LaRouche denuncia el fraude mediático tras el atentado en Arizona: BERWICK, BLAIR, OBAMA Y HITLER

LaRouche denuncia el fraude mediático tras el atentado en Arizona: BERWICK, BLAIR, OBAMA Y HITLER

10 de enero de 2011 — Lyndon LaRouche denunció lo que calificó de "fraude masivo perpetrado por la mayor parte de la prensa", que pretende culpar a la ex candidata a vicepresidente de EU, Sarah Palin, entre otros, por crear el "clima de odio" que llevó al atentado del sábado 8 de enero en Tucson, Arizona. A unas cuantas horas de que Jared Loughner, de 22 años, iniciara el tiroteo en un acto de campaña de la representante demócrata de Arizona, Gabrielle Giffords, se desató una andanada propagandística en la prensa, encabezada por el diario neoyorquino New York Times, el londinense Guardian, y el comentarista Keith Olbermann de la MSNBC, entre otros, tomando como blanco a Palin y otros críticos de la mentada ley de reforma de salubridad del gobierno de Obama —modelada en las medidas nazis— por ser supuestamente responsables política y moralmente por el atentado.

"La idea misma de que se debe responsabilizar por este crimen a los críticos de la política de eutanasia de Obama, modelada en la de los nazis, es en si misma, criminal. Los hechos básicos, conocidos para cualquiera que quiera mirarlos", explicó LaRouche, "son que el Presidente Obama impuso una dizque reforma de salubridad, manufacturada en Gran Bretaña por sir Donald Berwick y el entonces primer ministro Tony Blair, que tomó como modelo, de modo preciso, el programa T-4 de 1939 de Adolfo Hitler para imponer la eutanasia y el genocidio en contra de segmentos selectos de la población alemana que eran considerados por los nazis 'vidas que ya no vale la pena que vivan'. Los doctores y otros funcionarios Nazis que fueron los autores y ejecutores del programa T-4, que comenzó entre septiembre y octubre de 1939, fueron posteriormente juzgados, condenados y colgados en Nuremberg, por crímenes contra la humanidad".

LaRouche añadió: "¿Cómo se puede criticar a alguien por oponerse a crímenes absolutos contra la humanidad, modelados en el propio programa T-4 de Hitler? Este es el fraude mediático al cual me refiero. El New York Times, el Guardian de Londres, diario de la Sociedad Fabiana, y otros sugieren que es un crimen atacar a quienes perpetran una resurrección de los mismos crímenes de Nuremburg que llevaron a la horca a los doctores nazis después de la Segunda Guerra Mundial. Esa es la mentalidad al interior del gobierno de EU hoy día, así como dentro del Congreso estadounidense. Muestran un afán para cometer esos crímenes de Hitler porque es tan importante para ellos ahorrar dinero para seguir con el rescate de la City de Londres y Wall Street, que la gente tiene que morir, sin ninguna necesidad. Hay algunos elementos de la prensa corrupta estadounidense y británica que dice que quienes condenan el genocidio al estilo de Hitler los están fastidiando".

"Yo no conozco las circunstancias del voto de la representante Giffords a favor del proyecto T-4 de Obamasalud. Sí sé que los congresistas demócratas recibieron una presión enorme por parte de la Casa Blanca y del Presidente Obama personalmente, para aprobar este proyecto de eutanasia. El presidente era plenamente conciente en esta resurrección de medidas Nazis, transmitidas desde Gran Bretaña, donde el N.I.C.E. (siglas en inglés del Instituto Nacional para la Excelencia Clínica y de Salud) de Blair revivió el programa T-4 a través del Servicio Nacional de Salubridad. El actual asesor principal del Presidente Obama en política de salubridad, Donald Berwick, como presidente del Centro de Servicios de Medicare y Medicaid (CMA, por sus siglas en inglés), fue el arquitecto de la resurrección que hizo Blair de la eutanasia hitleriana en Gran Bretaña, y ahora trabaja con el Presidente Obama para imponer medidas idénticas aquí en Estados Unidos, tomando como objetivos a los ancianos, los enfermos crónicos y otros de los más vulnerables entre nosotros".

- Palin en la mira -

LaRouche señaló la rapidez con la cual se puso de blanco a Sarah Palin en la prensa liberal, supuestamente por haber circulado una lista de 20 miembros del Congreso que respaldaron el proyecto de salud de Obama, y consecuentemente fueron seleccionados para derrotarlos en las elecciones de noviembre de 2010. Durante la pelea contra el proyecto de salubridad de Obama, Palin había atacado correctamente del proyecto por promover los "paneles de la muerte" que le negarían la asistencia médica a los ancianos y a quienes tuvieran su vida en peligro, sobre la base de que el tratamiento sería "demasiado costoso". De hecho, el proyecto final aprobado por el Congreso y firmado por el Presidente Obama, creó un Consejo Consultivo Independiente de Pagos (IPAB, por sus siglas en inglés) delegado precisamente con esas facultades de un "panel de la muerte". Sin embargo, la reacción en contra de los "paneles de la muerte" obligó al Presidente a quitar la sección 1233 del proyecto, la cual hubiese establecido la "asesoría para el final de la vida" financiada por el gobierno para los que participan en los programas de Medicare y Medicaid (los programas gubernamentales de salud para los de la tercera edad y los más pobres).

Cuando sir Donald Berwick, el jefe de la CMA del Presidente Obama, intentó reinstituir la sección 1233 con medidas regulatorias, una reacción pública amenazó con la derogación de todo el proyecto de salud de Obama. El Presidente dio marcha atrás a las disposiciones que hubieran creado incentivos financieros para los doctores que restringido el cuidado al final de la vida, y hubiese eliminado categorías enteras de tratamientos para salvar la vida a pacientes con condiciones terminales. La reina Elizabeth II nombró a Berwick como Caballero Comandante Honorario de la Muy Excelente Orden del Imperio Británico, por su trabajo en el propio programa T-4 de Gran Bretaña, el N.I.C.E.

LaRouche concluyó señalando: "Estoy impresionado por la velocidad con la que los conductos usuales de la prensa corrupta aquí y en Gran Bretaña lanzaron su campaña coordinada contra Palin y otros críticos de las medidas del Presidente Obama modeladas en las de los nazis. Es como si hubieran estado esperando que ocurriera precisamente tal incidente atroz, para atacar a quienes critican el intento por revivir la eutanasia hitleriana. Quisiera decir que estoy conmocionado por esta conducta repugnante, pero no lo estoy. El New York Times, respaldado por J.P. Morgan, y el Guardian ligado a la Sociedad Fabiana, tienen un largo historial de apoyo a tales medidas completamente genocidas. El Guardian fue el principal impulsor de Tony Blair, cuando era primer ministro e impuso su programa N.I.C.E. que niega de manera premeditada y selectiva tratamiento médico para salvar la vida por motivos de austeridad únicamente. Entre 1939 y 1945 esos fueron crímenes de Nuremburg, y son crímenes de Nuremberg hoy todavía".

Spanish.LaRouchePAC.com  llámenos gratuitamente: 800-959-7266.  Paid for by LaRouche Political Action Committee, LaRouchePAC.com and not authorized by any candidate or candidate's committee