Arabia Saudita perpetró una ejecución en masa en el Año Nuevo

4 de enero de 2016

4 de enero de 2016 — Arabia Saudita recibió el Año Nuevo con la ejecución de 47 personas el 2 de enero. La mayoría de los ejecutados estaban acusados de ser miembros de al-Qaeda, pero también se ejecutó a un prominente clérigo musulman shiíta, el jeque Nimr al-Nimr, como lo anunció la declaración del Ministerio del Interior Saudita en la televisión estatal.

La ejecución de un clérigo shiíta provocó reacciones muy fuertes entre las comunidades shiítas de Líbano, Yemen, y por supuesto Irán. En Bahrain, que tiene una gran población shiíta, hubo manifestaciones.

El ministro de Relaciones Exteriores de Irán, Hossein Jaber Ansari, denunció al gobierno de Riad por su hipocresía. “El gobierno saudí apoya a los terroristas y a los extremistas takfiri [sunnitas radicales], mientras que ejecuta y suprime a los críticos dentro del país”, dijo a la agencia de noticias del Estado iraní, según la reseña del diario londinense Guardian.

El Consejo Islámico Shiíta de Líbano calificó a la ejecución como un “error grave” y el movimiento Houti de Yemen lo calificó de una “flagrante violación a los derechos humanos”.

El ayatolá iraní Ahmad Khatami declaró a la agencia noticiosa Mehr: “No tengo duda de que esta sangre pura manchará el cuello de la Casa de Saud y los eliminará de las páginas de la historia. El crimen de ejecutar al jeque Nimr es parte de un patrón criminal de esta familia traicionera... Es de esperar que el mundo islámico alce su clamor y denuncie a este régimen infame, como les sea posible”.

La declaración del Ministerio del Interior saudí justificó las ejecuciones citando al Corán. El Gran Mufti saudí, jeque Abdulaziz Al al-Sheikh, apareció en la televisión poco después de las ejecuciones para calificarlas de justas. Pero ya empezar el año nuevo con 47 ejecuciones promete romper el récord en 2016; en todo el 2015 hubo 157 ejecuciones.

Best Halloween Candy , Healthiest Halloween Treats