El Equipo de Rescate de Hundimientos, en acción sobre el Deutsche Bank

13 de febrero de 2016

12 de febrero de 2016 — En la medida en que salen a la luz más problemas para el Deutsche Bank, se están desplegando varios agentes para que "traten de convencer a los mercados": el exdirector de Morgan Stanley, John Mack, anunció que el gobierno de Alemania nunca permitirá que se hunda el Deutsche Bank, y el BCE (Banco Central Europeo) no negó los rumores filtrados por una plataforma de transacciones de que el BCE está preparado para comprar acciones bancarias como parte de su programa de EC (emisión cuantitativa).

Las acciones del Deutsche Bank se hundieron de nuevo ayer, luego de que conocedores filtraron internamente, el Deutsche Bank ha reducido el valor del Postbank de su valor nominal de 4,500 millones de euros a 2,800 millones de euros. Postbank está a la venta pero ha sido muy difícil encontrar algún inversionista, en particular ahora, que lo compre al precio que le ha fijado el Deutsche Bank.

Es más, analistas de Morgan Stanley también pronosticaron otros 3,900 millones de euros en cargos en el 2016 y 2017. "Es también posible que el litigio no pudiera resolverse sino hasta el 2017, lo que acarrea incertidumbre sobre las acciones" dijeron los analistas.

Desafiando la realidad, el exdirector de Morgan Stanley, John Mack, dijo en entrevista con Bloomberg que los inversionistas deben tener confianza en que el Deutsche Bank hará sus pagos a los intereses sobre la deuda (en particular se refieren a los CoCos, o bonos de contingencia convertibles). "Yo no tengo ninguna duda de que vale absolutamente cada centavo. Esa idea que escuché ayer, la posibilidad de que no hicieran los pagos sobre los intereses, es simplemente absurda. El gobierno no dejará que suceda".

Luego Mack hizo un llamado al banco central alemán, el Bundesbank, para que haga una declaración en apoyo al Deutsche Bank.

En acontecimientos relacionados, una plataforma de transacciones llamada LiveSquawk informó que el BCE estaría listo para comprar acciones bancarias como parte del programa de EC. Aunque el BCE no ha negado o confirmado esto, cabe señalar que ese rumor de un cambio estratégico empieza cuando el corazón del sistema bancario alemán está bajo estrés.