Kerry culpa a la oposición por el colapso de las pláticas en Ginebra

8 de febrero de 2016

8 de febrero de 2016 — Según un informe que publicó ayer el portal electrónico Middle East Eye el secretario de Estado de EU, John Kerry, cuando se le preguntó en privado, culpó totalmente a la delegación de la oposición siria, patrocinada por los saudíes, por el desplome de las pláticas de de paz en Ginebra la semana pasada. El encuentro que cubre el Middle East Eye ocurrió durante una recepción en la conferencia de donadores en Londres en donde dos trabajadores humanitarios (no identificados) confrontaron a Kerry, quejándose de que Estados Unidos no estaba haciendo lo suficiente para proteger a los civiles sirios. "Básicamente, dijo que fue la oposición la que no quiso negociar, no quisieron que hubiera un alto al fuego y abandonaron las pláticas", dijo uno de los activistas humanitarios. Se dice que Kerry dijo: "¿Qué quieren que haga? ¿Irme a la guerra con Rusia? ¿Es eso lo que quieren?". Ambos trabajadores humanitarios dijeron que Kerry les dijo que esperaba unos tres meses de bombardeo durante los cuales "se va a diezmar a la oposición".

Kerry dejó entrever esto en sus comentarios en el Departamento de Estado el 5 de febrero (a la vez que repitió la línea de Obama de que la ofensiva ruso-siria tiene que parar) donde dijo que Rusia e Irán apoyan ambos el cese al fuego pero "hasta este momento, no tenemos ese pleno reconocimiento" de todas las otras partes en la mesa de negociaciones. También dijo que no se le va a poner fin al combate "abandonando la mesa de negociaciones o no comprometiéndose", en referencia al hecho de que las fuerzas de oposición vinculadas a los saudíes abandonaron las negociaciones de paz.

Otra fuente del Middle East Eye, que sostiene haber fungido como canal extraoficial entre Assad y el gobierno de EU, dijo que Kerry le había hecho saber al Presidente sirio Bashar al- Assad en octubre, que Estados Unidos no quería sacarlo del cargo. Más bien, alega la fuente, Kerry insistió en que Assad dejara de usar bombas cañón, que aterrorizan a la población civil. La fuente alega que Kerry dijo que si Assad dejaba de usar bombas cañón, Kerry podría "pasar el mensaje" al público, dijo la fuente. Supuestamente, Assad le respondió a Kerry que, a cambio, Estados Unidos tenía que "dejar de respaldar a los rebeldes", dijo la fuente.