LaRouche: la imposición de Felipe Calderón podría despedezar a México y EU | LaRouche Political Action Committee

LaRouche: la imposición de Felipe Calderón podría despedezar a México y EU


Envíalo a un amigo

 

LaRouche: la imposición de Felipe Calderón podría despedezar a México y EU

22 de julio de 2006

Lyndon H. LaRouche denunció que el fraude que lleva a cabo en México la pandilla de Felipe Calderón, "quien tiene credenciales fascistas... sinarquistas", representa una crisis que podría "despedazar a Estados Unidos", al igual que a México. El economista y ex precandidato a la Presidencia de Estados Unidos por el Partido Demócrata, hizo la advertencia en. Al abordar el tema de lo que EU "tiene que hacer en el mundo", dijo:

"Tomemos por ejemplo una cuestión concreta, la cuestión de las elecciones en México. Ahora, yo no metí la cuchara en la campaña presidencial en México cuando estuve en Monterrey [en marzo de este año] y fui muy explícito de por qué no. Pero ahora sí estoy metiendo la cuchara en la situación. ¿Por qué? Porque se ha creado un fraude electoral. Tenemos en Estados Unidos una población méxico-americana muy grande, muchos son ciudadanos, muchos no. Muchos legales, algunos no; millones de ilegales también. Los indocumentados de México, en tanto mexicanos, vienen en su mayoría de regiones de México que sufren por la falta de oportunidades provocada por el golpe que dirigió el Gobierno de Estados Unidos contra el presidente [José] López Portillo, en las postrimerías de la gestión presidencial de López Portillo. De allí que ahora tenemos la minoría más grande en Estados Unidos, la méxico-americana, en todas las categorías, ciudadanos y no ciudadanos; el grupo individual más grande. Al otro lado de la frontera tenemos la misma población, principalmente de las regiones agrícolas del norte de México, que ahora es golpeada por esto, y México en su totalidad es golpeado por esto.

"¿Y qué nos va a pasar en Estados Unidos si [se impone] la locura de estas leyes derechistas, estos proyectos de ley sobre la frontera, en combinación con la generación de un conflicto de corte fascista y de inestabilidad en México, más allá de la frontera? ¿Qué pasa al interior de Estados Unidos, eh? Por tanto, nosotros, como ciudadanos estadounidenses, debemos tener una política respecto a México. No es una política partidista, si bien los partidos debieran adoptar una postura al respecto, al igual que otros grupos.

"Tenemos la reacción más fuerte a esto en el estado de California, donde tenemos una gran responsabilidad dentro del Partido Demócrta, un estado donde hay una gran concentración de ciudadanos méxico-americanos, de no ciudadanos, de legales, de ilegales; todo allí. ¡Y muchos de ellos son de las mismas familias representadas en el norte de México! ¿Queremos tener una crisis en el norte de México, con la crisis que ya tenemos aquí en Estados Unidos en términos de las condiciones de vida del 80% de la gente con el ingreso familiar más bajo? ¿Con el ambiente racista que está creando el Gobierno de Bush con este proyecto de ley fronteriza? ¿Quieren eso? Partido Demócrata, ¿quieres eso? ¿Quieres [enajenar] a la minoría individual más grande, ahora que ya enajenastes totalmente a la minoría negra, que se está pasando al bando republicano por el dinero que le ofrecen, eh? ¿Quieres que todo Estados Unidos se despedace desde adentro por tu negligencia respecto a este problema? Porque el Gobierno de Bush ha desempeñado un papel en tomar a un tipo con credenciales fascistas, es decir a Calderón, de la internacional sinarquista, una organización llevada a México desde el cuartel general de los nazis en Berlín, y que es parte de la misma facción que entró en Chile y [perpetró] la operación Cóndor en el Cono Sur con el patrocinio de Félix Rohatyn, George Shultz y Henry Kissinger. ¿Quieres eso?

"Así que ésta es la suerte de problemas que surgen que separan a los hombres de los niños. Los partidos tienen que encarar la realidad sociológica de las condiciones de vida que amenazan a la gran mayoría de nuestra población, y a una gran parte de esa población que llamamos minoritaria. En la medida en que esto afecta las relaciones con otras naciones, especialmente las naciones vecinas, es de importancia decisiva.

"Y cuando un partido falta a su obligación de enfrentar este tipo de problema, tenemos que...por ejemplo, tenemos que lograr la unidad entre los llamados afroamericanos y los hispanos en EU, las dos minorías más grandes de Estados Unidos, en tanto se definen como minorías, para que cierren filas en torno al partido, no por problemas particulares, sino para cuestiones en beneficio de toda la nación. Lo clave de estos grupos, que se tratan como grupos minoritarios, es que son ciudadanos de Estados Unidos, o quisieran hacerse ciudadanos de Estados Unidos. Y, por tanto, nuestra voluntad de permitirles participar de una manera eficiente en definir la política nacional es una prueba de si vamos a seguir teniendo una nación o no, de si vamos a seguir teniendo una república o no".