Obama, Gorbachev y Susan Rice presionan para arrinconar a Hillary Clinton | LaRouche Political Action Committee

Obama, Gorbachev y Susan Rice presionan para arrinconar a Hillary Clinton



11 de diciembre de 2011 — Fuentes bien colocadas en Washington y en Moscú han aportado nuevos detalles sobre cómo ha sido que el Presidente Obama, in colusión con algunos de los peores enemigos de Rusia, arrinconaron a la Secretaria de Estado Hillary Clinton para hacer retroceder las relaciones entre Estados Unidos con Rusia, así como los esfuerzos en marcha para evitar una guerra. El incidente proporciona una prueba inevitable más de que el Presidente Obama está clínicamente demente y que es un agente de la facción del imperio británico que fomenta una guerra mundial, y se le debe destituir del cargo inmediatamente.

De acuerdo a las Fuentes, en las semanas anteriores a las recientes elecciones de la Duma en Rusia, el ex presidente soviético y agente británico Mijail Gorbachev estuvo en contacto telefónico con el Presidente Obama, con la embajadora estadounidense ante la ONU, Susan Rice, y con la presidenta del Instituto Nacional por la Democracia (IND) Madeleine Albright. Apenas a unas horas de que se anunciaron los resultados de las elecciones a la Duma, Gorbachev atacó los resultados y exigió nuevas elecciones, que fue la señal que desató una frenética campaña internacional en contra de Putin y el partido Rusia Unida. A través de la Agencia para el Desarrollo Internacional de Estados Unidos (USAID, por sus siglas en ingles)y de fundaciones privadas europeas y estadounidenses, se han canalizado millones de dólares a Rusia para promover a la oposición (el director de programa de la USAID, Sean Carroll, llegó a la agencia desde el Club de Madrid, la organización de ex jefes de Estado en la que Gorbachev juega un papel protagónico).

Luego, el Presidente Obama el ordenó a la Secretaria de Estado Clinton que emitiera una firme condena a las elecciones rusas antes de que tuviera oportunidad de hablar con su contraparte, el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov. Naturalmente, los rusos respondieron con una crítica a Clinton por disparar sus declaraciones antes de que ninguna de las instituciones supervisoras hubiese emitido ningún informe.

Eso no fue todo. Después de que Hillary Clinton hizo sus comentarios, según se dice el Presidente Obama contactó a la Secretaria Clinton por segunda ocasión, para regañarla por haber sido demasiado suave en sus declaraciones, y para exigirle una declaración mucho más tajante.

El propósito patente era forzar la ruptura del nivel de confianza y franqueza que la Secretaria Clinton ha venido construyendo con sumo cuidado con Lavrov y otros líderes rusos durante los últimos tres años. Afortunadamente, la declaración de LaRouche, titulada "¿El error fue de Hillary? ", se había publicado y circulado ampliamente a nivel internacional, con lo cual se redujo el efecto del plan británico para romper con un canal ruso-estadounidense decisivo para evitar una guerra.

Los nexos personales de Obama con Gorbachev se remontan cuando menos desde el 20 e marzo de 2009, cuando el Presidente Obama se metió prácticamente en un reunión programada originalmente entre Gorbachev y el vicepresidente Joe Biden en la Casa Blanca. El 7 de Julio de 2009, durante su visita a Moscú, Obama se reunió de Nuevo con Gorbachev cara a cara y le pidió consejo para un discurso que estaba programado para dar en una Universidad de Moscú.

En mayo de 2010, Gorbachev lanzó otro grupo de fachada, el Foro Nueva Política, con sede en Luxemburgo, donde comparte el Consejo Directivo con George Shultz y lord Robert Skidelsky (biógrafo de John Maynard Keynes y de sir Oswald Mosley).