Campaña contra la guerra gana terreno en el frente sirio | LaRouche Political Action Committee

Campaña contra la guerra gana terreno en el frente sirio



3 de enero de 2012 — Como resultado de la intervención significativa de Rusia par evitar una guerra, además de las divisiones al interior de la Liga Árabe y la firme resistencia del Pentágono en Estados Unidos a caer en otra intervención militar como en Libia, hay algunos indicios de que las fuerzas encabezadas por Londres que promueven el cambio violento del régimen de Damasco, han sufrido un retroceso y se encuentran en el desespero. Entre los acontecimientos destacados de las últimas 72 horas que muestran esa situación, tenemos:

* El pasado fin de semana en el Cairo, se reunieron los líderes de los dos principales grupos de la oposición en Siria, el Consejo Nacional Sirio (CNS) y el Comité Coordinador Nacional para el Cambio Democrático (CCNCD) y llegaron a un acuerdo que lo llamaron el acuerdo de "las tres no". Los grupos acordaron que no habría ninguna intervención extranjera, no emplear la violencia contra el gobierno de Assad, y no fomentar el conflicto entre las sectas. El documento firmado se presentará a la Liga Árabe, la cual está organizando una convención de la oposición siria para este mes.

* Uno de los signatarios del documento, el lídere del CCNCD, Haitham Manna, dio una entrevista en donde destacó el papel que ha jugado Rusia en la negociación de una solución pacífica a la crisis de Siria, y sugirió que la oposición debería ver h hacia Rusia, China e Irán —en vez de países tan poco confiables como Francia y Gran Bretaña— para garantizar reformas genuinas para el país.

* El domingo 1 de enero, en el marco de una reunión de la Organización de Cooperación Islámica (OCI) que se llevó a cabo en Jeddah, Arabia Saudí, el actual presidente de la OCI, el turco Ekmeleddin Ihsanoglu, declaró que la OCI se opone a cualquier intervención extranjera en la crisis de Siria y exhortó a las partes al diálogo para resolverla, y lo mismo para todos los conflictos de la región del Golfo Pérsico, en especial sobre el Estrecho de Ormuz.

* El diario en ingles Damascus Times informó el 2 de enero que el Presidente Assad dará un mensaje a la nación próximamente, para anunciar cambios en su gobierno al cual se incluirán algunas personalidades de la oposición. Se informa que el Presidente Assad se ha reunido durante los últimos tres días con sus asesores que se han estado reuniendo con personalidades de la oposición para elaborar los detalles del acuerdo.

Una fuente de inteligencia de Estados Unidos que se especializa en los asuntos del Oriente Medio, confirmó que por primera vez se percibe una posibilidad de iniciar un proceso de reforma pacífica en Siria. Dos factores que han contribuido a mejorar las perspectivas de una solución pacífica, señaló la fuente, son la intervención rusa y las divisiones en la Liga Árabe en torno a como proceder. En su evaluación, la situación es aún frágil pero se ve ahora la perspectiva de una "victoria seria para evitar la guerra".

Los británicos no están viendo este cambio con los brazos cruzados. Ya las piezas de los británicos entre los grupos salafistas radicales y los neoconservadore se están activando para fomentar la violencia sectaria. El canal de televisión Barada TV, del notorio Ausama al-Montajed, ha estado difundiendo ataques pesados en contra del acuerdo entre el CNS y la CCNCD, y calificando tanto al gobierno de Assad como a los líderes de la oposición como "kafir" (blasfemos) y promoviendo el cambio violento como el único medio apropiado para derrocar al gobierno sirio. Luego, el diario saudí que se publica en Londres, Asharq al-Awsat publicó una extensa entrevista con el provocador profesional anglosaudita Omar Bakri, quien recalcó que la única opción aceptable es el derrocamiento violento de Assad.

Bakri era el líder de una organización que servía de apoyo logístico y financiero al terrorismo, llamada Al Mujayirún, y en 2007 las autoridades británicas le permitieron escapar a las autoridades estadounidenses que lo tenían incluido en la lista de organizaciones terroristas, y se mudó de Londres a Trablus, Líbano. Al Mujayirún era una de las organizaciones de reclutamiento de terroristas que operaban desde Londres para hacer la guerra Yihad contra Rusia en el Cáucaso.