El futuro no se puede determinar con una fórmula o prototipo

2 de enero de 2016

2 de enero de 2015 – En días recientes, LaRouche ha utilizado como referencia el papel de la obra de Filippo Brunelleschi en la creación del Renacimiento italiano, para señalar que el futuro de la civilización humana no se puede crear solo estudiando las ideas del pasado. Más bien, solo se puede crear el futuro mediante el descubrimiento de nuevas ideas que luego forman la base para la renovación de la sociedad.

El Jefe del Estado Mayor Conjunto de Rusia, general Valeriy Gerasimov, escribió un artículo en febrero de 2013, que acaba de publicar la revista del Ejército de Estados Unidos, Military Review, donde dice más o menos lo mismo, aunque restringido al ámbito militar.

"No debemos copiar las experiencias extranjeras ni perseguir lo que hacen países prominentes, sino que los debemos superar y ocupar nosotros posiciones prominentes. Aquí es donde la ciencia militar toma un papel decisivo", escribe Gerasimov en ese artículo. Señala que el destacado académico militar soviético Aleksandr Svechin escribió"es extraordinariamente difícil predecir las condiciones de la guerra. Para cada guerra es necesario elaborar una línea particular en su conducción estratégica. Cada guerra es un caso singular, y exige el establecimiento de una lógica particular y no la aplicación de algún prototipo".

Otro ejemplo de esto es Georgii Isserson, otro académico militar soviético a quien Gerasimov cita en su artículo. Isserson escribió en los años de 1930 cómo estaba cambiando el paradigma militar de la estrategia pre-industrial de Napoleón a la era industrial. "Nuestra época de ejércitos de varios millones de hombres y tecnología militar avanzada es un época de estrategia a fondo y de operación profunda" (a diferencia de la guerra estática de trincheras característica de la Primera Guerra Mundial) escribió Isserson en la introducción de su obra fundamental The Evolution of Operational Art (la evolución del arte de las operaciones) que se tradujo al inglés y lo publicó el Instituto de Estudios de Combate del Ejército de EU, en 2013. "Pero se debe tener en mente el hecho de que analizamos operaciones que nadie ha conducido antes. Nos enfrentamos con métodos específicos de lucha que no se han probado nunca antes en el combate y en las operaciones".

Así como no hay un prototipo para la guerra, no hay un prototipo para el futuro. Este reconocimiento es la diferencia entre el moribundo orden financiero transatlántico, que es en realidad una nueva fase del imperialismo británico, y la dirección que han elegido Rusia y China, y sus colaboradores en el BRICS y demás acuerdos que están en marcha.

Patike