sus intereses existen fuera de Rusia, en empresas cuyas casas matrices están en el Caribe. Y que no les importa un bledo lo que les pasa a los rusos en el territorio ruso en casa.

Así que existe una división. Me es obvio. Una división de percepción de los intereses, entre rusos en el exterior, que tienen más ciudadanía británica que sentimiento ruso; y rusos como creo que Putin ha tratado de hacerlo durante su presidencia y su ministerio, que están tratando de desarrollar a Rusia.

Así que creo que la gente que tiene políticas dedicadas a desarrollar a Rusia en las líneas que he indicado, con los propósitos que he indicado, existe un claro interés de Rusia. Es claro para cualquier persona que entiende el mundo. Rusia es una nación eurasiática, con un territorio grande, con misiones y oportunidades muy especiales. Y necesita regresar a reconstruir, sobre la base de la Academia de Ciencias de Rusia, especialmente los grandes departamentos en la tradición de Vernadsky. Y ese es el interés económico vital de Rusia. Es el interés existencial de Rusia.

El tipo opuesto de política, que se llama el BRIC, que es del gran embaucador que creó al BRIC, y no de Brasil ni Rusia, sino de Gran Bretaña, que creó al BRIC junto con Goldman Sachs, como lo ilustra el caso de Modena.

Así que lo que se tiene que entender es eso. Tenemos una guerra, una virtual guerra civil, en varias partes del mundo, entre quienes están a favor de este tipo de fraude, que representa el BRIC. No tiene la intención de representar los intereses de China, o India, o Rusia. Representa los intereses de los piratas del caribe, dirigidos por la operación de lord Jacobo Rothschild, bajo la reina británica. Y una vez que se entienda eso, no hay verdadero misterio.

Lo que ha causado la crisis mundial, en EU al igual que afuera, ha sido lo siguiente.

¿Qué pasó? Roosevelt murió en abril de 1945 y Truman, su sucesor, llegó a un acuerdo con Churchill para destruir, en efecto, a Estados Unidos. Y lanzó una guerra con la Unión Soviética, o una amenaza de una guerra con la Unión Soviética, y operaciones de tipo similar. Toda la guerra fría fue totalmente innecesaria desde el punto de vista de los intereses estadounidenses o rusos. Y mucha gente en la Unión Soviética entendió eso. Entendieron que Franklin Roosevelt ejemplificaba a Estados Unidos, cuya existencia coincidía con la existencia futura de Rusia, o la Unión Soviética en ese momento. Es lo mismo respecto a China. Y éste es el lado opuesto.

Y hay gente que representa el lado opuesto, el lado británico, más que representar a intereses rusos. Y hay gente en Rusia que son patriotas, que están furiosos, y justamente, por lo que yo, entre otros, vimos ocurrir en Rusia, con la operación de saqueo por parte de la gente como Chubais, que es una de las figuras detrás de esta operación, allá en los 1990s.

Yo vi que violaron a Rusia. Fui a una gran planta de máquinas herramienta en 1994, que había sido una de las grandes plantas de máquinas herramienta. Y en esa planta vi como la gente, los trabajadores rusos, estaban en sus máquinas. Ya eran viejos. Estos eran los rusos que habían trabajado en Moscú durante el sitio de Rusia por parte de los ocupadores nazis. Y aquí estaban, envejecidos, seguían en su trabajo, y poco después de que visité esa planta, la cerraron: una de las mayores plantas de máquinas herramienta. ¿Tenía aspectos vetustos? Sí. Pero todavía tenia destrezas, las destrezas humanas, la orientación humana para reconstruir un país que había sido dañado por la manera en que se desplomó la Unión Soviética.

Yo creo que estos son los tipos de términos en que se tiene que empezar a discutir este tema.

Economía nacional vs imperio

FREEMAN: Lyn, la siguiente pregunta viene de uno de los líderes de nuestro grupo allá en la costa oeste, y ella ha estado haciendo mucho trabajo muy bueno, pero quería decir lo siguiente, a manera de introducción a su pregunta.

Como sabes, en el verano del '98, hubo una crisis terrible en Rusia, con el crack de los GKO. Y en ese momento, yo todavía estaba en proceso de limpiarme la mugre de Washington, D. C. que tenía en mi cuerpo, pero todavía tenía acceso a buena parte de lo que estaba ocurriendo. Y creo que es útil señalar algo en este momento, porque estoy segura que la mayoría de los estadounidenses aquí lo desconocen por completo.

Una de las cosas que ocurrió, y creo que esto atañe directamente a los comentarios de Lyn sobre la violación de Rusia por parte de esta pandilla, es que a los primeros indicios de que esta cosa de los GKO estaba por explotar, o más bien implosionar, ¿qué ocurrió? Bueno ahí estaba Goldman Sachs, que se las arreglo, con ayuda del mismo señor Chubais, para organizar la conversión de los GKO devaluados que los clientes de Goldman Sachs tenían en sus carteras, y los convirtieron en lo que eran esencialmente bonos del gobierno ruso denominados en dólares.

Ahora, a lo mejor no me acuerdo exactamente de los números, pero según me acuerdo, eso tenía un valor de unos $4,000 millones de dólares, que es una suma significativa de dinero. Pero lo que fue más notable de toda esa reestructuración, y en ese momento me impresionó que el señor Chubais se metiera en algo como eso, porque me parecía que no era de ningún beneficio para Rusia, porque esa reestructuración, denominada en dólares, esos 4,000 millones de dólares en bonos, estaban exentos de la reestructuración forzada que ocurrió posteriormente.

Así que los clientes de Goldman Sachs salieron perfectamente bien, y básicamente Rusia sufrió las pérdidas. Así que el hecho de que hoy existe la disposición de invitar a gente como Goldman Sachs a Rusia, es algo que verdaderamente me asombra. Por supuesto, no me corresponde plantear este tema, pero sí me pregunto si alguien ha examinado el asunto de cerca, y si ha examinado de cerca las acciones del señor Chubais en ese momento. Porque cuando Debra estuvo en la costa oeste y andaba despotricando sobre cómo esa gente quizás tenían apellidos rusos, pero que esencialmente eran los enemigos de Rusia, todo el mundo acá pensaba que ella momentáneamente había perdido el juicio. Pero cuando se ve el papel que algunas de esas personas han jugado, sí hay cuestiones que creo que vale la pena examinar.

Definitivamente me plantea preguntas a mí, y por lo tanto pensé que también le plantearía preguntas a algunos de nuestros amigos en Rusia. Bien, ahora que ya probablemente creé un incidente diplomático, voy a pasar a mi pregunta como tal.

Lyn, me parecieron particularmente interesantes algunas de tus declaraciones en la presentación de video que vimos antes de que entraras en esta discusión, donde hablaste sobre cómo los sistemas monetarios, y cómo se desarrollaron, son intrínsecamente imperiales, de que se basan intrínsecamente en la noción de imperio. Porque, como sabes, hemos tenido una discusión particular y nos tomó mucho tiempo entender bien esta cuestión de un sistema de crédito, versus un sistema monetario. Pero no lo había pensado realmente antes en estos términos exactos, y lo encuentro muy interesante.

Pero pienso que el siguiente paso que tenemos que tomar y esto sí surgió muy específicamente en algunas de nuestras discusiones con nuestros amigos de Rusia—no es solamente organizar un sistema monetario versus un sistema de crédito, pero realmente pienso que va directo al corazón de la cuestión de lo que es la economía nacional, y no creo que hay una comprensión clara de esto de ninguna manera.

Si tomamos, por ejemplo, este intercambio con Rusia-cuando el presidente ruso formó su comisión de modernización, pensé que iba por buen camino, que era un llamado por más inversión en alta tecnología de producción energética, infraestructura, etc. Pero luego ese caballero vino a la costa oeste y yo no se si ése es el concepto del presidente ruso, pero su concepto de alta tecnología se tradujo en esa cosa del Silicon Valley.

Ahora, aparte del hecho de que Silicon Valley fue un fracaso miserable, en términos de simple rentabilidad, la pregunta que me plantea, y que yo le planteé a él, es: en verdad, ¿cómo agrega algo a la economía nacional?

Déjame decir, soy madre de un joven a quien le encanta el Internet, y yo pienso que e-bay es algo bueno: es donde compro mis zapatos Jimmy Choo, porque de otra manera no podría comprarlos, porque son demasiado caros. No me inclino a cerrar el Internet; pero tampoco le doy mucha importancia cuando me siento y trato de considerar la dirección de la política de Estados Unidos y la dirección de la economía de Estados Unidos. Lo mismo se aplica a otras naciones; no lo tomo en cuenta para mi perspectiva general.

Pero, regresando al comienzo de lo que decía, para distanciarnos de este concepto imperial que está implícito en cualquier sistema monetario, me parece que lo que se necesita para cualquier nación, y lo que tiene que ser su primer punto de preocupación, es la capacidad de no solamente producir los bienes internamente, sino poder mover las cosas internamente. Y desde esa perspectiva, pienso que la cuestión del desarrollo de ferrocarriles, en particular, y hoy obviamente ferrocarriles de alta velocidad, me parece absolutamente esencial, no solo desde el punto de vista de economía, y economía nacional, pero —y estoy teniendo dificultades para saber como quiero articular la pregunta— simplemente desde el punto de vista de la seguridad y la soberanía de una nación, estos tipos de obras son cruciales.

Y obviamente no es necesario que paren en las fronteras nacionales, pero primero y antes que nada me parece necesario —pienso que uno de los grandes problemas que vemos en África es que ellos no tienen la capacidad de mover nada dentro de sus propios países, ni hablar en el continente en su conjunto. Y de manera similar, al estudiar la historia de Estados Unidos, lo que fue integral a la verdadera independencia de Estados Unidos y del desarrollo de la economía de Estados Unidos, fue el desarrollo del sistema ferroviario continental. Y por lo tanto, yo pienso que simplemente en términos de decidir qué es lo que constituye una economía nacional, y qué es lo que es realmente el negocio de gobierno, a diferencia del negocio de los empresarios que quieren establecer empresas tipo eBay, esto es muy se tiene que aplicar una prueba tornasol.

Y cuando pienso sobre Rusia, esa masa terrestre increíble que tiene tantos aspectos diferentes, el hecho de que el gobierno se preocupe con la expansión de Facebook y Twitter, en vez de resolver cómo construir ferrocarriles de alta velocidad por todos lados... yo no quiero seguir insistiendo sobre la cuestión rusa, y sé que es un tema muy importante para todos nosotros aquí por lo que ha pasado en las últimas semanas, pero realmente estoy planteando esta cuestión de manera más general, desde el punto de vista de lo que define una economía nacional, versus simplemente el comercio día a día que alguien puede ejercer para sacar una ganancia. Así es que me gustaría que abordes esto un poco más.

LAROUCHE: Bueno, en términos de economía moderna, empezando con el renacimiento del siglo XV, y con personas como Brunelleschi, que fue el primero en descubrir la aplicación de una curva no geométrica, es decir, una curva no euclidiana, la catenaria; quien construyó el domo de Santa María del Fiore en Florencia, basado en el uso del principio de la catenaria como un principio activo de construcción. Y luego después de Brunelleschi, Nicolás de Cusa. Y Nicolás de Cusa es en verdad el fundador de la ciencia moderna, además de las otras cosas que hizo.

Así que luego tenemos el desarrollo que conduce a cosas como Kepler, Johannes Kepler, que es el primero que extendió esto a la generalidad de un principio general de ciencia física, especialmente con sus Armonías. Luego hay cosas como el siglo XVII, la base del trabajo de Leibniz, de Kepler y Leibniz. Así es que en verdad, cuando se ve la manera en que la economía de Europa, de Europa central y occidental y más allá, se desarrolló saliendo de la nueva era de tinieblas del siglo XIV, siempre fue un principio físico de economía que determinó la economía exitosa. Y los que suprimieron el progreso tecnológico y científico causaron las grandes catástrofes, por varios medios, incluyendo las guerras.

Así que se tuvo la influencia de Leibniz, a pesar de sus oponentes, en el siglo XVIII, y emergió Francia como una gran nación productiva. Tuvimos el surgimiento en Alemania; también Rusia, por supuesto, se desarrolla en este periodo. En Alemania, durante ese mismo período del siglo XIX, especialmente bajo la influencia de Bismarck. Y todo este desarrollo, incluyendo el gran desarrollo de Estados Unidos desde su fundación, desde la Colonia de la Bahía de Massachusetts, fue siempre el desarrollo físico, el desarrollo de la física de la producción, y la naturaleza del diseño del producto, y el diseño de la manufactura del producto. Con el sistema de transporte del producto y de la gente.

Así que la economía física es en verdad la base.

Ahora, el otro lado de la economía física, la parte nueva, que surgió de manera significativa a finales del siglo XIX, fue la idea de química física. Y desde ese momento ha habido una diferencia muy significativa entre, por un lado, la matemática, la llamada física matemática; física como tal; y la química física.

Ahora tomemos dos figuras, uno un estadounidense, William Draper Harkins, y Vernadsky, más o menos contemporáneos. Y ellos representan una nueva dimensión en el desarrollo de la economía por sus aportes a la economía física, a diferencia de la física tal y como se enseña como un tema matemático, o la física matemática, que no es muy bueno ni muy útil.

Y veamos en este caso que mencionamos anteriormente de Rusia, a Vernadsky. Vernadsky y Harkins fueron dos de los grandes genios en el desarrollo de la ciencia de la economía física, y de la física matemática como tal, la química física, ese siglo. Así la manera en que hemos sobrevivido como pueblo, como naciones, la manera en que hemos aumentado la densidad potencial demográfica de la población humana, donde esto ha ocurrido, y donde hemos tenido los mayores aumentos en productividad laboral y nivel de vida —mejoras de ese tipo— siempre han sido en términos de la aplicación de la química física. Y Vernadsky, en el caso de Rusia, por ejemplo, ejemplifica eso. Probablemente es la figura más importante en la ciencia de la química física, en la historia. Él y sus seguidores.

Y sus descubrimientos son una de las fuentes más grandes de beneficio, en términos de atención médica, en términos de agricultura, en términos de casi todo, incluyendo la ciencia actual, que es un cambio en la ciencia que está ocurriendo hoy en términos del problema de la radiación cósmica. Él fue parte de este proceso, como lo fue también Harkins.

Así que los aumentos reales de los poderes productivos del trabajo, de la sociedad, de la nación, dependen de la aplicación, por la mente del hombre, de desarrollar principios de la química física, a través del problema de suministrarle a la humanidad sus medios de existencia. No hay valor intrínseco en el dinero. El dinero es simplemente un certificado de algo. Y cuando administramos una economía bien, nos mantenemos en lo que se puede llamar economía física, la economía basada en la producción física, el transporte físico, las condiciones físicas de vida, las condiciones físicas de atención medica. Y esa mejora en los poderes del hombre en la química física, en términos per capita por Km2, aumentos en el poder de la humanidad, aumentos en la densidad demográfica de la humanidad. Estos pasos del progreso siempre se han tomado de esta manera.

Así que lo que estamos haciendo en economía, es traducir los beneficios de la economía física aplicada —es decir, hoy, mirando hacia atrás a esta historia desde el renacimiento, el renacimiento del siglo XV— estamos transformando a la sociedad, transformando la política económica de la nación, por estos métodos modos que esencialmente son modos de química física.

Por lo tanto, cuando conocemos la química física que se requiere, entonces le ponemos un valor correspondiente a los elementos de la economía. Determinamos, antes que nada, lo que vale para nosotros, como humanidad. Estamos comparando eso con lo que nos cuesta, para realizar esta función que produce aquello que tiene valor para la humanidad.

La mayor parte de los problemas de economía han surgido de la idea de economía monetaria, la extensión de la economía monetarista, a diferencia de la economía física. La economía monetarista asume que existe una relación estadística entre acontecimientos financieros, que definen la manera en que funcionan las economías. No funciona así. No es verdad. Es falso. Lo que necesitamos, como lo ejemplifica el sistema americano, como lo ejemplifica la influencia de Hamilton, al igual que Franklin antes de él, o la Colonia de la Bahía de Massachusetts antes de que fuera aplastada por Andros; siempre nuestra experiencia en economía se ha basado en eso. Y hemos tenido la tasa más alta de ganancia en términos de economía, que cualquier del planeta, salvo cuando estábamos bajo la influencia británica. Siempre.

Siempre entendimos que no queremos un sistema monetarista. Queremos un sistema de crédito, que es la base del uso de la moneda y así por el estilo y de las ventas. Pero queremos ajustar el sistema de dinero como crédito, queremos ajustar eso a los valores: Uno, el costo de producirlo, o suministrarlo, de entregarlo, respecto al costo físico de producirlo; y lo que su valor es para la humanidad, de acuerdo al beneficio físico que representa el valor relativo que contribuye a la humanidad. Incluyendo la atención medica. Así que ahí yace nuestro problema. Esos son los términos en que tenemos que pensar.

La idea de un área como Rusia, de tratar de decir que vamos a usar la innovación, juegos como Facebook o cosas como eso, cosas tontas como esas, y decir que tienen valor económico, no tienen valor económico alguno. Son un embuste, una pérdida de tiempo. Y tenemos que ir a ese concepto de economía física. Que todo en lo que hay que gastar dinero tenga una base física. Y lo que siempre nos debe preocupar es el aumento de los poderes productivos físicos del trabajo, y a la vez, con el beneficio físico de esos poderes, incluyendo el beneficio social.

Entonces, a lo que hemos llegado, cada vez más, desde la muerte de Roosevelt, pero especialmente desde que insertaron a Alan Greenspan a cargo del sistema de la Reserva Federal, nos hemos vuelto clínicamente locos, y criminales en nuestra práctica económica, internacionalmente, bajo estas influencias.

Eso es lo que le pasó a Rusia durante los 1990s. Conducta criminal. ¿Por parte de quién? Bueno, los británicos. En parte los franceses. Los norteamericanos. Rusia fue violada. ¿Cómo ocurrió esa violación? Bueno, la violación continuó como un fenómeno caribeño. No se podía conseguir una habitación en un hotel en Antigua, a no ser que hablaras ruso; porque los ladrones que estaban robándole a Rusia bajo dirección británica, eran de origen ruso y estaban traicionando y violando a su propio país. Luego regresan, en la forma de personas como Chubais, que es típico de esto, y salen y ahora nos dicen cómo hay que manejar a Rusia. Y si ves lo que han propuesto, si eres economista y entiendes cómo funcionan las economías, piensas que Chubais sigue siendo un ladrón. Está robando. Es un violador de su propio pueblo, en su propia nación.

Pero él no es el único. El gobierno actual de Estados Unidos, bajo Obama, es igual de malvado. Lo que ha ocurrido desde DeGaulle, en Francia en muchos casos tampoco ha sido muy bueno que digamos. Lo que ha ocurrido recientemente en Alemania es ultraje. Lo que le ha pasado a Italia repetidamente es ultraje. Lo que los británicos le hacen a su propio pueblo repetidamente, es automáticamente ultraje, y a veces los británicos dicen que les gusta.

Pero ahí yace nuestro problema. Es ahí donde se tiene que parar esta cosa.

¿Qué es Goldman Sachs? Goldman Sachs forma parte del sistema imperial británico. Nominalmente es estadounidense, pero realmente no es estadounidense; es Wall Street. Y Wall Street nunca ha sido una parte patriota de Estados Unidos. Wall Street fue la sucursal de la Compañía de las Indias Orientales británica dentro de Estados Unidos, por traidores a los Estados Unidos. Y es por eso que considero a algunas de esas personas en Rusia traidores a Rusia, como lo fueron en algunos casos a la Unión Soviética, como Chubais.

Violaron a su propio país, y lo traicionaron, y tomaron residencia con sus activos y los estacionaron en el Caribe, en una zona que es un paraíso fiscal, o un casi paraíso fiscal, y no le pagaron nada al país que estaban robando. Y eso es lo que nos hacemos a nosotros mismos en Estados Unidos, lo que se le está haciendo a las naciones en Europa, y en otros lugares. Tenemos que establecer un sistema que reconoce estas cosas como crímenes, crímenes de lesa humanidad. Como los crímenes de Hitler que fueron crímenes de lesa humanidad. Y tenemos que decir que vamos a parar esta criminalidad.

Vamos a regresar a un sistema donde los países trabajan y cooperan para mejorar las condiciones de vida de su nación y de otras naciones. Y una vez que decidamos que vamos a hacer eso, nos va a ir más que bien. Como lo hizo Estados Unidos; cada vez que hicimos eso em Estados Unidos, tuvimos un gran beneficio. Como bajo el liderato de Benjamín Franklin, bajo la Colonia de la Bahía de Massachusetts en el período anterior, bajo Lincoln, bajo McKinley, bajo Franklin Roosevelt. Cada vez que hemos seguido esos principios, hemos prosperado. Y también hemos sido un beneficio a otras naciones del mundo, y ésa es la base para la economía.

Física vs Matemáticas

FREEMAN: La siguiente pregunta toca a algunos de estos puntos, pero en un nivel muy diferente, y la persona que pregunta dice: Sabes, después de la ultima videoconferencia, cuando respondiste a la pregunta sobre las matemáticas versus la física en economía, varios de nosotros estábamos muy entusiasmados por tu respuesta. Y como quizás sepas, existe un poco de—llamarlo una división entre nosotros seria una exageración—pero existe una diferencia de orientación entre nosotros, que viene en buena medida de nuestro entrenamiento, y también simplemente del enfoque del trabajo de cada quien. Muchos de nosotros somos personas que hemos, en varios momentos, estado mucho tiempo trabajando en política nacional, y cómo financiar las políticas nacionales. Y probablemente van a sacar sus pistolas y tratar de pegarme un tiro. Pero ellos tienden a tomar una orientación más sociológica sobre algunas de estas cuestiones.

No de una manera mala, pero simplemente es en lo que trabajen, y han trabajado por tiempos en Washington y cosas por el estilo. Pero para otros de los que estamos aquí, hemos batallado con este conflicto entre matemáticas y física, y nos ha fascinado realmente desde el comienzo, aunque solamente recientemente hemos empezado a discutir algunos de estos temas que has planteado sobre Vernadsky. Y habemos un grupo de nosotros —no es un grupo grande, quizás unos cinco— que hablamos ruso de manera fluida, y hemos retomado algunas de estas cosas. Todavía estamos en una etapa muy previa a la tuya, obviamente, en examinar esto, pero es algo que coincidimos que es decisivo respecto a la metodología subyacente del desarrollo económico de largo plazo.

Pero una de la cosas que ahora ha surgido como una nueva fuente de debate, y tenemos diferentes opiniones al respecto, es la cuestión de Vernadsky versus Oparin. Mi propio punto de vista, y todo mundo me va a acusar de plantear la pregunta a mi favor, para lograr que digas algo que respaldará a mi posición. Pero ellos pueden hacer sus propias preguntas si quieren. Pero al final de cuentas, lo que yo veo es que Vernadsky y Oparin representan, yo no se si iría tan allá como para decir que son puntos de vista contrarios, pero no veo que sean simpáticos. Es como la diferencia entre Platón y Aristóteles. Quisiera que hables un poco de esto, porque no solo resolverá el debate donde yo en realidad se que tengo razón, pero también porque pienso que será muy útil para guiar el trabajo futuro de este pequeño grupo que estamos persiguiendo este asunto. A no ser que pienses que es demasiado interno para esta discusión, en cuyo caso te podemos preguntar en una reunión más pequeña.

LAROUCHE: No, sí es pertinente. Oparin fue un marxista fuertemente influenciado por círculos de Gran Bretaña, círculos que en parte estaban asociados con los círculos de Russell. Y también era químico. Y trató de lograr una definición de la vida, en base a una química reduccionista. Bajo Stalin, tuvo pocas oportunidades para atacar a Vernadsky, salvo en una ocasión notable, pero probablemente en algunas otras ocasiones que desconozco, o que gente que he consultado desconoce. Pero su cosa fue intrínsecamente incompetente, y sigue siendo incompetente hoy. Porque él asumió que se puede lograr una forma viviente en base a un proceso no viviente. Que se puede lograr en base a una química simple, una química casi como de un libro para cocinar, se puede lograr.

Él hizo un argumento sobre eso; es bien conocido. Parte de la química a la que se refiere sí ocurre, y sí aparece como un fenómeno, en el proceso de los procesos vivientes. Pero no genera procesos vivientes, y la vida se define por el hecho que su desarrollo genera la vida. Vernadsky entendió lo que eso significaba, y Vernadsky también entendió que la química, la verdadera química, tiene tres categorías, desde el punto de vista de los experimentos, desde el punto de vista de la investigación y la práctica.

Número uno, tenemos los procesos no vivientes, aquellas cosas que se distinguen químicamente como cosas no vivientes en sus características.

Luego, tenemos las cosas que son residuos de procesos vivientes, o cosas que eran procesos vivientes, como sus residuos.

Y tercero, tenemos la vida humana.

Ahora, el universo en su totalidad es creativo. En otras palabras, el universo no es —esto lo argumentó en contra de la tradición aristotélica el famoso Filón de Alejandría, sobre la cuestión de que Dios no había muerto cuando creó el universo, contrario a Friedrich Nietzsche. Sino que el universo es inherentemente creativo. Su existencia es creativa. No es fijo. No está muerto.

Y así, por ejemplo, como lo enfatiza Harkins, uno puede tener la evolución de átomos, que ocurre no con la radioactividad, sino por un proceso de hacer túneles, donde se introduce un protón en otra cosa, y cambia la composición química de algo, al introducir un protón en el lugar correcto en términos de un átomo.

El universo es creativo. El universo que conocemos ahora es esencialmente la radiación cósmica, de todos tipos. Y desde esta sopa de radiación cósmica, las otras formas de expresión de la existencia material, y la experiencia, surgen.

Pero además de esto: La vida es peculiar, en el sentido de que solamente la vida humana es realmente conciente.

Tenemos el desarrollo de ordenamientos sucesivos de especies de la vida animal. Tenemos el ordenamiento de las especies de vida vegetal, en general. Tenemos el ordenamiento del aspecto no viviente de la vida. Todos están allí. Pero solamente la humanidad, con los poderes creativos del intelecto, que son consistentes, por así decirlo; con la imagen de Albert Einstein, solo allí encontramos, como Vernadsky señala, solo ahí encontramos la vida humana.

Y nuestra preocupación son dos cosas. La vida, la diferencia entre la no vida y la vida. Éstas son diferencias sistémicas. Pertenecen a categorías enteramente diferentes. No se puede saltar de la no vida a la vida. Solamente la vida produce la vida. Solo la vida genera vida. Solamente la vida humana genera la evolución volitiva del universo a estados superiores de existencia.

Todo esto está en Vernadsky. Y los reduccionistas, que están vinculados usualmente a la ideología británica, como lo fue Oparin, estos son casos problemáticos.

Pero esto es esencial para comprender la economía. ¿Qué queremos hacer? Queremos reproducir y fortalecer la condición de la vida humana. Para crear un ambiente para la vida humana, tenemos que promover el aumento de la vida.

Por ejemplo, queremos más carbón. Porque juega un papel decisivo en el desarrollo de las plantas vivas. Y necesitamos plantas vivas. así es que queremos más de eso, y de mejor calidad. No queremos pastos, queremos árboles. Los pastos convierten entre el uno y el dos por ciento, cuando mucho, de la radiación solar en biomasa. Los árboles suben hasta el diez por ciento, en términos de tasas de consumo, de conversión de radiación solar en biomasa. Los árboles especialmente. Pero también los pastos, hacen un clima más moderado, a diferencia de un desierto que tiene una abundancia de radiación solar, pero no tiene medios para convertir la radiación solar en algo útil a la vida.

Y por lo tanto, éstos son los parámetros a los que tenemos que referirnos, aun de manera primitiva, a manera del aula escolar, para indicar lo que es el principio de economía. Los poderes creativos de la humanidad capacitan al hombre para hacer una revolución que cambia la química física del ambiente humano, y son realmente la raíz de la producción. Y cuando se piensa en esos términos, hay que pensar una cosa más.

Uno tiene que pensar en términos de lo que es la creatividad humana. En otras palabras, no se puede lograr la creatividad humana en base a las matemáticas. Las matemáticas no son creativas. Se usa las matemáticas como una herramienta en ese proceso de producción. Pero la cosa más importante es el ambiente de creatividad humana. El tipo de innovación humana, ejemplificado por la personalidad de Albert Einstein, uno de los mejores ejemplos de eso; o antes, Nicolás de Cusa; o si se ve el trabajo detallado de los descubrimientos de Kepler, se logra el mismo tipo de cosa. Leibniz sobre la dinámica te da la misma imagen.

Así que si se entienden estas cosas, se entiende lo que es la realidad de la economía, a diferencia de la apariencia de experimentar la economía. Y mi propósito en la vida se ha vuelto eso, porque siempre me gustó. Por eso lo hice. Y he llegado a verlo como más que algo que me gusta, sino una profesión, una devoción, como resultado.

Es así que se tienen que considerar esas cosas. Uno se tiene que dar cuenta que las categorías vernadskianas son, hasta donde sabemos, válidas. Que lo que estamos empezando a descubrir más y más, al estudiar la radiación cósmica y su relación a los procesos vivientes y otras cosas, informa y fortalece nuestras ideas al respecto. Cuando pensamos sobre tratar de enviar a un hombre a Marte y regresarlo de manera segura, y no como un poco de gelatina, entonces también pensamos en esos términos.

Lo que se requiere es crear las condiciones biofísicas necesarias para que el hombre viva en un ambiente de gravitación reducida, o con los otros tipos de problemas que ocurren cuando uno emprende un viaje largo. Ya sabes, son más o menos trescientos días para viajar a Marte con propulsión ordinaria. Los bienes duraderos pueden llegar bien, pero los seres humanos no. Uno podría terminar como un poco de gelatina para cuando se llegue allá.

Así es que tenemos que llegar a Marte más rápido que con ese método, lo que quiere decir que necesitamos aceleración. Tenemos que acelerar la tasa de velocidad, aceleración y deceleración, para que la gente llegue rápido. En teoría, podría tomar dos días llegar a Marte, o algo así. Tenemos que pensar en ese sentido, y pensar partiendo de eso cuando empezamos a pensar sobre como lo que estamos haciendo hoy afectará a la humanidad en el lapso de una vida, que ahora es de unos setenta u ochenta anos, o más. ¿Qué puede contribuir una vida humana en un lapso de existencia entre cero, desde su nacimiento, hasta el final de la vida, quizás en más o menos unos cien años? Y deberíamos pensar en las consecuencias de lo que estamos haciendo hoy, en términos de dónde estamos llevando a la humanidad de nuestros nietos.

Muchas inversiones son inversiones de largo plazo. Se invierte en algo que tiene una vida útil de un siglo, como un gran sistema hidráulico, como China construyó recientemente. O un sistema ferroviario, o el equivalente. O nuevos tipos de industrias que involucran mucha inversión de largo plazo. Así que tenemos que pensar en términos de dos décadas a la vez, o dos cuartos de siglo a la vez. Tenemos que pensar sobre nuestra vida, y lo que va a salir de nuestra vida. No solamente para nosotros, sino para nuestro papel en la sociedad, que abarca la mayor parte de un siglo.

Así es que deberíamos estar pensando desde el comienzo del nacimiento de un niño, a la maduración del niño, y a la muerte que se acerca, como una misión de la vida, que lleva al niño y le da un significado continuo al desarrollo de ese ser humano, y de esa generación, por casi un siglo hacia el futuro. Por lo tanto, uno tiene que adoptar metas de cambio, metas de aumento del poder del hombre para existir, para llegar al universo, que llegan a ser de hasta un siglo.

Y para mí, ese desarrollo físico de la economía, a ese efecto, es decisivo.

La cuestión de la infraestructura

FREEMAN: Eso hace que la siguiente pregunta sea muy apropiada.

Porque quien pregunta, que forma parte de nuestro grupo de Stanford, dice que uno de los temas que surgió en la discusión tanto con el señor Dvorkovich, cuando estuvo en Stanford, pero también ha surgido hoy en algunas de nuestras discusiones, y sé que es un problema persistente entre los estadounidenses en términos de la discusión, es el tema de la infraestructura. Y cuando hablo de infraestructura, no me refiero a pavimentar una carretera, o algo así, sino que hablo de inversión en infraestructura de largo plazo, como de hecho fue el programa espacial. Y varias personas argumentan que el programa espacial no formaba parte de la infraestructura, con lo que realmente discrepo de manera enfática. Pero una de las cosas que dijo el señor Dvorkovich, es: Bueno, la infraestructura es bonita. A todos nos gusta la infraestructura. Pero el problema con la infraestructura es que toma mucho tiempo. Toma mucho tiempo para construirla, y toma mucho tiempo para que sea rentable.

Y fue algo irónico, porque mi propio concepto de la inversión en infraestructura, y por qué representa un estimulo significativo para el crecimiento económico, es precisamente lo opuesto de eso. Porque es una inversión en un proyecto de largo plazo, no solo que crea empleos por mucho tiempo, sino que uno esta invirtiendo en algo que no solamente es útil en este momento, pero que, si está basado en conceptos avanzados de ciencia y tecnología, es algo que es útil para buen rato hacia el futuro.

Pero lo que esto plantea, y lo que surgió en la discusión —definitivamente no en la discusión con Dvorkovich, porque yo no pienso que ésa es su área— pero hemos estado discutiendo esta cuestión de la densidad de flujo energético como una métrica de lo que realmente constituye el progreso humano, ya que presuntamente a eso estamos dedicados todos. Por eso nos metimos a este negocio en primer lugar.

Y si, de hecho, la cuestión de aumentos en lo que tú has identificado de manera singular como la densidad de flujo energético, es lo que constituye progreso, la verdadera capacidad de carga del planeta, y la capacidad de la vida en este planeta para explorar el sistema solar en su totalidad, entonces parece que cuando uno trata de definir políticas nacionales, la pregunta primordial es cómo se aumenta —a lo mejor me equivoco en esto, que es la razón por la que hago la pregunta— pero pareciera que la pregunta inmediata que se tiene que abordar y que de alguna manera es la métrica, y supongo que esto se remonta a la pregunta anterior que se hizo sobre economía nacional, pero me parece a mí que lo que se usa como una prueba y la pregunta que uno constantemente está respondiendo, es ¿cómo se logra aumentar la densidad de flujo energético? Y, si ése es el caso, entonces mi conclusión es realmente que la infraestructura es lo que hace eso.

Pero te quería pedir que comentes sobre eso, señor LaRouche.

LAROUCHE: Sobre este asunto. Uno se tiene que remontar a una discusión de Leibniz a finales del siglo 17, la ultima década en particular, cuando el introdujo el concepto de dinámica. Ahora el término "dinámica" en Leibniz no se asemeja al uso común del término "dinámica" hoy día, en la calle o aun en las universidades. Ellos quieren decir compulsión o impulsión, y ésa no es la métrica.

La dinámica se refiere al hecho de cómo vivimos en el universo, cómo lo describimos con la radiación cósmica; es allí donde vivimos. Y, como en el caso de los movimientos de masas en la política, por ejemplo, la política se basa, la política en el sentido amplio, se basa en la influencia del impacto de una idea, o algo que tiene la expresión de algo parecido a una idea, en un grupo amplio de personas, y de los efectos de esa acción. Eso es lo que Leibniz definió como dinámica.

Shelley, por ejemplo, y me he referido a menudo a esto, Shelley en la conclusión de su escrito "En defensa de la poesía", describe una forma similar de dinámica, donde la acción de masas, como Rosa Luxemburgo por ejemplo la describió, la acción de masas que mueve a un pueblo, no obstante sus propias tendencias contrarias. Y al estudiar la dinámica de la sociedad, en realidad uno está viendo la dinámica en ese sentido, en el mismo sentido que "En defensa de la poesía": de Shelley describe ese proceso. Y también se tiene la misma cosa con los grandes poetas, y así por el estilo, que reconocen en este fenómeno un fenómeno social.

Así que cuando hablamos en términos de dinámica, como Leibniz utiliza el termino "dinámica", no de la manera en que se utiliza comúnmente hoy día, que es una suerte de abominación analfabeta, entonces lo que se está viendo es la relación entre una oportunidad en el ambiente, en algún sentido de ambiente, y el desempeño potencial, por ejemplo, de la sociedad humana. La mejora potencial de las condiciones de vida, o la productividad potencial de una sociedad.

Y por lo tanto, en este proceso establecemos mejoras, tales como en la infraestructura económica básica, que es necesaria para la vida de la comunidad, para mejorar el nivel de vida, y también tenemos la maquinaria, de modos de producción, para mejorar la productividad del trabajo. O simplemente una acción que actúa en contra del agotamiento de un recurso, donde se requiere ahora mas esfuerzo para lograr el mismo beneficio que se obtenía antes, antes de agotar ese tipo de recurso. Así es que uno tiene que ir a un nivel superior de tecnología, o de densidad de flujo energético, para resolver el problema.

Así, la capacidad de la humanidad para sobrevivir no depende de que el hombre ande caminando, como sobre un plato o algo parecido, sino el hombre en el ambiente. Ese ambiente, incluyendo el ambiente del trabajo, el ambiente de la vida, ¿cómo afecta los poderes productivos de trabajo por kilómetro cuadrado, per cápita? Cuando hacemos inversiones en nuevos procesos, aumentamos los poderes productivos del trabajo, y calculamos la tasa de diferencia entre esta mejora en los poderes productivos de trabajo en la sociedad, y los beneficios, comparados con la inversión que se ha tenido que gastar para suministrar ese factor que causa que ocurra la mejora.

Si eso no se hace, y estamos constantemente agotando la sociedad, si nos quedamos parados sin movernos, con la misma tecnología, sin progreso tecnológico, sin mejoras intensivas en el uso de capital, estamos agotando la sociedad. Estamos utilizando y agotando las existencias más ricas de recursos naturales, para utilizar existencias menos ricas. Pero contrarrestamos ese efecto yendo a un nivel superior de tecnología, que usualmente se expresa en el aumento de la densidad de flujo energético del proceso involucrado.

Ésa es la manera en que progresamos. Si no hacemos eso, nos vamos al infierno. Así que esas mejoras incluyen la infraestructura, la verdadera infraestructura. El transporte colectivo. Sistemas de agua dulce. Aire limpio. Mejor calidad de comida. Disponibilidad de alimentos más baratos, más accesibles. No queremos tener ciudades supergrandes, y el campo a una distancia. Queremos tener ciudades de tamaño mediano, y queremos que las ciudades de tamaño mediano estén repletas de parques y otras cosas que crean un efecto casi rural. Y queremos que el desarrollo de la agricultura en el área que la rodea, o bosques y agricultura que inmediatamente rodean esa ciudad de tamaño mediano. Y no queremos que todo se concentre en una parte de un continente entero. Hay que tener terrenos en todo el continente que se desarrolla que tienen esos beneficios. Un sistema de transporte eficiente. Sistemas de transporte de alta velocidad, para que la carga y las personas se puedan mover de manera eficiente a un costo bajo en términos de tiempo perdido. Y de manera cómoda.

Así que la producción se distribuye en un zona amplia, en vez de concentrarse en un gran arrabal, u operación parecida.

Así que el concepto al que te referiste, el que tienen algunas personas, es una idiotez, y muestra una cosa: que la persona que hace tal argumento no tiene conocimiento competente alguno de la planificación urbana, del desarrollo de la maquinaria, del diseño de un proceso productivo, o de determinar el costo de un proceso productivo en términos humanos. Todas esas cosas esenciales que deberían ser talento natural de un economista profesional, principalmente en el área del la economía física. También se consideran cosas como el ambiente social, o el ambiente sicológico, que es tan importante para los seres humanos como lo es el ambiente físico.

Queremos tener escuelas que no estén demasiado abarrotadas. Queremos tener programas de actividades en las escuelas que promuevan el desarrollo de los poderes creativos de las personas, de los estudiantes, cosas como eso. Queremos estar en la frontera de la ciencia. Queremos tener un ser humano que se desarrolle en el proceso educativo como un ser humano creativo, no como alguna persona aburrida que sabe como repetir lo que se le enseñó. Sino una persona que espontáneamente tenderá a aportar las ideas que llevan a mejoras cualitativas del potencial de la humanidad.

El otro lado, que también es importante moral y físicamente. Hoy podemos vivir por un lapso en la sociedad moderna, con atención medica decente, y condiciones decentes de vida, podemos vivir hasta unos cien años. Y eso está al alcance de la humanidad, si podemos dar marcha atrás a algunas de esas tonterías respecto a la atención médica. Hay que eliminar la atención médica de Obama, y regresar a un sistema Hill-Burton en Estados Unidos. En general, podemos mantener a la gente viva y funcionando hasta la edad de cien. Eso no quiere decir que va a funcionar en cada caso, pero eso puede ser la tendencia, eso puede ser la norma.

Eso quiere decir otra cosa. ¿Cuál es el motivo de la vida? ¿Cuál es el motivo humano para vivir?

Uno nace. Eventualmente e inevitablemente, uno va a morir. Bueno ¿qué es lo que te mantiene como un individuo en ese lapso? El hecho de que vas a morir significa que debe haber un propósito en tu vida, que hace que la existencia de esa vida haya valido algo para la futura humanidad. Y dado que somos personas sociales, nos gusta pensar así. Y nos gusta pensar en términos de nietos. Nos gusta pensar en términos de viejos amigos. Pensamos en sus hijos. Nos gusta pensar en términos de ciudades y pueblos que han mejorado, y que alguien al borde la muerte, pueda mirar a su alrededor, y ver las mejoras que se han logrado, en parte por su ayuda.

Y luego dicen que la humanidad tiene una misión en el universo. Y hemos participado en esa misión. Y por lo tanto el progreso, incluyendo el progreso científico y tecnológico, es un valor moral por cuenta propia. Porque existe una diferencia entre el ser humano, que se considera a sí mismo una rata, que nace para morir, y no hace más que eso, y un ser humano que puede vivir tres o más generaciones, y vivir con la intención de que su vida habrá significado algo de manera continua, hasta el momento después de su muerte.

Luego dicen, nuestra existencia, en tanto existencia humana, tiene un propósito. Tiene una misión. Y por lo tanto nos motiva a tomar decisiones que contribuyen a ese efecto. La noción de hacer el bien significa que uno tiene que pensar que la humanidad, como tal, tiene una misión en su existencia. Una misión que alcanza más allá de su mortalidad. Y ellos escogerán el curso de la vida, y la conducta, de acuerdo a su deseo de representar ese tipo de inmortalidad. La inmortalidad de tener algo de significado que has aportado para el futuro de la humanidad, mientras todavía estabas vivo. Y uno no quiere que eso se destruya, uno no quiere que eso se niegue.

Así que hay dos aspectos. Primero, uno tiene que tener una sociedad moral. Y una sociedad moral es una que cuida a la humanidad porque es una parte muy especial de la creación. Y la humanidad que tiene una vida limitada, de unas tres generaciones de potencial para vivir para cualquier ser humano recién nacido en una sociedad decente. Pero ¿que va a hacer esa persona con esas tres generaciones? Van a madurar, por supuesto, y van a hacer algunas contribuciones, desarrollarse para hacer esas contribuciones, pero necesitan tener un sentido de propósito.

Por ejemplo, cuando se piensa en las otras naciones, ellos hablan un idioma diferente. Tienen hábitos diferentes que los de uno. ¿Por qué debemos preocuparnos por ellos?

Porque forman parte de la humanidad.

¿Qué debe hacer entonces la humanidad? Si te preocupas por el hecho de que las otras naciones, y culturas, son una contribución al resultado de tu existencia, entonces tú ves a esa nación no como un competidor. Quizás compitan, pero no los ves como meramente un competidor. Los ves como algo complementario a tu papel en crear un futuro de la humanidad, en este universo.

Uno va al espacio. ¿Por qué? ¿Porque te parece divertido hacerlo? No; uno va al espacio porque uno sabe que eso es importante para la humanidad, en futuras generaciones. Y ése es el tipo de pensamiento que se requiere. Ésa es la manera en que un economista verdaderamente competente tenderá a pensar de todas maneras. Uno piensa en términos de los edificios que uno construye, las metas que uno logra, las metas que uno hace posible.

Como en el espacio. Yo no voy a llegar a Marte. Nunca podré vivir los años necesarios para poder aterrizar en Marte. Pero sí espero que pueda estar representado en el aterrizaje del hombre en Marte y en su desarrollo. Porque lo que yo estoy haciendo ahora va a ayudar a contribuir a ese resultado. Por lo tanto, mi vida tiene un propósito y ese propósito controla mi moralidad y mi intención. Y ésa es la manera en que un verdadero economista tiene que pensar.

Los fines comunes de la humanidad, no la diplomacia

FREEMAN: Muchas gracias, Lyn. Te voy a hacer una última pregunta para cerrar la discusión, y vamos a tratar de ponernos de acuerdo para tener otra discusión.

La última pregunta más o menos nos regresa al tema inicial del acuerdo de las Cuatro Potencias. La persona que hace la pregunta dice:

Ayer, antes de la cumbre fiscal que se celebró en Washington, D. C., y luego en más detalle después, el presidente Clinton sorprendió a todo el mundo al insistir que, si vamos a salir del lío actual en el que estamos, si vamos a resolver aun la actual crisis económica y financiera, él dijo que además de todo lo demás que hemos estado discutiendo, él está absolutamente convencido que tenemos que aumentar la inmigración. Que es algo esencial para el futuro económico de Estados Unidos, pero que también es algo esencial para la situación estratégica global.

Y luego lo planteó desde varios puntos de vista diferentes. Dijo que es obvio para él, y que está muy convencido al respecto, de que no hay salida del actual lío a no ser que eso forme parte de la estrategia. Se refirió al desplome del sector de máquinas herramienta en Estados Unidos, pero dijo que no solamente en Estados Unidos, sino en el sector avanzado en su totalidad,. Y al hacer eso, se refirió a la edad promedio del diseñador de maquinas herramienta hoy día. Y dijo que piensa que una de las dificultades que enfrentamos es que estamos ante una fuerza laboral que envejece, y él se incluyó a sí mismo en esa categoría. Y que es decisivo incorporar talento nuevo.

Y dijo que está muy conciente del hecho de que esto va totalmente en contra de la opinión popular, pero que él está muy convencido al respecto, y que está dispuesto a defenderlo. Y dijo que siempre ha estado convencido de que una de las cosas de que ha permitido que Estados Unidos compita globalmente, y que progrese tan rápido como lo hemos hecho, es que, a diferencia de algunos otros países, que de hecho son grandes países, Estados Unidos se desarrolló en realidad como una coalición de más de un país. La manera en que lo dijo es que tenemos a alguien de cada parte del planeta aquí en el país, y nos la arreglamos para lograr que funcione.

Pero luego prosiguió, en términos de la discusión del Acuerdo de las Cuatro Potencias, y esto es lo que realmente quería que tú comentaras, porque eso se discutió especialmente con algunos de nuestros invitados internacionales, es que realmente enfatizó que lo que se estaba discutiendo en términos del Acuerdo de las Cuatro Potencias no es un arreglo diplomático. Que no es un arreglo diplomático que va a mantener la paz mundial, aunque dijo que sí piensa que lo haría. Pero que en realidad lo que es, lo que representa, es algo realmente en un nivel diferente. Que es un compromiso de largo plazo para colaborar en torno a una meta común, para la totalidad del planeta. Y que eso es algo que él ve como algo muy diferente.

Dijo que no es —porque algunas personas preguntaron si no es simplemente una nueva forma de globalización— él dijo que absolutamente no lo es. Es una cuestión de naciones totalmente soberanas, que trabajan juntas, colaboran juntas, hacia un objetivo común, que es bueno para todos. Dijo que no es meramente una iniciativa diplomática, aunque sí tiene su aspecto diplomático en el sentido de que definitivamente promoverá la paz mundial, y estabilizará lo que de otra manera es una situación inestable.

Pero me pareció importante que él lo planteara para la discusión, porque pienso que especialmente gente que no ha estado involucrada en esta discusión desde el comienzo, tiende a reducirlo. Ya sabes, hay un millón de iniciativas diplomáticas diferentes que existen, la mayoría de las cuales considero que son bastante inútiles. Pero esto es algo en que todos nos hemos involucrado, porque sí lo vemos como algo diferente. Y como tú eres el autor de la política, pensé que sería muy útil que simplemente nos presentes tus propias ideas al respecto, especialmente para los invitados que están aquí.

LAROUCHE: Bien, tomemos el caso de la Iniciativa de Defensa Estratégica, que fue, como lo he documentado para la gente en otros lugares, fue creación mía. Yo me metí en ese lío, como he indicado, porque Brzezinski y compañía estaban planeando una confrontación nuclear con la Unión Soviética, y yo sabía que teníamos que pararlo. Entonces, yo tenía la evidencia en mano, sabiendo que eso era lo que ese grupo de personas quería hacer, e hice algo para escandalizar el asunto. Y luego, después, habiendo hecho un escándalo sobre el asunto, y sí logramos prevenir esa forma particular de horror por parte de Brzezinski, pero resultó el otro tipo. Y ellos querían matarme por mi oposición a esa cosa en ese momento, que vino de alrededor de Brzezinski.

Así que me di cuenta que yo había abordado parte del problema solamente. Para evitar la confrontación nuclear con la Unión Soviética, teníamos que tener algunas medidas positivas para dar marcha atrás a lo que había empezado con Truman, y los británicos, después de la muerte de Roosevelt. Teníamos que lograr que la relación entre Estados Unidos y Rusia, en particular, se estableciera sobre una base consistente con la intención de Franklin Roosevelt.

Así es que vi las posibilidades en términos de tecnología, y entonces lo que decidimos, con la ayuda de varios científicos muy capaces, llegamos a una manera de abordar lo que se tenía que hacer. Yo discutí, con el permiso del gobierno de Estados Unidos, de la gente pertinente del departamento de seguridad e inteligencia, logré la luz verde para discutir. Tuvimos mientras tanto un informe de un militar ruso, asignado a las Naciones Unidas, tuvimos una sugerencia de que ellos querían hablar con el nuevo gobierno de Reagan, y querían saber lo que yo podía hacer para ellos. Así es que yo les pase el mensaje de este caballero ruso, y se lo llevé a la gente pertinente en el gobierno del Reagan que recién había asumido el poder. Y les dije que yo recomendaba fuertemente que se debería dar seguimiento a eso. Y ellos me dijeron a mí, desde el departamento de seguridad, ¿por qué no lo haces tú? Tú inicia eso. Así que lo hice. Y tenía cierto conocimiento en ese momento de cómo abordar eso y lo que sería la Iniciativa de Defensa Estratégica. Así es que proseguí con el asunto.

Pude reclutar figuras militares de importancia, figuras militares de alto rango, de Alemania, de Francia, de Italia y de otros lados, y de Estados Unidos. Y también de entre las filas de mis propios contemporáneos, que habían estado en la OSS por ejemplo, o instituciones similares durante la Segunda Guerra Mundial. Yo no los había conocido en ese entonces, pero llegué a conocerlos muy rápidamente cuando me los presentaron, porque teníamos el mismo temperamento, la misma perspectiva. Y entonces, por lo tanto, hicimos la propuesta a los representantes soviéticos. Las respuestas fueron, en ese momento, en esa etapa, positivas. Reconocieron la factibilidad de ambos lados. Aun al final, cuando dijeron que no lo iban a hacer, porque ustedes ganarían. Y yo les dije: ése no es nuestro objetivo, ganar un conflicto militar. Nuestro objetivo es evitarlo, prevenirlo, porque hay otra gente, como los británicos en este planeta, que son malvados, que quieren que lancemos una guerra los unos contra los otros, a no ser que pongamos esa cosa bajo control.

Y tuvimos éxito. Pero luego entró Andropov, y cuando el presidente Reagan, quien adoptó la política, que era mi política, y la presentó, y la cosa importante fue que los rusos sabían que lo que Reagan estaba presentando era una copia exacta de lo que yo había negociado con los rusos. Así es que no se engañó a nadie del otro lado. Reagan entendió perfectamente lo que se estaba haciendo, e hizo el ofrecimiento directamente al gobierno soviético, que Andropov rechazó, que cayó como una gran sorpresa para muchos rusos que habían visto eso como una alternativa muy viable para salir de esa tontería de la guerra fría, con todas las amenazas nucleares involucradas.

Pero luego había ese grupo de Inglaterra que había tomado control, el grupo de Bertrand Russell. Él había muerto, que es la parte buena del asunto, pero su influencia todavía prosperaba. Y los británicos pudieron organizar eso manipulando varias características de nuestros militares. Algunas personas en la industria de defensa decían: Bueno, vas a destruir nuestra postura de defensa si se llega a ese tipo de acuerdo con Rusia. No estaríamos librando la guerra los unos contra los otros. Ni tendríamos un Departamento de Defensa. Parte de eso fue simple avaricia, parte simple avaricia por los contratos de defensa, y dinero, y enriquecerse y así por el estilo.

Y eso siguió. Y Gorbachev, que en realidad era mucho peor, a mi parecer, que su predecesor, realmente era un fanático. Y en verdad pidió mi asesinato. Por los canales de su esposa. Hizo un llamado público para que se me asesinara, para que el gobierno de Estados Unidos me asesinara, y hubo un intento de asesinato en contra mía, por parte de fuentes de Estados Unidos, que vino en respuesta a esa presión de Gorbachev. Así es que el hombre es un bicho malo.

Y pasamos por ese proceso. Pero mientras tanto, la población rusa había sido condicionada por la propaganda de, primero, Andropov, y luego Gorbachev, para creer que eso era una cosa terrible. Pero luego la cosa terrible que yo traté de prevenir, ocurrió. Ocurrió que Rusia fue aplastada. Si Rusia hubiera aceptado eso, y tuvo muchas oportunidades para aceptarlo, incluyendo en 1986, cuando Reagan todavía era presidente. El hizo el ofrecimiento en Islandia. Se pudo haber hecho. La destrucción de Rusia, que fue orquestada principalmente por la monarquía británica, con ayuda del presidente francés, nunca hubiera ocurrido.

Y sin embargo hubo gente necia en Rusia, y existen aun hoy, que pensaban que mi propuesta de la Iniciativa de Defensa Estratégica, fue terrible. Y muchas de las personas que ahora están hablando de lo mismo, es decir, la misma actitud hacia Estados Unidos y su pueblo, y hacia mí también, son los tontos que ejemplifican esas personas en el sistema soviético que, cuando la oportunidad para evitar todo este problema estaba sobre la mesa, con una operación factible, que ahora estamos discutiendo de nuevo con Rusia, implícitamente. Todavía estamos discutiendo la defensa misilística, la defensa de misiles balísticos. Tenemos la amenaza de que Israel lance un ataque en contra de Irán, que podría conducir a todo tipo de infierno. Todavía estamos hablando de defensa en contra de ese tipo de horror, y cómo bregar con él. Sin entrar en un conflicto entre Rusia y Estados Unidos.

Así que lo que tenemos que hacer en la diplomacia, tenemos que entender que la importancia de la soberanía nacional yace en la cultura nacional. En una cultura nacional que contiene los sueños y las historias y el lenguaje y demás, de un estado nacional, de un pueblo. Porque tenemos que unir al pueblo desde su niñez, es decir, cada nación tiene que unirse a través de los niños, la educación, la cultura de los niños de esa nación. Para llevarlos a metas comunes, a fines comunes. Y esa fue una de las discusiones entre Teller y los representantes soviéticos en Erice. Sobre las metas comunes de la humanidad.

Por lo tanto, lo que necesitamos es la soberanía de culturas nacionales. Se necesita el estado nacional soberano, el estado nacional perfectamente soberano, porque tenemos que lograr que el pueblo funcione con una sola voluntad sobre temas decisivos. Y respecto a su propio desarrollo. Pero también tenemos que ser socios. Tiene que haber un sentido de necesidad y camaradería entre naciones que son diferentes. Que tienen costumbres diferentes, y comportamientos diferentes, pero que tenemos metas comunes. Y cuando miramos hacia la Luna, y decimos, bien, tenemos una escasez de helio 3, y si vamos a ir a Marte o algún lugar así, necesitamos helio 3. Y existe allá arriba estacionado en la Luna. Pues tenemos que ir allá y obtenerlo, porque lo necesitamos en la Tierra al igual que en el espacio.

Por lo tanto, necesitamos establecer un proyecto industrial total en la Luna, en que varias naciones participan, comúnmente, y comparten el desarrollo de industrias y facilidades a ese fin. Porque la humanidad tiene una misión común más allá de la Tierra, y más allá de las disputas mezquinas en la Tierra. La humanidad tiene una misión en el universo. Primero en el sistema solar, y luego en el universo.

Y tenemos que tener ese tipo de actitud. Tenemos que tener la alegría de compartir las cosas buenas que creamos. Tenemos que organizar en torno a metas comunes, que toman al niño desde su nacimiento, hasta su muerte, como adulto, y se le da un propósito en el transcurso de su vida, que le da satisfacción en el momento de su muerte, que su vida sigue significando algo, mucho después de que haya muerto, por haber vivido esa vida.

Ése es el tipo de moralidad que debemos tener. Y en economía, a mi manera de pensar sobre economía, es elemental. Uno puede tener disputas con naciones, uno puede tener diferencias, pero también hay que tener a la vez, ya que somos seres humanos, hay que tener objetivos comunes de la humanidad, que se vuelven el patrón para las negociaciones, para los proyectos, para los proyectos compartidos, y para las dificultades entre las naciones. Una intención compartida por toda la humanidad, en términos de lo que le va a ocurrir a nuestra generación cuando muere.

¿Qué tipo de mundo estamos creando? ¿Cuál ha sido el significado de nuestra vida o de nuestra existencia en el momento de nuestra muerte? ¿Somos simplemente algo que se debe tirar al basurero porque morimos? ¿Nuestra cultura es algo que habrá de tirarse al basurero cuando moramos? O debe haber un propósito en la vida que trasciende las fronteras de la muerte, en el sentido de un propósito para toda la humanidad, para que la humanidad pueda, en su alma, mirar hacia atrás y decir: Nosotros ayudamos a hacer esto en nuestro tiempo. Nosotros contribuimos esto. Ahora es bueno, está aquí. Nuestra vida, y las dificultades que padecimos en esa vida, todo eso valió la pena.

Ésa es buena economía.

—————————

Spanish.LaRouchePAC.com  llámenos gratuitamente: 800-959-7266.  Paid for by LaRouche Political Action Committee, LaRouchePAC.com and not authorized by any candidate or candidate's committee