Gen. McCaffrey advierte de las graves consecuencias del acuerdo de Obama con las FARC

8 de febrero de 2016

8 de febrero de 2016 — El general (r) Barry McCaffrey, ex zar de las drogas estadounidense durante la Presidencia de Bill Clinton, dijo el 3 de febrero, que estaba muy preocupado por el acuerdo que había orquestado personalmente Barack Obama con el cartel del narcotráfico de las FARC, en colaboración con el Presidente de Colombia, Juan Manuel Santos.

Como informó PRNewswire, McCaffrey señaló que la celebración del XV aniversario del "Plan Colombia', el 4 de febrero pasado en la Casa Blanca, demostró el éxito de este. El Plan Colombia fue el programa formulado personalmente por McCaffrey, y sobre el cual se coordinó muy estrechamente con las fuerzas armadas colombianas y con líderes civiles para acabar con las narcoterroristas FARC, y restaurar la estabilidad en el país. "La cooperación con el gobierno colombiano hizo posible reducir enormemente el tráfico de cocaína a Estados Unidos, reducir la delincuencia, y mejorar la estabilidad en Colombia', subrayo McCaffrey.

Pero con los acuerdos pendientes con las FARC, que se firmaran tentativamente en marzo, el general McCaffrey afirmó que teme que esto le permitirá a las FARC "mantener o incrementar la producción de cocaína y heroína, mitigar las restricciones de tránsito y la policía, mantener enormes ganancias para las FARC, empeorar la crisis de heroína en nuestro país, amenazar la seguridad de Colombia y aumentar el abuso de las drogas en Estados Unidos". Consideren que la mayoría de la heroína que actualmente entra a Estados Unidos, viene de México o de Colombia, no de Afganistán.

Los temores de McCaffrey son justificados. La herramienta británica que es Obama, cuya política de legalización de las drogas ha sido el instrumento de la destrucción de la población, en especial de los jóvenes de Estados Unidos, ha supervisado personalmente las negociaciones con las FARC. Obama mandó a su enviado especial, Bernard Aronson, un ex funcionario del Departamento de Estado, y que actualmente es un ejecutivo de un fondo de inversiones especulativas, para participar en las negociaciones en la Habana, Cuba, con los líderes de las FARC. Según el diario The New York Times del 5 de febrero, Aronson jugó una papel decisivo en hacer avanzar las negociaciones cuando "había el peligro de que se estancaran'.

¿Quién es Aronson? Fue Asistente del Secretario de Estado para los Asuntos Interamericanos durante la Presidencia de George H. W. Bush, y estuvo involucrado en la invasión a Panamá en 1989; respaldo firmemente el tráfico de drogas de los Contras de Nicaragua, a quienes el llamaba "guerreros de la libertad' en contra de la expansión soviética.

Las FARC han cometido atrocidades espantosas en Colombia. ¿Y qué? Al hablar de su papel en las pláticas de paz en la Habana, Aronson le dijo al New York Times que su estrategia fue "simplemente tratar a los negociadores de las FARC con respeto, rompiendo con el estereotipo del imperialista arrogante".