LaRouche apoya a los gobiernos sudamericanos en la creación del 'Banco del Sur' | LaRouche Political Action Committee

LaRouche apoya a los gobiernos sudamericanos en la creación del 'Banco del Sur'



LaRouche apoya a los gobiernos sudamericanos en la creación del 'Banco del Sur'

2 de mayo de 2007—El economista y ex candidato presidencial estadounidense Lyndon LaRouche apoyó, en un intercambio que tuvo con colaboradores suyos esta semana, las gestiones que se llevan a cabo en Sudamérica para crear un "Banco del Sur" como una nueva institución financiera regional a cargo de los gobiernos de la región. Los ministros de Finanzas de Argentina, Bolivia, Brasil, Ecuador, Paraguay, Uruguay y Venezuela se reunirán el 3 de mayo en Quito, Ecuador para hablar de la formación de dicho banco. "Apoyo sus gestiones para abordar este desafío", dijo LaRouche, "así como los pasos recientes que muchos de estos países han dado para romper con el Fondo Monetario Internacional y sus directrices".

"El presidente argentino Néstor Kirchner ha desempeñado un papel de liderato, tanto en botar al FMI como en formular la propuesta del Banco del Sur, y también Ecuador, Venezuela, Bolivia y otras partes están haciendo cosas interesantes sobre estas cuestiones. Brasil aún está por definirse al respecto. El asunto es que sólo a una institución regida por gobiernos soberanos debe permitírsele generar crédito financiar grandes obras de infraestructura", abundó LaRouche. "Necesitamos invertir en proyectos de tecnología de punta y largo plazo que rindan frutos físico-económicos en un lapso de 25 a 50 años, para beneficiar al continente entero; trenes de alta velocidad, gestión de aguas, energía nuclear y así por el estilo. Por años y décadas mis colaboradores y yo hemos pormenorizado estas propuestas. Ahora es el momento de actuar".

LaRouche añadió: "Las naciones de la región saben mejor cómo hacer las cosas que el FMI y el Banco Mundial. El Banco Mundial debe clausurarse; sus proyectos están diseñados para fracasar y para dejar a los países con la carga de una deuda impagable". George Shultz, el hombre que nos dio al dictador nazi chileno Augusto Pinochet, es un especialista en estas operaciones, señaló. El libro de John Perkins, Confessions of an Economic Hit Man (Confesiones de un sicario económico), es pertinente a este respecto.

"Debe echarse al FMI y al Banco Mundial de cualquier parte de Iberoamérica donde aún funcionen", afirmó LaRouche. "Su método es el robo. Uno no quiere un ladrón en su casa, así que, ¿por qué querrías al FMI y al Banco Mundial en tu país?"