El alud financiero continúa

12 de enero de 2016

12 de enero de 2016 — Desde el primero de enero, que marcó el punto de inflexión con la orden de implementar los “rescates internos bancarios” en toda Europa, el viernes 8 siguió marcado por la volatilidad más extrema en los mercados de divisas y con informes alarmantes sobre la ausencia de comercio marítimo mundial y embarques por mar.

El lunes en la mañana se produjeron en los mercados asiáticos movimientos extremadamente volátiles en las divisas, después del desplome de las bolsas de valores en los reinos de jeques petroleros en el Golfo el domingo. El yuan chino se desplomó abruptamente y luego de varias maniobras y fuertes intervenciones del Banco Popular de China se logró regresarlo a su nivel anterior; el yen japonés se revaloró drásticamente de 121 por dólar a 116 por dólar en la mañana; el rand sudafricano cayó un 10%. Después los préstamos interbancarios entre los principales bancos de Hong Kong prácticamente se paralizaron en la medida en que la tasa de dichos préstamos se remontó de 4% a 13.5%. Las bolsas de valores de Asia y Europa de nuevo tuvieron grandes pérdidas, en tanto que los mercados de Wall Street lograron nivelarse con las uñas.

El caso del tráfico marítimo causó verdadera alarma ya que el comercio mundial ya se había venido reduciendo durante seis meses. El famoso Índice Baltic Dry —una compilación diaria del Baltic Exchange con sede en Londres, que cubre precios de carga transportada como carbón, granos y mineral de hierro— cayó al nivel más bajo que se tenga registrado en la historia equivalente a solo una treintava parte de su nivel pico en el 2008. Luego la “Superestación95” de Nueva York, 95.1 FMI, subió a su página electrónica un registro del tráfico de carga en el Océano Atlántico tomado de MarineTraffic.com. No había nada. Mostraron cientos de embarcaciones de transporte de carga atracadas en un sin fin de puertos en ambos lados del Atlántico. Ninguna de ellas tenía el aviso de “en marcha”. Se dice que ésta es la primera vez que esto ocurre en la historia reciente.