El grave peligro inmediato de un genocidio

15 de enero de 2016

15 de enero de 2016 — Estados Unidos y el mundo entero enfrentan un grave peligro inmediato. El mensaje de Obama sobre el Estado de la Unión demostró que el individuo está completamente fuera de control, señaló Lyndon LaRouche ayer. El discurso fue todo un fraude y cualquiera que acepte las mentiras de Obama está abriendo las puertas para la destrucción total de Estados Unidos. A nombre de los británicos, Obama está listo para hacer estallar a Estados Unidos por completo. Esa es una opción inmediata. La cuestión de Wall Street es realmente un pretexto para el hecho de que están preparando a Estados Unidos en su conjunto para un genocidio. Esa es la política británica de genocidio, y el Papa ha sido embaucado por completo a favor de este plan genocida británico.

No es solo Obama quien está perpetrando la matanza; Obama es solo el perro de cabeza. Son los británicos, el imperio británico.

Y por supuesto, la gente está asustada; quizás no estén lo suficientemente asustados. Pero de cualquier modo, tenemos que decir lo que tenemos que decir.

Este es el secreto de la conferencia COP21 sobe "cambio climático" de París en noviembre y diciembre pasados, con la participación de unas 50,000 personas en representación de 196 naciones. Pero no se pudo acordar ningún acuerdo obligante. ¿Cuál fue su propósito entonces? Fue la declaración de intención de un genocidio. Fue el llamado a las tropas para la "gran matanza" programada. Fue la Danza de la Muerte.

Y esa encíclica del Papa en mayo de 2015, donde se hace un llamado para sacrificar a la humanidad en aras del "clima", fue exactamente lo mismo. Este Papa ha caído bajo la dirección y control británico. Le están utilizando para la operación genocida de los británicos. Comete delito.

Los ataques terroristas a nivel mundial a manos del engendro británico-saudí, el Estado Islámico de Iraq y Siria (EIIS), es la misma cosa, como en París, en California y ahora en Yakarta, Indonesia. Este último, fue el primer ataque del EIIS en el Sudeste de Asia. El bombazo del martes 12 de enero en Estambul, Turquía, cuyo gobierno controlado por la Hermandad Musulmana es amigo del EIIS, fue especialmente tenebroso. Las víctimas fueron turistas alemanes, y los medios informativos alemanes han expresado dudas sobre lo que dice el gobierno turco de su investigación al respecto. La televisión alemana dice que "no hay evidencia" de que el gobierno turco haya matado a 200 militantes del EIIS al otro lado de la frontera como represalia.

El ímpetu del genocidio está dirigido de lleno a la región transatlántica. Pero con este va la amenaza británica de destruir Asia mediante la guerra. Eso es lo que está haciendo Obama en el Pacífico occidental, y Rusia entiende esto plenamente.