Mensaje de Año Nueva de Helga Zepp-LaRouche

2 de enero de 2012 – La presidente del partido Buergerrechtsbewegung Solidaritaet (Bueso), Helga Zepp-LaRouche, recibió el año nuevo con el siguiente mensaje a los ciudadanos del mundo.

En lugar de un desplome financiero y guerra mundial:

El desarrollo económico común del mundo.

por Helga Zepp-LaRouche

2 de enero de 2012

Queridos ciudadanos

Les dirijo este mensaje de año nuevo, porque en los otros mensajes que han escuchado provenientes del gobierno, nada hubo que fuera realmente esencial. En el año 2012 enfrentamos dos problemas fundamentales que debemos resolver. El primero: el euro se derrumbó y el sistema financiero transatlántico está al borde de la desintegración inmediata. El segundo: tenemos un grave peligro de guerra, en el cual las operaciones militares contra Siria e Irán podrían conducir a una guerra termonuclear global. Para ambos problemas hay soluciones, pero requieren un cambio de rumbo dramático.

Muchos de ustedes saben o sospechan que el euro fracasó. Incluso el economista en jefe del Deutsche Bank, Thomas Mayer, no le da más tiempo al euro que hasta mayo; pero incluso esto probablemente sea demasiado tiempo, porque Italia no puede de ningún modo cumplir con las demandas que se le han impuesto bajo la dictadura de austeridad de la Unión Europea. Sin embargo, el derrumbe puede llegar incluso antes, en enero por ejemplo. Algunos informes como los provenientes del gobierno británico, el cual evacuará a los ciudadanos británicos del continente en caso de un desplome del euro, son absurdos y cínicos.

Necesitamos una salida ordenada del euro. El pacto con el pueblo debe ser lo primero, y la promesa del bienestar general debe ser la primera prioridad; los salarios, pensiones, ahorros —y no los bancos y los especuladores— serán la prioridad. Por lo tanto, la transición del euro a un nuevo marco alemán debe estar vinculada a la introducción de un sistema bancario separado, basado en la tradición de la Ley Glass-Steagall de Franklin D. Roosevelt. En 1930 él saco a EU de la Gran Depresión con la Ley Glass-Steagall. Lo que necesitamos, por lo tanto, es la separación estricta de los bancos comerciales —bancos de ahorro por un lado, cuyos depósitos y activos se colocarán bajo la protección estatal y que deben ser salvados por completo— de los sectores bancarios conectados a las finanzas tipo casino por el otro lado, tal como los bancos de inversión, los fondos especulativos, y todo ese tipo de entidades financieras especiales, todo el sector de la "banca fantasma". Y naturalmente los instrumentos financieros "creativos" que han inventado, no serán honrados. El principio debe ser: los especuladores están en bancarrota, la gente e instituciones útiles deben ser salvados.

Algunas personas que se hicieron muy ricas a través de la especulación, de repente serán muy pobres, pero, ¿eso que tiene de malo? O se hace esta reorganización, o habrá hiperinflación o un derrumbe caótico. Y en este caso, ya nadie poseerá nada.

El gobierno debe abandonar el euro y los tratados de la Unión Europea, y retomar la soberanía sobre su propia moneda y su política económica, e inmediatamente poner a la disposición del público crédito suficiente en marcos alemanes, a través del banco central, el Bundesbank, que actúe como un banco nacional, o a través de la entidad estatal de crédito Kreditanstalt fuer Wiederaufbau, para proporcionar crédito a la industria, la agricultura y el comercio, así como también para las obligaciones estatales como las pensiones, salud, etc. Se les debe proporcionar crédito adecuado en marcos alemanes a las compañías productivas, a las actividades agrícolas, a las inversiones para el incremento de la productividad de la economía real; todas esas áreas en las que se debe invertir simplemente porque son buenas para la economía. Ésta es la única forma en que podemos restaurar el empleo productivo.

De este modo, sólo tenemos que volver a hacer lo que hicimos durante la reconstrucción después de 1945, con lo cual creamos tan rápido el milagro económico alemán. Y podemos hacer eso de nuevo hoy, con los mismos programas exactamente.

El peligro de guerra

El segundo peligro existencial, es el peligro de la guerra que puede conducir rápidamente a una guerra termonuclear. Esta guerra, que aparentemente es una guerra contra Siria e Irán, pero en realidad está dirigida contra Rusia y China, y otras naciones en Asia, debe detenerse. Su dinámica básica es la misma que la dinámica previa a la Primera Guerra Mundial: en ese momento el imperio británico sintió que su control de las rutas marítimas, para su propio interés, estaban amenazadas por el desarrollo económico continental. Los corredores terrestres de repente cobraron un gran interés a través de la construcción en ese momento de la infraestructura del Ferrocarril Transiberiano y el ferrocarril que se planeaba desde Berlín hasta Bagdad.

En ese momento surgió la doctrina de la geopolítica, de políticos locos tales como Mackinder, Milner y demás. Esta doctrina sostenía que cualquiera que controlara el continente euroasiático, controlaría el planeta, y entonces los países del anillo transatlántico caerían rendidos. Esta doctrina condujo posteriormente a las manipulaciones geopolíticas en el tablero de ajedrez, de las cuales los disparos en Sarajevo sólo fueron la chispa para encender la guerra.

La situación hoy es comparable. China e India se están desarrollando como superpotencias económicas; Rusia hará algo parecido bajo la futura presidencia de Vladimir Putin; mientras que la región transatlántica, la zona del euro, y Estados Unidos, enfrentan el derrumbe.

Esta escalada para la guerra, dirigida en última instancia contra Rusia y China, comenzó con la agresiva guerra contra Libia y el bestial asesinato de Gadafi, cuando ya era prisionero de guerra en ese momento. Y ambas cosas —la guerra agresiva y el asesinato— representan crímenes de guerra bajo la Convención de Ginebra. Esta campaña bélica se supone que continúe con guerras contra Siria e Irán. La amenaza de estas guerras proviene claramente del gobierno británico y el gobierno de Obama. El gobierno de Obama ha formado un grupo especial de guerra que está apoyando a la oposición Siria y está utilizando un escenario de guerra inventado por la británica Sociedad Henry Jackson.

La Sociedad Henry Jackson incluye neoconservadores infames de la era Bush tales como James Woosley, Richard Perle, William Kristol; también al embajador designado por Obama para Moscú, Michael MacFaul. En esta facción británica encontramos entre otros, a sir David Dearlove, director de los servicios secretos británicos (SIS) desde 1999 hasta 2004, el periodo en el que se fabricaron los fraudes que condujeron a la guerra de Irak.

Actualmente en el Océano Índico y al este del mar Mediterráneo, se lleva a cabo la mayor concentración de armas termonucleares en el mundo, en la flota estadounidense y los barcos de guerra británicos que se han reunido allí. La armada iraní está realizando maniobras exactamente en esta región, en el Golfo Pérsico y en el Océano Índico; Rusia también ha enviado barcos de combate a Siria.

La publicación rusa Nezavisimaya Gazeta informó el 15 de diciembre que el Kremlin había sido informado de un inminente ataque israelí contra Irán, en el cual EU intervendría en apoyo de Israel. Desde entonces, Russia Today, otra publicación rusa con alcance mundial, está advirtiendo diariamente que este ataque ocurrirá repentinamente, y de que es posible una guerra total con consecuencias imprevistas.

La movilización contra la guerra

Esta guerra no deber suceder, porque podría conducir a la destrucción total de la raza humana. El movimiento internacional de LaRouche ha estado movilizándose contra este peligro de guerra desde finales de octubre. Fuerzas militares importantes en EU e Israel están tratando de frenar esta guerra. El mundo está reconociendo gradualmente que Obama ha continuado las mismas políticas de George W Bush, sólo que de manera más eficiente y aterradora: guerras agresivas, asesinatos selectos, prisión de ciudadanos estadounidenses sin el debido proceso legal, guerra con aviones robot. Pero si se destituye a Obama del cargo a través de procedimientos de juicio político, esta guerra se puede detener.

Hay una salida. En lugar de lanzar a la humanidad a una Tercera Guerra Mundial de la cual, quizás, no quedará vida humana sobre el planeta, necesitamos un marco de paz para el siglo 21. Rusia y China han decidido avanzar su desarrollo económico a través de inversiones a largo plazo en áreas de alta tecnología: exploración espacial tripulada, energía nuclear de cuarta generación inherentemente segura, el desarrollo de materiales estratégicos en el Ártico, y sobre todo, elevar la calidad de vida de sus poblaciones.

Alemania debe recuperar su soberanía con el marco alemán y un sistema bancario dual; y en lugar de ser rehén y blanco de agresiones en el contexto de la política angloamericana para la guerra, es de su más básico interés propio el sacar al mundo de esta depresión junto con Rusia, China y otras naciones asiáticas.

El destino de la humanidad está en juego. No seas un espectador en este gran drama, ¡ayuda a hacer realidad un mundo de paz!

Spanish.LaRouchePAC.com  llámenos gratuitamente: 800-959-7266.  Paid for by LaRouche Political Action Committee, LaRouchePAC.com and not authorized by any candidate or candidate's committee