Senador Murphy ataca a los saudíes por exportar el wahabismo extremista y apoyar al terrorismo; pide restringir ventas de armas

1 de febrero de 2016

1 de febrero de 2016 — El senador demócrata por Connecticut, Chris Murphy, lanzó una crítica furiosa a Arabia Saudita en su discurso ante el Consejo de Relaciones Exteriores ayer en donde hizo un llamado a poner en tela de juicio las relaciones entre Estados Unidos y Arabia Saudita debido al apoyo del reino saudita al terrorismo, su violación de los derechos humanos y su exportación del wahabismo que siembra el odio.

"La verdad incómoda es que con todos los aspectos positivos de nuestra alianza con Arabia Saudita, hay otro aspecto de Arabia Saudita que ya no nos podemos dar el lujo de ignorar en la medida en que nuestra lucha en contra del extremismo islámico se vuelve más complicado y más enfocado", dijo. "Estados Unidos debería suspender su apoyo a la campaña militar de Arabia Saudita en Yemen, por lo menos hasta que nos garanticen que esa campaña no es una distracción del combate al Estado Islámico (EI o EIIS) y al-Qaeda y hasta que hayamos hecho algún avance sobre la exportación saudí del wahabismo".

Murphy resaltó que hay unas 24,000 madrazas (escuelas que enseñan el Islam) financiadas por los saudíes que "enseñan una versión del Islam que lleva muy sutilmente a una militancia contra los chiítas y contra Occidente".

"Otros gobiernos y otras ramas del Islam con menos financiamiento no pueden seguirle el paso al tsunami de dinero tras esta exportación de la intolerancia" agregó.

En octubre de 2015, Murphy había logrado suspender las exportaciones de equipos militares a Arabia Saudita debido a que el material enviado por Estados Unidos se empleaba en Yemen en donde los saudíes eran responsables por cientos de muertes de civiles, incluyendo niños y personal médico. Aunque después lograron levantar esta suspensión, el Huffington Post informó que Murphy está exigiendo que el "Congreso no debe aprobar ni una sola venta militar más de Estados Unidos a Arabia Saudita" hasta que EU reciba garantías de que no se van a utilizar las armas en contra de civiles.