¿Está reconsiderando el New York Times su apoyo a Hillary?

3 de marzo de 2016

3 de marzo de 2016 — El New York Times, que apoyó la candidatura de Hillary Clinton para la Presidencia en enero, antes de las primarias de Nueva Hampshire, publicó un devastador informe documental sobre el papel central de Clinton en la decisión de derrocar al jefe de Estado de Libia, Muammar Gadafi, su asesinato y de los horrores que le siguieron. El amplio informe, que se basa en entrevistas a más de 50 funcionarios actuales y ex funcionarios del gobierno de Obama y otros personajes de reconocida prestancia, deja en claro que Hillary Clinton fue el factor “que inclinó la balanza” en la decisión de bombardear a Gadafi y en última instancia desatar el caos por toda África. El ex secretario de la Defensa Robert Gates, quien renunció a su puesto en el gobierno y rompió con Clinton por la operación de cambio de régimen en Libia, dejó en claro que había sido la intervención personal de Hillary la que había inclinado la decisión a favor de la guerra.

En un segmento devastador sobre el fracaso de la diplomacia anterior a la guerra, el Times relata que muy al principio de la campaña de bombardeo, el contraalmirante estadounidense retirado, Charles Kubic recibió un comunicado de un representante de Gadafi, en donde proponía un cese al fuego de 72 horas, durante el cual Gadafi estaba dispuesto a negociar su partida del poder y ponerle fin a la lucha en torno a Bengasi. Resulta que Gadafi anteriormente había hecho contacto con el gobierno de Obama a través del general Wesley Clark y hasta de Tony Blair, con la intención de llegar hasta la secretaria de Estado Clinton para que parara la guerra. Todos los esfuerzos fueron rechazados. Gadafi fue asesinado y Libia descendió en un caos generalizado, y todo el armamento que quedó en los campos devastados inundó el mercado negro como no se había visto desde la época de Vietnam.

Los asesores del departamento de Estado de Hillary Clinton, entre ellos Ann-Marie Slaughter, reconocieron que Clinton siempre estaba a favor de hacer de más, que hacer de menos. Libia fue el caso más claro de este perfil de lanzarse con todo sin pensar, en donde se inició una guerra con base en alegatos fraudulentos de que era una intervención humanitaria para evitar un derramamiento de sangre en Bengasi, en vez de las verdaderas intenciones: un sangriento cambio de régimen y el asesinato de un jefe de Estado, quien había desmantelado su arsenal de armas de destrucción masivas y era un aliado importante en la lucha en contra de al-Qaeda y otras fuerzas yihadistas, las cuales actualmente controlan buena parte del país.

Lyndon LaRouche comentó durante el diálogo con el Comité Político de LaRouche PAC el lunes 29 de febrero, que el relato del Times aporta un cuadro completo y espeluznante del papel de Hillary Clinton, como no se había concentrado nunca antes en un solo lugar. Lo calificó de “horrible, malvado, impresionante. Hillary Clinton representa la realidad del principio de asesinatos de Obama”. Agregó que el perfil del Times nos lleva al núcleo del problema: “¿Quién es la verdadera Hillary? ¿Qué nos quieren vender?”. En efecto, la secretaria Clinton fue la autora del programa de asesinatos de Obama. Todo esto se remonta hasta las elecciones presidenciales primarias en el 2008. Después de que Obama ganó las elecciones, “entró ella y le hizo el trabajo sucio a Obama”.