Debemos modernizar nuestra forma de pensar no nuestras armas nucleares

30 de enero de 2016

30 de enero de 2016 — Jonathan Marshall, investigador independiente con sede en California que a menudo escribe para Consortium News, argumenta en un artículo del 23 de enero que "un riesgo mucho mayor para la seguridad global" que cualquier cosa que esté haciendo Rusia "es el mentado programa de 'modernización' nuclear del gobierno de Obama, que promueve el Pentágono al mismo tiempo que los asesores políticos satanizan incesantemente a Rusia como la principal amenaza para Estados Unidos y sus aliados". Destaca, como otros lo han hecho, no solo las proyecciones de costos enormes del nuevo programa de Obama sino también el peligro de crear armas que sean más utilizables.

"Un elemento común, si bien disfrazado, de estos programas de 'modernización' es su capacidad de hacer el 'combate de una guerra ' nuclear algo más factible, no menos factible, al aumentar la flexibilidad de ataque de estas armas y, en algunos casos, reducir su potencia de forma tal que se parecen mucho más a las armas convencionales grandes que a las nucleares de antaño de todo o nada" escribe Marshall, en relación a los B61-12 y los nuevos misiles crucero. Esto crea el riesgo, argumenta, no solo de una guerra nuclear planeada sino de un "intercambio nuclear no planeado desatado por una falsa alarma en una atmósfera de mutua paranoia ", dado que tanto Estados Unidos como Rusia tienen cientos de armas nucleares en alerta instantánea, en posición de "lanzamiento ante advertencia".

Marshall plantea que el programa de armas nucleares de EU debe enfocarse en reducir el riesgo de un intercambio nuclear, en vez de desarrollar nuevas tecnologías que vuelven más probable una guerra nuclear. "Nuestra tarea de seguridad más importante es modernizar nuestra forma de pensar sobre las armas nucleares no nuestra tecnología de armas nucleares", concluye.