Obama sabotea los esfuerzos de paz de Kerry

3 de febrero de 2016

3 de febrero de 2016 — Obama y sus controladores en Londres sabotean cada vez más al secretario de Estado de EU, John Kerry, en sus esfuerzos por evitar o parar guerras regionales y una potencial guerra global contra Rusia.

Incluso en el momento en que se estaban celebrando las pláticas de paz en Siria el lunes 1 de febrero en Ginebra, en gran parte gracias a la colaboración de Kerry y el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov —como sucedió en el acuerdo sobre Irán—, Obama maniobró para hacer que el propio Departamento de Estado de Kerry agregara cinco nombres más a la mentada lista Magnitsky, una lista de individuos rusos sancionados debido a supuestas violaciones a los derechos humanos. Las autoridades rusas han destacado que desde que Obama firmó la Ley Magnitsky en el 2012, se lanzó la actual confrontación de Estados Unidos contra Rusia, mucho antes de las crisis en Ucrania y Siria.

Esta provocación de Obama, el asesino, en contra de Putin, se produjo solo unos días después de que el Departamento del Tesoro publicara un ataque personal burdo en contra de Putin acusándolo de “corrupto” y de que se diera a conocer en Londres un informe sobre la muerte de Litvinenko en 2006, donde se dice que es “probable” que Putin lo hubiera ordenado. Fuentes de EIR han indicado que este informe fue elaborado por el mismo equipo que “investigó” el asesinato de David Kelly (el inspector de armas en Iraq que había filtrado que ahí no había armas de destrucción masiva) y que concluyó que había sido un suicidio.