El hombre olvidado, y los banqueros olvidados | LaRouche Political Action Committee

El hombre olvidado, y los banqueros olvidados



Por Leandra Bernstein

4 de junio de 2012 — La semana pasada vimos la victoria de Kesha Rogers [1] en las elecciones primarias del 22avo distrito congresional de Texas. Kesha ganó esas elecciones con una plataforma de campaña en la que pedía el enjuiciamiento político a Obama, salvar a la NASA y el restablecimiento de la ley de regulación bancaria de 1933, de Franklin Roosevelt, la ley Glass-Steagall en su forma original. También vimos la semana pasada una efusión de apoyo proveniente de las asociaciones de la banca comunitaria y de banqueros comunitarios del país, a raíz de la movilización vigorosa que han hecho los representantes de LaRouchePAC. Además, la presencia de LaRouchePAC en las convenciones demócratas estatales de Virginia y de Massachusetts, y las convenciones estatales demócrata y republicana del estado de Washington, fomentaron el respaldo creciente a la implementación de la ley Glass-Steagall que se encuentra actualmente en la Cámara de Representantes (HR 1489) y por la salida de Obama de su cargo.

Actualmente hay 63 copatrocinadores al proyecto de ley de Marcy Kaptur, HR 1489, para restablecer la Glass-Steagall [2]. Sin embargo, aparte de respaldarla con sus firmas, la mayor parte de los copatrocinadores no han trabajado para que se apruebe esa ley. En estados y regiones en donde los legisladores que los representan en el Congreso respaldan la HR 1489, los banqueros comunitarios, una base de apoyo importantísima, los que tendrían que implementar directamente esta ley, antes de esta semana que pasó eran completamente ignorantes de que esa existía. Muchos banqueros de la comunidad y asociaciones bancarias de la comunidad que no sabían que se había propuesto un proyecto de ley para restablecer la Glass-Steagall, si estaban familiarizados con la legislación y con los efectos catastróficos de haberla eliminado.

Entre estos estratos el respaldo a la Glass-Steagall es inmenso, como lo es también la decepción y el repudio la ley de reforma financiera Dodd-Frank que favorece a Wall Street. Un banquero comunitario señaló que mientras todos hablan sobre que tan importantes son los bancos comunitarios, no se está haciendo nada por ellos. El Congreso les está haciendo más difícil hacer su trabajo, mientras que hace lo que sea y para mantener la solidez de los grandes bancos.

La asociación de Banqueros de la Comunidad Independientes de América (ICBA, por sus siglas en inglés) ha sido con frecuencia una voz cuerda en un mundo bancario cada vez más insensato. Motivados por el crecimiento de la comunidad, a diferencia de la tasas de interés de dos dígitos de los pagos a los inversionistas especuladores, los bancos de la comunidad trabajan junto con los funcionarios electos localmente, con empresarios, agricultores, y líderes sindicales, para mejorar la estabilidad de las economías locales y regionales. En octubre de 2009, el ex presidente de la ICBA, R. Michael Menzies, atestiguó en una audiencia ante la Comisión de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes a quienes les pidió que consideraran restablecer la Glass-Steagall.

Menzies sugirió que la CBIEU, que se opuso a la eliminación de la Glass-Steagall cuando fue propuesta por primera vez, piensa que el Congreso "debería considerar restablecer la ley Glass-Steagall... A pesar de que teóricamente hay cortafuegos que separan las actividades bancarias comerciales de las especulativas, en momento de mucha presión, es prácticamente imposible mantenerlos por separado. Reinstaurar la Glass-Steagall serviría para reducir los riesgos y para forzar a las instituciones a reducir su tamaño".

Fuera de la ideas usureras de los "instrumentos financieros creativos", tan populares en Wall Street y entre los que presionan a favor de los banqueros en el Capitolio, hay mucha más receptividad a las soluciones financieras verdaderamente creativas. Luego de la respuesta positiva del presidente de una ICBA regional, le hizo llegar a otro miembro importante de esa ICBA una propuesta sobre como recapitalizar a la banca comunitaria bajo un sistema de crédito (distinto a un sistema monetarista), impulsado por el financiamiento al programa continental de infraestructura NAWAPA XXI. La propuesta informal sugiere la posibilidad de que el estado suscriba las acciones de una Comisión NAWAPA XXI. Bajo este plan "los estados podrían suscribir su deuda, o comprar bonos del NAWAPA XXI, y liberar sus libros actuales de los pagos de intereses, mientras que la Comisión podría usar la deuda como capital (puesto que los intereses y el principal eventualmente serían pagados) y utilizar esto para comprar los materiales para las represas, y hacer contratos con los manufactureros de acero, cemento y maquinarias". (Para mas información busca la sección III y apéndice II del Informe NAWAPA XXI, solo en inglés). [3]

El peso de cuatro años de políticas de rescate financiero fallidas se está desplomando, pero ese desplome se puede utilizar para impulsar el surgimiento de un nuevo sistema de organización de las economías nacionales. Esto se siente al nivel estatal y local, como lo informan miembros de LaRouchePAC y de las campañas de los candidatos demócratas larouchistas que asistieron a las convenciones estatales del Partido Demócrata en Virginia y en Massachusetts, como también en la convención estatal demócrata y la convención estatal republicana en el estado de Washington. En este estado, el apoyo para la Glass-Steagall se mostró cuando Dave Christie, candidato al Congreso por el 9o Distrito de Washington, fue invitado a pasar a la tarima para hablar ante la reunión de uno de los comités, en el que el presidente prácticamente le dio todo el crédito por el planteamiento de una resolución a favor de la Glass-Steagall.

Por encima del amplio respaldo a la ley Glass-Steagall en cada una de estas convenciones, ha sucedido un cambio institucional dentro del Partido Demócrata para encajonar a Obama. En Virginia, el senador Jim Webb movilizó a los demócratas en torno a la propuesta que recién introdujo en el Senado, la cual subraya que el Presidente tiene que procurar la aprobación del Congreso antes de involucrar a las fuerzas armadas estadounidenses en operaciones humanitarias. Las políticas abiertamente hitlerianas del Presidente representan el punto de ruptura entre los demócratas y quienes respaldan a Obama, o mejor dicho, la supervivencia de Estados Unidos o su destrucción.

La semana pasada vimos como estos avances políticos fueron catalizados por la amplia movilización nacional de LaRouchePAC por todo el país. La victoria de Kesha Rogers en Texas es un testimonio del éxito de la plataforma política de LaRouche. Esta semana la movilización continúa y se extiende.

LaRouchePAC va a redoblar sus esfuerzos los próximos días y semanas. Te invitamos a que contribuyas y participes en todas las formas posibles para asegurar una victoria para Estados Unidos justo a tiempo.

Ponte en contacto con LaRouchePAC, como voluntario o para dar una contribución financiera.

Llama a LaRouchePAC al 800-929-7566, o manda un correo electrónico a info@LaRouchePAC.com [5]

.Enlaces:

[1] http://kesharogers.com/

[2] http://thomas.loc.gov/cgi-bin/query/z?c112:H.R.1489

[3] http://larouchepac.com/files/20120403-nawapaxxi-forweb_0.pdf/

[4] http://dianesare.com/

[5] mailto:info@LaRouchePAC.com (inglés) o

mailto:preguntas@larouchePAC.com (español)