Los productores de petróleo del mundo discutirán sobre la oferta... en Moscú

10 de marzo de 2016

10 de marzo de 2016 – Cuando el Presidente de Rusia Vladimir Putin no está trabajando para componer las guerras de Obama en el Medio Oriente, parece ser que aprovecha sus ratos libres para componer los mercados petroleros mundiales. Luego de dos meses de esfuerzos diplomáticos callados pero decididos y un acuerdo preliminar con Arabia Saudita, el flanco petrolero de Putin se está volviendo cada vez más público. La cadena televisiva CNBC-TV informó ayer que el 20 de marzo Rusia va a ser anfitriona en Moscú de una reunión de los principales productores de petróleo tanto dentro como fuera de la OPEP (excepto Estados Unidos) para "discutir un congelamiento de la oferta, le dijo un funcionario petrolero iraquí al periódico estatal Al-Sabah".

Rusia no es país miembro de la OPEP, la Organización de Países Exportadores de Petróleo, aunque sus ingresos por exportaciones petroleras si tienen un papel destacado en los ingresos generales del gobierno.

Ya se escuchan muchos gritos de fuentes como el sitio ZeroHedge.com, periódico Telegraph y la BBC de Londres, de que "Putin está tomando control de la OPEP" o que "Putin se está haciendo cargo de una OPEP nueva y más grande". ZeroHedge.com escribió de nuevo ayer, que el "congelamiento en la producción" de Rusia es un fraude, desde su punto de vista, y que la demanda de petróleo de China muy pronto se va a reducir, etc.

Pero de hecho, Asia ha sido en los dos últimos años la única fuente que ha aumentado su demanda de petróleo, y mediante sus acuerdos con China, Rusia ha aumentado la porción de petróleo que va hacia Asia.

Los precios del petróleo se han estabilizado y han aumentado gradualmente desde que empezó la iniciativa de Rusia a fines de enero. Hoy se acerca a los $38 dólares por barril para el West Texas Intermediate, desde el desplome que tuvo a principios de febrero de $26 por barril, cuando todos los analistas de Wall Street pronosticaban un nivel de $20 o incluso de hasta $10 dólares por barril de petróleo.

La iniciativa ha contado con el hecho de que la producción de petróleo esquisto bituminoso en Estados Unidos se ha venido reduciendo en casi un millón de barriles al día hasta ahora. Por onceava semana consecutiva, se ha reducido el número de plataformas petroleras en EU (8 menos esta semana hasta sumar solo 392, de más de 1,800 hace dos años). Esta es la primera reducción por debajo de los 400 pozos petroleros desde diciembre del 2009. El total de los pozos petroleros y de gas se redujo a 489 la semana pasada, solo una más que el nivel histórico más bajo que se vio en abril de 1999.