El crac de los bonos chatarra y el colapso económico

22 de diciembre de 2015

22 de diciembre de 2015 — Según lo informó ayer el Financial Times, con base en datos de Merryll Lynch, las olas de retiros de activos de los fondos de deuda chatarra (o "de alto rendimiento") han instigado ahora la primera ola de retiros de los fondos en los mercados de bonos corporativos con calificación de inversión con lo que los mercados crediticios se acercan un paso más hacia el estallido.

En la segunda semana de fuga masiva por aproximadamente $8 billones de dólares que salen de los bonos chatarra, donde han quebrado tres fondos y otros están al borde del precipicio, hubo retiros por $15,100 millones en los fondos de bonos corporativos con calificación de inversión, durante la semana que terminó el miércoles 16 de diciembre. El total de retiros por $15,100 millones de todo tipo de fondos con bonos gravables fue calificado como el mayor retiro desde que una firma llamada Lipper empezó a rastrear esto en 1992. Evidentemente, ese dinero no iba a las bolsas de valores sino a liquidaciones de activos "buenos" para pagar las pérdidas en los "malos".

Las burbujas de la deuda y las crisis en estos mercados no se convierten en cracs sino hasta que provocan la contracción a la economía que las respalda. El desplome del precio del petróleo, aunque se disparó por los juegos de poder de los sauditas hace unos 16 a 18 meses, se ha convertido en una caída del 70% debido a la continua merma de la actividad económica y la demanda global de combustibles fósiles, así como también de muchas otros productos básicos industriales. Ahora la recesión es aguda incluso en la economía "en recuperación" de EU.

El Departamento de Comercio informó el 18 de diciembre que se espera que el total de ventas de las empresas en EU se contraigan en aproximadamente un 4% en el 2015 en comparación con el 2014. Esta es una evolución puramente recesiva; asociada con ésta, hay una tasa de inventario/ventas muy elevada de 1:4; que se ha visto hasta en la industria automotriz, que hasta ahora había sido la empresa campeona solitaria. Y la encuesta sobre la actividad económica de la Reserva Federal de Chicago (una encuesta regional importante, conocida como el Índice de Actividad Nacional Fed Chicago) mostró una contracción económica por cuarto mes consecutivo el 3 de noviembre.

El total de la producción industrial de EU en noviembre fue 1.3% menor comparada con el mismo período el año anterior, información que la Reserva Federal dio a conocer literalmente el mismo día que anunció un alza en las tasas de interés. El ensamblaje automotriz, el "líder de la recuperación", todavía sigue creciendo muy lentamente, aunque se está yendo a los inventarios de los concesionarios que están regresando a los niveles que tenían antes del crac del 2008. Sin embargo, en la parte canadiense de la gran industria automotriz, ya se está viendo una contracción total. El gobierno canadiense anunció que el comercio al por mayor de vehículos automotores y partes cayó (2.1%) por cuatro mes consecutivo en noviembre; el comercio al por mayor en general en Canadá también se redujo, en 0.6%, y esto también por cuarto mes consecutivo. La economía de Canadá ya está oficialmente en recesión.

También se están produciendo devaluaciones fuertes por el desplome de los precios del petróleo. El dólar canadiense se devaluó a 1.42 por dólar estadounidense, un nivel que no tenía desde hace 22 años. La agencia calificadora Moody's degradó a la provincia de Alberta que perdió hoy su calificación crediticia AAA. La moneda de Kazajstán se devaluó casi un 50% en contra del dólar luego de que la dejaron flotar! El rublo está de nuevo en el rango de 70 por dólar, aunque la producción y ventas petroleras rusas están muy cerca de los niveles record.