EU esgrime sable nuclear contra Corea del Norte

11 de enero de 2016

11 de enero de 2016 — Un bombardero estadounidense B-52 sobrevoló Corea del Sur en pleno mediodía este domingo 10, escoltado por dos F-15 surcoreanos y dos F-16 estadounidenses. Las reseñas de la prensa occidental dicen que la aeronave tiene "capacidades nucleares", pero la cobertura del Korea Herald dice que el bombardero transportaba de hecho misiles nucleares y bombas "destruye bunkers" que tienen la capacidad de bombardear las instalaciones subterráneas de Corea del Norte.

En cualquier caso, Estados Unidos ha declarado que el vuelo fue "una demostración de resolución". Aunque todavía no se tiene ninguna respuesta de Pyongyang, ciertamente tomaron nota de que el B-52 es una aeronave con capacidades nucleares y se interpreta como una amenaza. Cualquier indicio del poder nuclear de EU enfurece a Pyongyang, que vincula su procura de armas nucleares a lo que ellos ven como maniobras respaldadas con armas nucleares en el pasado por parte de Estados Unidos para derrocar a sus gobiernos, con referencias constantes a la vasta destrucción del país con los bombardeos estadounidenses durante la guerra de Corea.

Mientras tanto, el ministro de la Defensa de Corea del Sur, Han Min-Koo, le dio instrucciones al comando de misiles de las fuerzas armadas para que respondieran "rápida y certeramente" si Corea del Norte hacía cualquier provocación después de la nueva prueba nuclear, dijo el domingo el Ministerio de la Defensa Nacional.

El propio Kin Jong Un, caracterizó la prueba nuclear como una medida "defensiva". "Es un derecho legítimo de un estado soberano, que nadie puede negar" dijo. "La prueba de una bomba de hidrógeno, llevada a cabo al inicio del año cuando se celebraría el 7mo Congreso del Partido de los Trabajadores de Corea, es una medida de autodefensa para proteger estrictamente la independencia del país y el derecho a sobrevivir de la población en contra de la amenaza de guerra nuclear por parte de Estados Unidos y los imperialistas, y para garantizar la paz en la península coreana y la seguridad regional".

Se informa que un alto funcionario del Partido Comunista de Corea del Norte, no identificado, advirtió que el reinicio por parte del Sur de transmisiones de propaganda (que, además de propaganda en contra del Norte incluye buena dosis de la llamada música K-pop), junto con las pláticas entre Washington y Seúl sobre la posibilidad de desplegar bombarderos nucleares en el Sur, han empujado a la península de Corea al borde de la guerra. Aunque parece que este tipo de declaraciones no son inusuales por parte de Corea del Norte, la situación global actual las vuelve más realistas que nunca.