Lo principal

                                                                                                                                                                                                                                                                                        

A restaurar el principio de progreso; ¡a romper con Obama y garantizar un Año Nuevo!

30 de diciembre de 2015

30 de diciembre de 2015 — Mientras que el día fatal del primero de enero se acerca, la humanidad enfrenta la posibilidad de la extinción, si no por una guerra nuclear provocada por la locura del Presidente Obama con sus amenazas de guerra contra Rusia y China, entonces por la desintegración económica causada por la cobardía del Congreso de EU por no clausurar a Wall Street con una ley Glass-Steagall según el modelo de Franklin D. Roosevelt.

La raíz del problema, insistió Lyndon LaRouche en un diálogo con sus asociados el 28 de diciembre, está en el hecho de que la humanidad ha perdido de vista la ley natural; de hecho, las naciones de la región del transatlántico están cada vez más gobernadas por la ley satánica, la cual crea justificaciones dizque legales para el asesinato en masa, guerras ilegales, crecimiento económico negativo, y para robarse el dinero, la atención médica y hasta los alimentos de la población, a fin de sostener a los bancos quebrados de Nueva York y Londres.

“Hay una cuestión superior aquí, que yo he planteado ocasionalmente, que no se plantea generalmente”, dijo LaRouche. “El problema es que la humanidad no puede realmente hacer la ley. Es decir, el hombre, por su propia autoridad como tal, en términos de los miembros individuales de la sociedad, realmente no hace la ley. Porque la ley es el principio del progreso de la especie humana, y si la especie humana no progresa en su desarrollo y en su realización, entonces se ha violado la ley. Y es ahí donde está el problema.

“Vean las cosas terribles que han sucedido, luego de los varios Renacimientos que han sido aplastados; vean el asesinato en masa de eso. Ahora estamos hablando de un problema de asesinato en masa, ahora mismo. De lo que hablamos es de la política del gobierno de Estados Unidos ahora mismo, al menos bajo el actual Presidente y el Presidente anterior: ¡Asesinato en masa!

“El punto es que la humanidad tiene una ley superior, porque el hombre no es terrícola. La humanidad se basa en un principio, que no es el de los terrícolas. La responsabilidad de la humanidad es desarrollar las poblaciones futuras, que sean más aptas. El supuesto es que cada generación debe avanzar progresivamente, en términos de su ley natural, y la ley natural es el mejoramiento, la autosuperación de la especie humana. Y solamente la humanidad tiene el poder para hacer eso... Y ésa es la ley, ésa es la verdadera ley. La ley técnica, la ley de los libros, la ley por tiras, ésa no es la ley. La ley es que la humanidad tiene que progresar en su naturaleza. Ya sabes, la gente muere; muy bien, correcto. ¿Cuál es la ley? Bueno, ¿lograron producir mejores personas en sus familias? ¿Pudieron progresar sus familias, para pasar a un nivel superior de logros para la humanidad? ¿Acaso no somos responsables para hacernos cargo de cuidar a la galaxia, por ejemplo? ¡Somos responsables!”

Cuando enfrentamos la mayor amenaza a la civilización en la historia moderna, nuestros ciudadanos y todos los ciudadanos del mundo, nos tenemos que imponer esta norma superior, no solo por nuestro propio bien, sino por el bien de la existencia futura de la humanidad. Quienes siguen la ley inferior, la ley satánica, tienen que ser retirados de sus puestos de liderazgo inmediatamente, comenzando con el Presidente Obama.